Los bebés alimentados con leche materna no necesitan agua

Tagged Under : , , , ,

El DesteteSabías que no es necesario darle agua a un bebé que sólo toma leche materna. La leche materna está compuesta por 87 por ciento agua y 13 por ciento sólido. Entonces, ¿Para qué más agua?

No agua en los primeros días de nacido: Inclusive en los primeros días de nacido cuando a la madre solo le sale el colostrum el bebé no necesita tomar agua. Con tomar colostrum se mantendrá completamente hidratado (esto por supuesto asumiendo que el bebé está comiendo correctamente)

No agua para bebes
No agua hasta los seis meses: a los bebés que sólo toman leche materna se les comienza a dar agua una vez que comiencen con las comidas sólidas o un poco antes para que se acostumbren y aprendan a tomarla. Unas dos semanas antes de que planees comenzar con los sólidos (por lo general alrededor de los seis meses) puedes empezar a ofrecerle a tu bebé un pequeño vasito con tapa con pedacitos de hielo (no agua con hielo) para que no les salga mucho líquido y se atore cuando chupe. La idea de los hielitos es que se vayan derritiendo poco a poco y les salga agua de a poquito. Además, les divierte el sonido de los hielos en el vaso cuando lo mueven. Esta es una forma en la que aprenden a tomar con vaso de una vez (sin pasar por tetero o biberón) y desde bien pequeños.

No agua para bebes 3
No agua aunque haya mucho calor: aunque haya mucho calor y pienses que tu bebé esta sediento y acalorado es suficiente con que le des leche materna. No tienes que darle agua y mucho menos jugos u otras bebidas refrescantes. Si hace mucho calor dale leche materna con más frecuencia. Una gran cantidad de estudios han determinado que los bebés alimentados exclusivamente con leche materna no necesitan agua. Los estudios se han hecho en sitios muy calientes y húmedos y calientes y secos.

Ser un buen padre

Tagged Under : , , , , , ,

Un día de paseo en canoa

Un día de paseo en canoa

Ya se que el día del padre pasó hace ya algún tiempo pero nunca es tarde para publicar lo que escribí para ese día.  Además,  son pensamientos y sugerencias que no caducan entonces porque no compartir esta pequeña guía del buen padre. La verdad, es del buen padre y la buena madre.

Comparte con tus hijos  

Si compartes con tus hijos tienes mucho más posibilidades de ser un buen papá. Está ahí cuando se les cae un diente, cuando metan un gol en el partido de futbol, cuando quieren jugar al escondite, cuando se dan cuenta de que ya saben leer,  cuando necesitan contarle a alguien lo que les pasó y quizá un hombro disponible para echar una lagrima.  Si estás ahí cuando te necesitan y cuando no, ya estás siendo un gran padre.

Demuéstrales tu amor

Si tú realmente quieres a tu hijo él/ella lo sabrá. Lo sabrá por tus miradas de alegría al verlo al amanecer, por el abrazo de buenos días que le das, porque le lees libros, porque juegas con él/ella,  porque te ríes con él/ella, porque sonríes cuando lo ves feliz y te pones triste cuando lo ves sufrir. Todos estos gestos diarios y constantes le demuestran tu profundo amor pero no dejes de decirle con palabras lo mucho que lo quieres.  

Estar presente

Estar presente no significa solo estar con ellos en la misma habitación si no realmente estar presente de cuerpo y MENTE. Eso quiere decir que realmente escuches cuando te cuenten algo, que prestes atención a lo que te quieren comunicar, que hagas preguntas y que muestres tu interés. Para eso lo mejor es apagar el celular, la televisión y la computadora y dedicar ese tiempo a compartir de verdad.

He estado recopilando una lista de sugerencias sencillas (algunas) y específicas para compartir más con nuestros hijos.  Hay algunas de ellas que me cuestan muchísimo a mí, como por ejemplo,  no sobreprotegerlos y dejarlos que cometan errores. Trato de trabajarlo pero a veces es más fuerte que yo.  Son muchas pero algunas muy sencillas, aplica todas las que puedas, mientras más mejor.

  1. Canta y baila con ellos.
  2. Corre con ellos.
  3. Juega pretendiendo ser lo que no eres.
  4. Léeles (mejor si es todos los día).
  5. Cuéntales chistes e historias cómicas.
  6. Pinta con ellos.
  7. Cocina con ellos.
  8. Fílmalos cuando ellos son las estrellas.
  9. Se un buen ejemplo (alimentación, salud, disciplina, deportes).
  10. Enséñales a ser independientes (otro que me cuesta).
  11. Enséñales a pensar y no solo a obedecer.
  12. Enséñales a ser autodidactas
  13. No los sobreprotejas
  14. Demuéstrales que estás orgullosos de ellos
  15. Déjalos que comentan errores
  16. Muestra interés por lo que a ellos les interesa y no los descalifiques.
  17. Enséñales a trabajar con pasión.
  18. Enséñales a montar bicicleta, a patinar…
  19. Siéntanle a jugar juegos de mesa con ellos.
  20. Salgan juntos a hace un paseo caminando por el bosque o por la playa.
  21. Enséñalos a usar un cuchillo
  22. Has deporte con ellos aunque no tengan tu nivel. Ten paciencia
  23. Se honesto
  24. Cumple tus metas
  25. Quiere a tu esposa/esposo
  26. Ten pelea de almohadas
  27. Se feliz contigo mismo


Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados.  Gracias y que pases una feliz semana.

Ser más paciente

Tagged Under : , , , , , ,

Paciencia

Paciencia

Tengo que empezar por disculparme por no haber escrito en varios meses. Tengo miles de excusas, las mismas de ustedes (he estado haciendo mil otras cosas, las niñas, la casa, el trabajo, las actividades del colegio, ….) pero la verdad no tengo ninguna tan buena para haber estado perdida por tanto tiempo. Mis disculpas a todos los seguidores de Blog Para Mamas.

Ahora vuelvo con un tema que me interesa mucho: La paciencia, un don en el que debemos trabajar para tratar de mantener la armonía en el hogar.

