6 reglas simples para una gran relación con tus hijos

Tagged Under : , , , , , , , , , , , , ,


Amor y respeto

Amor y respeto

Convertirnos en madre (o padre) conlleva a tener muchos miedos, inseguridades y preguntas sobre ¿cómo seremos?, ¿como serán nuestros hijos?, ¿seremos buenos padres?, ¿sabremos hacer nuestros trabajo?, y  pare usted de contar.

Creo que para muchos la noticia de que vamos a ser padres puede ser aterradora pero para todos los que ya somos padres (y madres) es sin lugar a duda la experiencia más gratificante de todas. Más gratificante que casarse, que ser campeona nacional de gimnasia y representar a mi país en el exterior, que iniciar un negocio, y de tratar de inspirar a muchos a realmente disfrutar a nuestros hijos dándoles todo el amor y respeto que se merecen.

Pero seamos honestos; todos fallamos, metemos la pata,  hacemos cosas que después entendemos que no fueron las mejores, regañamos más de la cuenta, y mucho más. Probablemente uno de los mayores problemas es que queremos decidir la vida de nuestros hijos y que sean lo que nosotros queremos que sean y como nosotros queremos que sean. Creo que tenemos que dejar de enfocarnos en quienes y como queremos que sean y aceptarlos, respetarlos y quererlos como son (suena lindo, ya sé que es difícil pero creo que esa debería ser la meta).

Aquí les dejo unos consejos o tips que he recopilado con el tiempo y que creo que nos pueden ayudar.

1) NUESTRO PRIMER TRABAJO ES AMARLOS Y ESTAR AHÍ PARA ELLOS; esto está por encima de todo lo demás. Por supuesto, tenemos que mantenerlos seguros, alimentados, vestidos, cambiar sus pañales, bañarlos, etc. pero partamos de más allá de lo básico para vivir.

Lo importante es que el niño se convierte en un adulto que es amado. Esto es más complicado de lo que parece porque es nuestro trabajo para guiarlos, los criticamos, regañamos, juzgamos, castigamos y todas estas vivencias y sentimientos se van interponiendo en nuestra relación de amor.

O sea que si al final de tu vida puedes decir que estuviste allí para tus hijos y tu familia y que él/ella se sintieron amados, entonces has tenido un gran éxito.

2) ES MÁS IMPORTANTE TU EJEMPLO Y TUS ACTOS QUE TUS PALABRAS

Cuando castigamos, aprenden cómo castigar y no cualquier otra lección que pensamos que estamos enseñando. Si deseas enseñarles a que lleven una vida saludable tú debes ser ejemplo; por ejemplo, comiendo alimentos sanos y haciendo ejercicios. Si deseas que amen su trabajo trata tú de hacer lo mismo y dedicarte a algo que te apasione. Si quisieras que lean, apaga tú la televisión y ponte a leer; si quieres que no juegue videos todo el día apaga tu computadora y deja tu celular descansar un rato

3) UN ABRAZO ES MAS PODEROS QUE UN CASTIGO

Cuando se porte mal y lo quieras castigar o regañar, trata primero de ponerte en sus zapatos, trata de empatizar; ¿por qué lo hizo? ¿que lo llevo a hacerlo?, simplemente entender primero. Habla y exprésate sin gritos y amenazas, explica porque fue un mal comportamiento y las consecuencias que conlleva ese mal comportamiento, porque no se debe hacer y qué pasa con las personas que se comportan de esa forma.

Yo recuerdo que mi papá era muy bueno en eso y cuando yo era chiquita siempre pensaba que porque no me castigan y me pegan como al resto de mis amigas. Lo que él hacía era sentarnos  a tener largas conversaciones sobre nuestro comportamiento y sus consecuencias y al final muchas podían terminar en un gran abrazo. Difícil después de esto volver a repetir el mismo mal comportamiento!

4) CONFIA EN ELLOS

Es difícil aceptarlo pero es bueno que tomen riesgo, que fracasen y enséñales que esas son enseñanzas valiosas que nos hacen más fuertes y exitosos. No tengas miedo constante por los posibles riesgos a los que se enfrenten y los errores que puedan cometer. No les muestre tu miedo, demuéstrales que cofias en ellos y en su capacidad para escoger su camino y tomar decisiones. Si tú confías en ellos; ellos confiaran en sí mismo. Crecerán sabiendo que las cosas pueden ir mal pero con la confianza de que todo va a salir bien al final.