Paciencia es probablemente una de las cualidades que más necesitamos en nuestro rol de padres y quizá una de las más difíciles de lograr y mantener, lo digo por experiencia propia y por los ejemplos que veo a diario.  Sin embargo, ser paciente es un hábito y para crear el hábito necesitamos practicar. La paciencia nos ayuda a  vivir una vida más relajada y  a tener una mejor relación con nuestros hijos.

Es frustración propia o mal comportamiento?

Frecuentemente perdemos la paciencia con nuestros hijos pero antes de actuar es importante determinar que es realmente lo que nos frustra, si es el comportamiento del niño o son nuestras propias frustraciones que nos hacen perder la paciencia.

Muchos de nuestros gritos y regaños son por frustraciones personales que no tienen nada que ver con el comportamiento real de nuestros hijos e insultarlos no es probablemente la mejor forma de lograr que cambien o paren un mal comportamiento. Trata de no pagar con tus hijos tu cansancio físico y mental después de un arduo día de trabajo, tu frustración por no lograr hacer el negocio con el que sueñas,  tu rabia por la injusticia que vives día a día en la oficina, o tu estrés por las horas que pasaste en el tráfico antes de llegar a casa.

Aléjate y respira

Paciencia - Alejate y respira

Paciencia - Alejate y respira

Si estás demasiado brava por un comportamiento en particular pide un momento de separación hasta que te sientas más calmada.  Tomate unos segundo y respira profundamente varias veces, mientras estás respirando no puedes gritar y una vez hayas respirado varias veces tu frecuencia cardiaca baja y por ende estarás más calmada para enfrentar la situación.

Expresa tus sentimientos

Mostrar paciencia crea un ambiente de tranquilidad y respeto. Si tiendes a reaccionar instantáneamente probablemente te frustrarás aun más, date un tiempo y explica a tu hijo con palabras como te sientes y porque te sientes asi. En vez de usar “tu” usa “yo” para expresar tus sentimientos.  Muy importante: No te sientas mal si no mantienes la paciencia en cada situación que se te presente. Es normal perderla,  lo importante es empezar concientemente a tratar de controlarte. No necesitas estar feliz todo el tiempo pero si es importante explicar tus sentimientos.

Recuerda que la forma en que tu expresas tus frustraciones y rabias les enseña a tus hijos como manejar sus propios sentimientos. Ayuda a tus hijos a reconocer y expresar sus propias emociones siendo tú la modelo. Piensa cuantas veces tienes que ser paciente al lidiar con tus compañeros de trabajo, con tu jefe, y con tantas otras personas que nos topamos en el día a día, porque no expresar esa paciencia con nuestros seres más queridos: nuestros hijos.

Una cosa a la vez y date tiempo suficiente

Normalmente perdemos la paciencia cuando estamos tratando de hacer varias cosas  al mismo tiempo o estamos apurados ( algo sumamente frecuente en el mundo de hoy).  Si sientes que estás tratando de hacer demasiadas cosas en un determinado tiempo  revisa tu lista de cosas por hacer y escoge aquellas que realmente son importantes. Dedicale un tiempo prudencial a cada cosa y haz una a la vez.

Date más tiempo en momentos que sabes que son normalmente estresantes como por ejemplo la salida al colegio en la mañana. Si sientes que estás corriendo y gritando cada mañana para poder llegar al colegio a tiempo, no necesitas controlarte para no perder la paciencia, lo que realmente necesitas es  cambiar tu rutina. Probablemente levantar a todos unos 15 minutos antes soluciona esta crisis de la mañana y ya habrá un momento menos de tensión en el hogar. No te acostumbres a vivir apurada y a apurar constantemente a tus hijos, el hacerlo pierde impacto y no da resultados.

Manten tus expectativas acorde con la edad de tu hijo

Paciencia acorde con la edad

Paciencia acorde con la edad

Si tus espectativas de lo que puede hacer tu hijo(a) son superiores a su verdadera capacidad física y mental solo lograrás frustrarlo y reducir su autoestima, lo que le ocasionará sentimientos de inseguridad.

 

AMOR: el mejor consejo

En vez de reaccionar con rabia y agresividad reacciona mostrando y dando amor.  Cuando nuestros hijos atraviesan  etapas de rebeldía tendemos a regañarlos y gritarles constantemente y muchas veces pareciera que no salimos de este circulo vicioso de mal comportamiento y regaño. Es mucho mejor (como dice mi mamá): darles cariño, y darles amor.  Reaccionar con amor siempre nos da el major resultado.

Estos son algunos tips para trabajar en mejorar la paciencia. Cuales son los tuyos, aquellos que te han dado resultado.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana.

Si tienes suficiente leche materna

Tagged Under : , , , , ,


Suficiente leche

No dejes que tu mamá, tu abuelita o tu suegra te vuelvan loca y te atormente diciéndote que quizá no tienes leche suficiente, que parece que el bebé se queda con hambre y por eso llora, o que por eso se mete las manos en la boca todo el día.

Primero: todos los bebés lloran y no necesariamente es por hambre. Segundo: todos los bebés se meten las manos en la boca, eso forma parte de su aprendizaje.

A menos que tengas un problema médico real, casi todas las mujeres producimos leche suficiente para alimentar a nuestros bebés. Eso sí, hay que tener paciencia y estar comprometida con ese reto.

Antes de abandonar la lactancia porque crees que no tienes leche suficiente para alimentar a tu bebé busca ayuda profesional y verás que tu si puedes producir leche suficiente para tu bebé. Siempre recuerda que el principio es sencillo: mientras más lactes a tu bebé más leche tendrás. (Otros usos de la leche materna)

3 Síntomas que te indican que tú bebé toma suficiente leche materna

Si tienes leche suficiente 2

  •  Gana peso

Lo primero que te indica que tú bebé está comiendo lo suficiente es que esté aumentando de peso y esto es muy fácil de comprobar. Si tienes dudas de cuánto está comiendo tú bebe y si está comiendo lo suficiente búscate una pesa y pésalo con regularidad. Pesarlo una vez por semana o cada 15 días te da una buena referencia de cómo va su crecimiento 

  • Aguanta suficiente tiempo sin comer:

Desde recién nacido y  hasta aproximadamente los tres meses, el bebé debe poder aguantar de dos a tres horas sin comer. Luego, a medida que va creciendo va aumentando el tiempo que puede pasar sin comer hasta cuatro y cinco horas y comienza a hacer un trecho largo de hasta 8 horas. No te preocupes si no dura las 8 horas, muchos bebés comienzan a aguantar este tiempo una vez que empiezan a comer sólidos.

  •  Hace pupú y pipi con regularidad:

Si  cuando le cambias el pañal está seco o no muy mojado puede ser que no esté comiendo lo suficiente. Si no hace pupú lo más probable es que no te este vaciando completamente el seno, es decir que no se esté comiendo la grasa de la leche, que es la parte espesa de la leche que sale después de la parte mas aguada. Esa grasa es realmente lo que ayuda al bebé a ganar peso. Si el bebe no come la grasa deja de hacer pupú por varias días y cuando trata le cuesta mucho. La grasa, no solo les hace ganar peso, los mantiene lubricado lo que les facilita hacer pupú,

Con lo de hacer o no hacer pupú todos los días tienes que ver bien que es lo que está pasando porque para un bebé que solo se alimenta de leche materna puede ser normal que deje de hacer pupú por varios días. Te explico, si no está haciendo pupú porque no se está comiendo la grasa de la leche debes tomar acciones y dejarlo más tiempo en el pecho o sacarte leche con un tira leches y darle un biberón. De esta forma te aseguras que está también comiendo la grasa. (No abuses del tira leches porque recuerda que la mejor estimulación para la producción de leche es pegarte el bebe).

Ahora, si el bebe se está tomando la grasa de la leche y no está haciendo pupú puede ser que lo que esté pasando es que esté procesando y absorbiendo prácticamente todo la leche que está consumiendo y esté descartando muy poco, por lo que hace pupú solo cada dos o tres días. Esto es completamente normal y por lo general estos bebés se empiezan a regular cuando comienzan a comer sólidos.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Espero tus comentarios!

Embarazo y Parto

Tagged Under : , , ,

Edúcate y prepárate

Como tener un embarazo sano

Como tener un embarazo sano

Cuando salí embarazada quise prepararme para esta nueva etapa de mi vida. Comencé con yoga prenatal y a partir de mis experiencias y aprendizaje en esa clase decidí ir mucho más allá. Convencí a mi esposo, quien había asegurado en infinitas oportunidades que jamás entraría al parto porque se desmayaría,  y juntos hicimos el curso del método Bradley. Luego él no solo entró a los partos, si no fue la mejor ayuda , el mejor apoyo y asegura que han sido las experiencias más emocionantes de su vida.

Este es un método de educación prenatal que parte de la idea de que el nacimiento del bebé debe ser un proceso natural y que con la debida preparación la mayoría de las mujeres pueden tener a sus bebés sin ningún tipo de medicamento o intervención medica. El programa consiste en informarle a la pareja acerca de cómo funciona el cuerpo durante el trabajo de parto y en el momento del parto y enseña a manejar las diferentes etapas que atravesamos física y emocionalmente. 

En la mayoría de estos programas educativos aprendes métodos de relajación,  rutinas de ejercicios y tipo de alimentación que te ayudan a tener un embarazo sano, un parto más fácil y una recuperación post parto mucho más rápida. Aprendes a reconocer y manejar los síntomas que se te presentan durante la labor de parto, el proceso que ocurre en la mujer mientras da a luz, técnicas que te ayudan a aliviar el dolor, como tu pareja te puede ayudar durante el parto y cuando llamar a tu doctor o partera o reconocer cuando es hora de  irte al hospital. También muchos te ayudan con consejos de lactancia y cuidados básicos del recién nacido.

El parto de tus sueños

El parto de tus sueños

El parto de tus sueños

Una de las cosas mas valiosas que aprendí fue saber que yo podía escribir mi propio plan de parto y discutirlo con mi doctor, que yo podía decidir como quería que naciera mí bebé, podía dejarle saber a mi doctor cuales eran mis preferencias y sueños. Aprendí que no todos los partos tenían que ser necesariamente siguiendo los procedimientos acostumbrados por los médicos obstetras y las normas regulares de los hospitales. Aprendí que no tenía porque conectarme obligatoriamente a un monitor y quedarme acostada con una epidural (anestesia)  en la columna durante las contracciones y el trabajo de parto, que por el contrario podía caminar y hacer algunos ejercicios para aliviar mi dolor y acelerar el proceso de parto. La naturaleza es sabia y no dejes que te adelanten el parto por comodidad o por miedo, preparate y toma decisiones.

Estos son algunos de los programas educativos más conocidos: Bradley, Lamaze, HypnoBirthing (parto con hipnosis). También existen otras técnicas que se utilizan para disminuir el dolor en el parto y evitar medicamentos. Algunas de estas técnicas son: nacimiento en agua y acupuntura. 

Método Bradley (también conocido como “parto asistido por el padre”)

Bradley hace énfasis en lograr un parto natural del parto y resalta la participación activa del padre del bebé como ayudante. Uno de los principales objetivos de este método consiste en evitar la medicación a menos que sea absolutamente necesaria. Bradley también hace hincapié en una alimentación sana y balanceada, la práctica del ejercicio físico durante el embarazo y las técnicas de relajación y respiración profunda como formas de afrontar el parto. A pesar de que el método defiende los partos sin medicamentos, en las clases también se prepara a los padres para posibles complicaciones o situaciones inesperadas, como una cesárea de urgencia.

El programa de Bradley dura entre diez y doce semanas y es más intensivo que cualquier otro programa educativo de este tipo. Sus seguidores aseguran que más del 86 por ciento de las parejas que participan en estas clases tienen a sus hijos en partos vaginales naturales y sin medicamento.

Lamaze

Lamaze es el método de preparación de parto más utilizado en Estados Unidos. Según esta técnica el parto es un proceso normal, natural y saludable, y prepara a las mujeres para afrontarlo con confianza. En las clases de Lamaze se educa a las mujeres sobre las distintas formas para disminuir la percepción del dolor.  Se les enseña técnicas de relajación, de respiración profunda, de distracción. Lamaze  mantiene una postura neutral con respecto a la medicación para controlar el dolor. Incitando a las mujeres a tomar una decisión bien fundada sobre qué es mejor para ellas.

Parto con hipnosis

El  método con hipnosis concibe el momento del parto como placentero y para lograrlo  usa técnicas de auto hipnosis, meditación y mucho control de la respiración. En estas clases aprendes técnicas de relajación profunda, a través del uso de visualizaciones y técnicas de auto hipnosis. Las clases están diseñadas para ayudar a lograr un parto relajado y sin dolor o con poco dolor. Este programa hace hincapié en mantener un  embarazo placentero, natural y en paz.

¿Por qué inscribirte en un programa educativo que te prepare para el parto?

Los programas de preparación para el parto no solo te brindan la información necesaria para tomar decisiones inteligentes con respecto a tu embarazo, tu parto y la crianza de tu bebé, también te ofrecen un ambiente propicio para hacer muchas preguntas y rodearte de gente que esta viviendo experiencias como las tuyas. El estar informado te brinda principalmente tranquilidad y te da la seguridad y el conocimiento necesario para discutir con tu doctor cualquier tema concerniente a tu embarazo y tu parto.  Si tomas el curso con tu pareja, él se interesará mucho más en tu embarazo, te entenderá mucho mejor y te será de gran ayuda durante el parto.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Espero tus comentarios!


Vacunas para bebés

Tagged Under : , ,

Vacunas

Vacunas

Las vacunas es un tema que se ha vuelto muy controversial en los últimos años. Cada vez hay más personas en contra de las vacunas y cada vez hay más padres que deciden no vacunar a sus hijos. Como siempre es importante estar informado y tomar la decisión que mejor consideres para tu bebé dependiendo de las circunstancias de tu hijo y del estilo de vida que lleve la familia.

Cualquier intervención médica, por minúscula que sea, tiene alguna consecuencia o reacción en nuestro cuerpo y las vacunas al igual que los antibióticos y cualquier otro medicamento no son la excepción. Para nada digo que las vacunas, los medicamentos, y los antibióticos sean malos pero hay que estar consientes de sus posibles consecuencias al decidir utilizarlos.

La mayoría de los que se oponen a las vacunas sostienen que los casos de autismo han aumentado debido a las vacunas. Sin embargo, ningún estudio hasta ahora ha podido demostrar que las vacunas causan autismo. Según estas investigaciones las vacunas por sí solas no provocan ni autismo ni alergias. Al parecer, lo que pasa es que existen bebés con predisposiciones genéticas propensas a desarrollar autismo o distintas alergias. Entonces, los bebés que no tienen la capacidad de desintoxicar con eficacia su sistema son más susceptibles a desarrollar reacciones una vez que son vacunados. 

En mi caso, después de estudiar los pros y los contras y consultarlo con especialistas,  decidimos ponerles las vacunas a nuestras hijas. A continuación te cuento algunas cosas que considero importante que sepas una vez que decides vacunar a tu hijo.

Evita a toda costa vacunar a tu bebé cuando está enfermo.

No vacunes a tu hijo cuando este enfermo

No vacunes a tu hijo cuando este enfermo

Las vacunas podrían empeorar o complicar cualquier enfermedad que tenga el bebé. Si tu bebé está enfermo y le toca algún chequeo médico regular de los que va acompañado de la puesta de vacunas, exige que no lo vacunen en eso momento. Cuando los bebés están enfermos tienen su sistema inmunológico más débil y por lo tanto tienen menos defensas para combatir todas las enfermedades que se le están inyectando a su cuerpo a través de las vacunas. 

Yo evitaba las vacunas inclusive cuando sospechaba que se podrían estar enfermando porque estaban estornudando más, tosiendo, decaídas, inapetetentes o con cualquier otro síntoma que me indicara que podrían estar desarrollando alguna enfermedad. La idea es no comprometer su sistema inmunológico.

Además cuando vacunas a un bebé que está enfermo no sabrás si las reacciones que podría estar teniendo como fiebre y erupciones  se deben a la enfermedad que está desarrollando o son reacciones a las vacunas que recibió. Es importante saber como reacciona tu bebé a las vacunas para tomar decisiones con respecto a la puesta de futuras vacunas.  

No les des analgésico antes de vacunarlo

Una y otra vez te dirán dale algún medicamento antes de que le pongas las vacunas para contrarrestarle efectos como fiebre y malestar. El problema de usar los medicamentos, como Tylenol y Motrin, antes de ponerle la vacuna a tu bebé es que por el uso de la medicina  tu bebé podría estar escondiendo alguna reacción a la vacuna. Es decir, si le das el medicamento no va a tener fiebre pero no sabrás si es por el efecto de la medicina o porque realmente no desarrolló fiebre luego de la puesta de la vacuna.

En las familias con historia de reacciones a vacunas o con muchas alergias hay que tener aún más cuidado y estudiar bien si vale la pena o no poner las vacunas o separarlas para minimizar el riesgo de reacción.

Puedes exigir que le separen la puesta de  vacunas y no se las pongas todas en una sola visita médica

Es común y “normal”, (la norma) que desde los dos meses de nacido a los bebes les pongan cuatro y cinco vacunas en una misma visita médica. Esto se repite a los cuatro meses, seis meses, después al año, a los 15 meses, 18 meses a los 2 años y después cada año. Es decir, son hasta  cuatro y cinco enfermedades que un bebé de dos meses está recibiendo en su cuerpo en un mismo momento y son cuatro enfermedades que su diminuto cuerpo y sistema inmunológico deben combatir.

Existen métodos y programas alternativos en caso de que no quieras poner a tu bebé cuatro vacunas o más en una sola visita médica. Pregúntale a tu pediatra sobre estos programas alternativos de vacunas. Cuando utilizas estos métodos lo que haces es espaciar la puesta de vacunas. Este programa busca minimizar los riesgos de reacción que pueda tener un bebé y al mismo tiempo contempla la puesta de todas las vacunas que se recomiendan.  

Mantén un record de las vacunas que le pongan a tu bebé

Cada vez que le pongan las vacunas a tu bebé pídele al doctor o enfermera que te entregue el frasco vacío de donde saco el líquido para inyectar a tu bebé. Si son los frascos más grandes que utilizan varias veces para inyectar a distintos bebés y no te lo pueden entregar anota todos los datos sobre cada vacuna que le pongan a tu hijo. Por lo menos el número de lote y el serial.

Espero que te sirva esta guía sobre las vacunas y como siempre infórmate  y edúcate lo más que puedas antes de tomar cualquier decisión. 

Ahora cuéntanos cual ha sido tu experiencia con las vacunas. Gracias!  

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.


Obesidad Infantil

Tagged Under : , , , , , , , ,

Mientras más temprano se evite la obesidad mejor serán los resultados

Sobrepreso Infantil

Sobrepreso Infantil

Los problemas que conducen a la tan comentada obesidad infantil pueden empezar inclusive desde el vientre materno y en los primeros años de vida. Los investigadores sostienen que un niño que hasta los dos años ha sido gordo probablemente tendrá problemas de sobrepeso por el resto de su vida.

El tema de la obesidad infantil y como evitarla es cada vez más común. De hecho, en este momento existen diferentes campañas para reducir el consumo de comidas chatarra, jugos y golosinas en las escuelas.  Sin embargo, estudios recientes realizados en Estados Unidos  sugieren que los esfuerzos que se hagan durante la edad preescolar y escolar  no son tan trascendentales como aquellos que se pongan en práctica durante los primeros dos años de vida y hasta en el vientre materno.

Según un artículo publicado en el New York Times,  los resultados de estos estudios indican que cada vez existen más evidencias de que eventos fundamentales y críticos  que ocurren durante los primeros años de vida, en la infancia y en el vientre pueden colocar a un niño en el camino hacia la obesidad y que salir de esta vía después de cierta edad es mucho más difícil.

Las  investigaciones sugieren que los esfuerzos preventivos deben empezar desde muy temprano en la vida.  Los resultados indican que:

1)      Debemos tener cuidado con los bebés gorditos, rellenitos y con rollitos, aunque lucen muy lindos, puede ser que estén creciendo y aumentando demasiado rápido para el beneficio de su propia salud.

2)     Debemos tener cuidado con las madres que fuman durante el embarazo, porque aunque esos bebés por lo general nacen bajos de peso, tiene mucho más probabilidades de sufrir de sobrepeso y obesidad

3)     Debemos tener cuidado con los bebés que duermen muy poco. Los bebés que duermen menos de 12 horas tienen más probabilidades de ser obesos cuando sean más grandes. Si no duermen suficiente y además ven más de dos horas de televisión al día, los riesgos de ser obesos aumentan mucho más.

Gracias a lo que se sabe por estos estudios recientes, algunas de las cosas que se deben poner en práctica desde muy temprano para evitar la obesidad están siendo  cada día más comunes.  De hecho, hoy en día, los doctores recomiendan que las mujeres con sobrepeso, rebajen antes de salir embarazadas para disminuir el riesgo de obesidad y diabetes en sus niños.

Además, para reducir la obesidad, recomiendan lactar al bebé hasta por los menos los seis meses, comenzar los alimentos sólidos alrededor de esa edad y establecer preferencias alimenticias sanas  antes de los dos años, después de esta edad, dicen los especialistas, es muy difícil cambiar el tipo de alimento que les gusta a los niños.

Ejercicios para niños

Ejercicios para niños

Por supuesto que mejorar el tipo de comida en las escuelas y aumentar las oportunidades para hacer ejercicios es importante pero quizás no es suficiente.  Los programas para los colegios son más fáciles de llevar a cabo porque se aplican a grandes cantidades de niños al mismo tiempo pero es necesario hacer otro tipo de campañas dedicada a niños de menor edad.

La mayoría de los programas en marcha o por ponerse en marcha están dedicados a niños de más de tres años o de más de cinco años y excluyen a los bebés y a las mujeres embarazadas.

Al igual que los niños y los adolescentes, los bebés son cada día más y más gordos. Uno de cada 10 niños de menos de 2 años está pasado de peso. El porcentaje de niños de entre 2 y 5 años que son obesos ha aumentado significativamente en los últimos años, de 5 por ciento en 1980 a 12.4 en 2006.

Muchos expertos coinciden en que algo está pasando desde muy temprana edad y que ese algo tiene efectos a largo plazo. Inclusive muchos especialistas les preocupa el sobrepeso de una mujer durante el embarazo porque ese es el primer medio ambiente donde habita el bebé. Además aseguran que los hábitos de sueño y alimentación desde temprana edad son determinantes en el peso de un niño.

Obesidad durante embarazo

Obesidad durante embarazo

Está preocupación se ha incrementado luego de que estudios convincentes demuestran que existe un vínculo directo entre la diabetes estacionaria (la diabetes que se produce durante el embarazo) y las probabilidades de que esos niños desarrollen diabetes. Un niño de una madre que sufrió de diabetes estacionaria tiene 4 veces más probabilidad de desarrollar diabetes durante su vida. Las mujeres que sufren de diabetes estacionaria sobrealimentan a sus bebés mientras crecen es sus vientres.

Los expertos sugieren que se debería tratar de cambiar la actitud cultural de que los bebés gordos son los sanos y que los flacos necesitan más alimentación. (Algunos tips para la hora de la comida)

La obesidad infantil, como señala la Organización Mundial de la Salud, es uno de los mayores desafíos de salud ya que la prevalencia del trastorno ha aumentado a un nivel alarmante.

La OMS calcula que hay más de 22 millones de niños menores de cinco años obesos o con sobrepeso en el mundo.

Temes que tu hijo sufra de sobrepeso? Cuéntanos tu historia.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Remedios caseros

Tagged Under : , , , ,

Remedios Caseros

Remedios Caseros

Los “remedios caseros” o “recetas de la abuela”, existen desde tiempos remotos y estos remedios han sido y seguirán siendo muy efectivos para mejorar y solucionar problemas comunes de salud. El interés de la sociedad por lo natural está afortunadamente creciendo y, así, se están recuperando antiguas recetas que durante miles de años han ayudado a la salud de las personas. Existes diferentes hierbas y alimentos que por su composición tienen propiedades curativas y a continuación te recomiendo algunas de las recetas de familia que han funcionado generación tras generación.

Miel y limón para subir las defensas y evitar las gripes y resfriados

Esta receta se debe usar después de que el niño haya cumplido por lo menos un año y sobre todo cuando comienzan el colegio que es cuando más se enferman de gripe y resfriado común. Mezcla miel y limón a partes iguales y cada mañana dale una cucharada a tu hijo. Esto debes hacerlo con mucha disciplina, es decir todos los días, y por mucho tiempo, hasta por un año seguido para mantener las defensas altas. El jugo del limón es rico en vitamina C por lo que no solo aumenta las defensas pero disminuye toxicidad y reduce la duración de la enfermedad. Acuérdate que como funciona es tomándolo todos los días.

Rábano, cebolla morada, jengibre y miel para aflojar la tos seca.

Rabano - Jarabe para la tos

Rabano - Jarabe para la tos

Esta receta se debe usar después de que el niño haya cumplido por lo menos un año. Muchas veces las toses son difíciles de curar y los niños pasan semanas y hasta meses con tos. En un frasco de vidrio mezcla rábano picado en ruedas muy delgaditas, cebolla morada picada en ruedas muy finitas, jengibre rayado y miel.  Para una cebolla morada puedes cortar unos seis u ocho rábanos y rayar un pedacito de jengibre que puede ser más o menos del tamaño de medio dedo. Una vez tengas estos ingredientes en el frasco agrega la miel hasta que se cubran todos los ingredientes. Apenas sientan que el niño tiene tos comienza a darle una cucharadita de este jarabe por lo menos tres veces al día. Pareciera que el sabor del jarabe debe ser terrible pero la combinación de los ingredientes con la miel lo hace bastante placentero para los niños. La forma mas fácil para mí de darle el jarabe a mis hijas es utilizando un gotero de 5 mililitros y dárselos igual que Tylenol o Motrin. 

Vick Vaporub o crema de tomillo frotada en la planta de los pies y en el pecho y la espalda para calmar la tos y lograr que tu bebé pase una noche más serena. 

Cuando tu bebé no para de toser en la noche frótale la planta de los pies con Vick Vaporub o crema de tomillo y ponle unas medias o calcetines. Frótale también la espalda y el pecho.

Meterlos en un baño con vapor para aliviar la tos.

Si tu hijo/hija no para de toser con una tos seca y encajonada, prende la ducha con el agua bien caliente, cierra la puerta del baño y mantenlo allí en el baño (no en el agua) respirando todo el vapor y la humedad. Esto lo ayudará a aliviar la tos.

Orégano orejón para dolor de oídos/otitis y dolor de garganta.  

Remdio casero para oidos

Remdio casero para oidos

Lavas muy bien las hojas de orégano orejón, las secas y las pones a cocinar en baño María. Después exprimes muy bien las hojas para sacar el zumo-extracto y lo colocas en un gotero. Le aplicas al niño 3 góticas en cada oído. Esto les ayuda a aliviar el dolor de oído y curar la otitis. Para el dolor de garganta puedes hacer un te con las hojas del orégano orejón y se lo das para tomar.

Leche materna para conjuntivitis y congestión. (Ver otros usos de la leche materna)

Esta receta la puedes usar con recién nacidos y niños mas grandes. Sácate de forma manual o con un tira leches un poco de leche, colócala en un gotero y le aplicas un para de góticas en los ojos o en la nariz dependiendo de lo que tenga el bebé. Si el bebé tiene la nariz aguada o está congestionado puedes ponerle dos o tres gotas en cada fosa nasal varias veces al día. En caso de que tenga conjuntivitis o los ojos irritados puedes ponerle 2 o 3 góticas en cada ojo unas tres veces al día o más. No hay ningún problema en poner la cantidad que consideres necesaria esto no tiene ningún efecto secundario. Recuerda que la leche materna contiene anticuerpos de la madre que pueden ayudar al bebé a evitar y mejorar infecciones.

Gotas de agua salina, humidificador y cuna levantada para la nariz tapada y congestión en general.  

Cuando tú bebe tenga gripe o esté congestionado ponle gotas de agua salina en cada fosa nasal y con un saca mocos o tira mocos sácale todo lo que puedas hasta que ya no tengas nada que halar. El bebé llorará pero luego comerá y dormirá mucho mejor. En caso de congestión también puedes poner un humidificador en su dormitorio que le ayudara a respirar mejor.

Una técnica que también funciona muy bien es levantar la parte de la cuna donde tienen la cabeza para que con una posición más elevada les ayude a respirar mejor. Para levantar la cuna puedes poner dos libros gruesos debajo de las patas de la cuna del lado donde va la cabeza del bebé.

Azúcar en la boca cuando se rompen

Si tu bebé se rompe la boca y le sangra un poco ponle inmediatamente azúcar para pararle el sangramiento. Esta receta lo puedes aplicar después de que el bebé haya cumplido por lo menos seis meses. Trata de no poner más azúcar de lo necesario para parar la sangre porque a ellos les encanta y piden más y más.

Palitos de zanahorias y apio (celery) pelados, lavados y congelados para la molestia por la salida de los dientes.

Remedio para dolor de las encias

Remedio para dolor de las encias

Si a tu bebé le duelen las encías por la salida de los dientes lo puedes ayudar a calmar el dolor dándole para que muerda unos palitos de zanahoria o apio (celery) previamente lavados y congelados. Puedes cortar varias zanahorias y apios y mantenerlos en el congelador guardados en bolsitas plásticas. Cuando se derritan deséchalas y dales un nuevo palito congelado.

Agua de ciruelas pasas para ayudar a un bebé de menos de seis meses que esté estreñido

Pon en una olla a calentar un vaso de agua con unas 4 o 5 ciruelas pasas. Cuando la ciruela ya se haya ablandado y el agua este marrón (sin la fruta deshecha) pasa el agua por un colador y dásela a tu bebé en una botella o biberón. Si el bebé ya tiene más de seis meses puedes triturar parte de la fruta y dársela con una cucharita. Esto lo ayudará a evacuar más fácilmente.

Estoy segura que tú también tienes recetas caseras o de la abuela que te funcionan muy bien para curar algunas molestias habituales de los niños. Nos encantaría que compartieras con nosotros esas recetas familiares que te ayudan en tu vida cotidiana. Muchas gracias!

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Dile No a los menús infantiles en los restaurantes

Tagged Under : , , , , ,

No a los menus infantiles

No a los menus infantiles

Salir a comer con tus hijos no significa que tienen que comer lo que ofrecen los menús de niños: pizza, macarrones con queso (macaroni and cheese), pollitos fritos (nuggets), perro caliente (hot dogs), papas fritas (french fries), hamburguesas  y alguna otra cosa no muy alimenticia que ofrecen todos los restaurantes, desde los más elegantes y caros hasta los más económicos, sin importar que sean restaurantes, chinos, mexicanos o italianos.

Aunque erróneamente se conocen con el nombre de “kid friendly,” estas comidas  tienen muchas calorías y aportan pocos nutrientes a nuestros hijos.  Según los especialistas, la mayoría de las comidas típicas que ofrecen los menús infantiles pueden tener hasta mil calorías, que es la cantidad que más o menos necesita en un día un niño de entre 6 y 8 años.

Variedad muy escasa y poco beneficiosa.

La variedad que ofrecen los menús infantiles en los restaurantes es realmente escasa y si los analizas es fácil concluir que los inconvenientes superan a las virtudes, sobretodo si tomamos en cuenta que cada día es más común salir a comer afuera y existen familias que lo hacen prácticamente a diario. De hecho, estudios recientes indican que la familia promedio en Estados Unidos sale a comer afuera entre 3 y 4 veces por semana.

Estos mismos estudios concluyen que los que siguen este estilo de vida, toman mucho más sodas, comen menos vegetales y frutas y consumen más grasas y calorías que las familias que por lo general comen en sus casas. Así que si acostumbras a salir frecuentemente a comer tienes que ser mucho más cuidadosa al escoger lo que comes y lo que ordenas para tus hijos.

Desde el punto de vista nutricional, el típico menú infantil aporta muy pocos beneficios por no decir ninguno. Por lo general se basan en alimentos de elevado índice glucémico, que se procesan rápido y se convierten en azúcar. Cuando los niños comen este tipo de comidas es muy común que a las  pocas horas sientan hambre nuevamente. La mayoría de los platos son fritos, por lo que la densidad energética y el aporte de grasas no sólo superan sus requerimientos, sino también la capacidad del sistema digestivo para asimilar esas cantidades.

Además, las porciones que por lo general sirven para los niños son mucho más grandes de lo que necesitan y deben comer. Cuando traigan el plato de comida separa de una vez la porción que crees que necesita tu hijo y deja de lado la otra aparte, de esta forma también se acostumbra a no ver una cantidad de comida exagerada enfrente suyo.

Salir a comer no significa que tu hijo tiene que tomar soda, acostúmbralo a ordenar agua o en todo caso un vaso de leche o algún jugo, y si es natura mucho mejor. Le puedes cambiar el sabor al agua exprimiendo un poco de limón o naranja. Las sodas tienen grandes cantidades de calorías que por supuesto no aporten ningún valor nutritivo.

Salir a comer: una perfecta oportunidad de aprendizaje

Comiendo en resturante con niños

Comiendo en resturante con niños

Si se sabe aprovechar, comer en un  restaurante puede ser una excelente ocasión  para educar a los pequeños en el arte de comer. Salir a un restaurante puedes ser una ocasión perfecta para que los niños prueben nuevos alimentos. Por supuesto, no se trata de pedirle a cada uno de tus hijos un plato de comida de algo que nunca hayan probado para que lo dejen todo y tengas que gastar mucho dinero, pero hay muchas cosas que puedes hacer para sacar provecho a las salidas a comer.

Una de las cosas que funciona es darles a probar de todo un poco de lo que están comiendo los adultos que están en la mesa. Por ejemplo, pide un plato extra y allí servirles un poquito de cada comida que están comiendo los que están compartiendo en la mesa. Por lo general, les llama la atención ver y probar lo que comen los demás entonces porque no aprovechar esta oportunidad para servirles un plato especial a ellos.

También puedes escoger del menú de adultos, que por lo general ofrece mucho más opciones y más sanas, un plato para compartir entre dos o tres niños. Escoge algo que sepas que les guste (pescado, pollo, carne, cerdo, pasta), ordénalo que te lo hagan a la plancha  y si viene con alguna salsa a pide que te la pongan de lado y no encima para que en caso de que no les gustes se pueden comer solo la carne.

Del mismo modo, puedes ordenar un plato para compartir con tu hijo. Escoge algo que creas que les guste a los dos y esto además sirve para dar ejemplo de comer algo sano y rico.

Dales la oportunidad de probar alimentos con texturas y sabores desconocidos, muchas veces les llama la atención y se deciden a comer nuevas cosas. Mientras más temprano empieces a ofrecerles diferentes alimentos estarán mucho más dispuestos a probar y experimentar. Acuérdate que los niños desarrollan una preferencia natural por las cosas que comen a menudo, empieza desde temprano con opciones nutritivas.

Comer afuera con tus hijos te brinda la oportunidad de enseñarles muchas cosas acerca de la comida, y sobre maneras sanas de hacerlo. Estas enseñanzas no son solo para el presente sino también para el futuro, para cuando tenga edad de ordenar por sí solos y salir a comer con amigos. Enséñalos por ejemplo a escoge; déjales saber que es mejor pedir las cosas a la parrilla, que fritas, que es mejor ordenar vegetales al vapor que papas fritas, que es preferible comer pan integral que pan blanco y que es mucho mejor tomar agua que cualquier otra cosa.

Estas sugerencias son mas para aquellos que salen a comer con mucha frecuencia, si solo sales de vez en cuando, y en tu casa tus hijos mantienen una dieta balanceada y nutritiva, en los restaurantes puedes ser más flexible y ordenar cualquier cosa. Sin embargo, bajo ninguna circunstancia debes limitar a tus hijos a comer cosas única y exclusivamente del menú infantil.

Además siempre recuerda que tú eres la gran modelo de tus hijos y ellos están más dispuestos a seguir tus recomendaciones si tu misma las sigues. Así que es hora de ordenar para ti lo que quieres que ellos coman.

Las meriendas

Tagged Under : , , , , , ,

Cuando las meriendas sustituyen a las comidas

Merendando frutas

Merendando frutas

La necesidad de los niños de merendar a toda hora se ha convertido en una epidemia y es casi imposible salir de casa sin cargar algo de comer para darles a los más pequeños, no importa a donde vayamos o por cuanto tiempo.

Lo peor de esta costumbre, no es solo la comedera constante si no que en la gran mayoría de los casos esas meriendas son galletas y chips y casi nada preparado en casa.  Es cada vez más raro ver a los niños merendar frutas, yogurt, queso o zanahorias, por ejemplo.

Las mamás cargan comida (chips, oreos, cheerios, goldfish)  en el automóvil y en la cartera para controlar cualquier momento de ataque de hambre y por ende de mal comportamiento o arrebato. Estas meriendas constantes durante todo el día han ido sustituyendo a las comidas básicas: desayuno, almuerzo y cena y es allí donde esta el mayor problema.

Es muy difícil parar con esta práctica de comer constantemente cuando ya se ha convertido en una rutina, es como tratar de que un niño vuelva a dormir solo en su cuarto después de que ha dormido varios meses en la cama con papá y mamá.

Según muchos nutricionistas especializados en niños, la tarea de los padres es decidir qué, cuándo y dónde comen los niños. Sin embargo, aconsejan que los niños decidan  cuánto comen y si comen en un determinado momento. Recomiendan tener horas específicas para la merienda para que cuando les toque sentarse a la mesa a comer en familia la experiencia sea exitosa y placentera.

Tres aspectos importantes a la hora de la merienda

  • Comer a horas determinadas – mantener una rutina
  • Comer nutritivo
  • Comer pequeñas porciones para que las meriendas no sustituyan a las comidas

Una merienda adecuada a una hora apropiada tiene muchos beneficios

La merienda y sus beneficios

La merienda y sus beneficios

La merienda no debe ser nunca utilizada para mantener ocupados a los niños y se porten bien mientras las mamás van de compras o conversan con sus amigas. Tampoco les des comida mientras miran la televisión y para que maten el aburrimiento.

La merienda tiene una función importante dentro de la alimentación global de un niño y debemos procurar que estas comidas sean sanas y se hagan a sus horas. De hecho, una buena rutina de meriendas, a horas específicas y convenientes y con comidas nutritivas, puede ayudar a balancear la dieta de un niño que tiene poco apetito o de lo contrario no ingiera las calorías que necesita.  Las meriendas saludables aportan mucha de la energía y los nutrientes que necesitan los niños. Comienzan con las rutinas de las buenas meriendas desde que empieces a introducir los alimentos sólidos.

Escoge para las meriendas comida fresca y altamente nutritiva en vitaminas, minerales, proteínas y fibras, y trata de evitar comida procesada, enlatada y/o empacada que por lo general tiende a tener altos niveles de azúcar, sal y grasa y no calman el apetito por mucho tiempo.

Aquí te recomiendo algunas meriendas que puedes ofrecer a tus hijos:

  • Frutas cortadas en pedacitos pequeños. Por lo general un platico con pedacitos de distintas frutas de distintos colores les llama mucho la atención.
  • Pedacitos de queso. Puedes usar distintos tipos: queso mozzarella, queso blanco fresco tipo latino, queso amarillo, etc.
  • Palitos de zanahorias.
  • Yogurt.
  • Pedacitos de panes o galletas integrales con alto contenido de fibra.
  • Tofu. Puedes picar pedacitos de tofu y ponerlos a sofreír por dos o tres minutos por ambos lados en una sartén. El sabor es muy suave y es algo que a muchos niños les gusta.
  • Semillas de soya. (Edamame). Estas vainitas verdes japonesas les llaman mucho la atención. Les gusta sacar las semillitas de la vaina y comérselas. Este es un alimento rico en proteínas y muy nutritivo. (Estas semillas las aconsejo para niños mayores de 2 años). Las consigues en los automercados en las neveras de congelados y solo necesitas calentarlos en agua en el microondas o la estufa por pocos minutos.
  • Frutas secas  y nueces, almendras, y todo tipo de semillas. (también para niños mayores de 2 años)
  • Cereales bajos en azúcar con un poco de leche.
  • Tortas de zanahoria, banana o avena con nueces y  hechas con harina integral y azúcar negra sin la cubierta o capa de azúcar.
  • Pancitos integrales con jamón de pavo y queso, con mermelada/jalea y queso crema/ o queso blanco.

Un tip especial

No creas a ciegas en las comidas que dice “low fat” bajo en grasa. Por lo general, si se corta el nivel de grasa se aumenta el nivel de azúcar o sal para que la comida mantenga un sabor atractivo. Muchos alimentos “low fat” tienen las mismas calorías que la versión original del mismo alimento.

Recuerda que lo más importante es que las meriendas tengan una estructura, se hagan a horas determinadas y convenientes, no demasiado cerca de las comidas: desayuno almuerzo y cena, y aporten un beneficio nutritivo. También es importante mantener pequeñas porciones para que las meriendas no sustituyan a las comidas.

Por supuesto, comer una galleta, un chocolate o un helado de vez en cuando no hace daño, lo importante es que esta sea la excepción y no la regla.

Lo mejor del Blog

By Dates