5) DEJA QUE SEAN QUIENES SON Y QUIENES VAN A SER

No puedes (ni debes) estar en control de todo. Quizá lo que es importante para ella/él no es importante para ti pero eso es ella/él no tú, es su esencia que no es la misma tuya. Déjalo que se exprese a su manera, que persiga lo que es importante para ella/él. Al final nadie tiene la verdad en la mano de que es lo mejor para cada quien y todos estamos buscando siempre el camino de la felicidad.

6) COMPARTE CON TUS HIJOS

Lee con ellos, caminen en la playa o en la montaña, hagan ejercicios, monten bicicleta por un lugar bonito, haz un picnic, ten buenas conversaciones, contempla las estrellas y las maravillas de la naturaleza, escucha música, cocina con ellos, recíbelos cada mañana  con una sonrisa y un gran abrazo, cuéntale historias, corran juntos. En fin comparte la vida con esas personas que Dios nos puso en nuestro camino, que tanto queremos y a quienes llamamos nuestros hijos.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

La disciplina nos define como familia

Tagged Under : , , , , , ,


DISCIPLINA

DISCIPLINA

“La disciplina nos define como personas y familias”: así comenzó su presentación Kim John Payne , autor del libro “Simplicity Parenting” , ante un gran número de padres. “No creo en niños desobedientes si no en niños desorientados”; los niños necesitan orientación, reglas, normas, guía y nosotros, los padres, somos ese GPS que ellos necesitan y buscan constantemente para poder encontrar las coordenadas que guían su vida.

Cuando los niños desobedecen lo hacen porque están desorientados, ese mal comportamiento que busca desafiar a los padres lo que quiere decir realmente es “necesito reglas”, “necesito orientación”.  Esta desorientación o mal comportamiento también sucede cuando los niños están cargados de demasiadas actividades y de mucha presión (al igual que nosotros los adultos). Por ejemplo: demasiada tarea/deberes, demasiadas actividades extracurriculares, vida social intensa y en general poco descanso y poco sueño.

Payne explica que la disciplina define nuestros valores como familia. Por ejemplo: las palabras que no se permiten decir en la familia. Puedes explicar que tú sabes que esas palabras  las usan sus amigos pero dejar claro que en tu casa, en tu familia no son permitidas. Define los valores de tu familia y déjaselos claros a tus hijos. Los niños necesitan que les digan NO y les marquen límites.

Disciplina  en 3 etapas dependiendo de la edad de los niños

De 1 a 8 años aproximadamente: en esta etapa los padres son gobernantes. Los padres somos quienes tomamos las decisiones de la familia y de nuestros hijos, demostramos muchísimo amor, ponemos límites y reglas y limitamos las opciones a muy pocas.

En esta etapa (y en otras) los niños exigen una respuesta inmediata de los padres, déjales saber desde pequeños que siempre que quieran una respuesta inmediata la respuesta será NO, de esta forma aprenderán a darte tiempo y a no exigir inmediatez en todo momento

Enséñales gratitud y no permitas que exijan derechos constantemente. Una de las formas es no dejarlos que interrumpan tu conversación con los adultos. Si estás hablando con un adulto y llegan a interrumpirte coloca tu mano en señal de “pare” (stop) y sigue la conversación hasta que encuentres un momento oportuno para prestarles atención. Empieza por que espere 10 segundos y ve aumentando el tiempo a medida que van creciendo y van aprendiendo. Ellos mismos irán aprendiendo cuando es ese momento oportuno.

Asegúrate de dar órdenes y no demasiadas opciones o sugerencias. Ejm: “Es hora de subirse al auto” en vez de “será que ya nos debemos montar al auto?”. A esta edad, si les da sugerencias ellos piensan que les estas preguntando qué hacer y ahí empieza el conflicto.


De 8 a 13 aproximadamente: en esta etapa les podemos preguntar; ¿Cómo es tu plan?, ¿Cómo lo visualizas?, ya no los tratas como bebes, ya los dejas expresar como se imaginan sus propios planes y como los quisieran llevar a cabo.

Es importante que entiendan que sus planes tienen que cumplir 3 requisitos:

1)    Debe explicar su plan en el momento adecuado. Es decir, no te va a decir que se quiere ir a casa del amiguito cuando tu estas conversando con la mamá de ese amigo, o cuando estas en una llamada telefónica con tu jefe. Los niños tienen que aprender a saber cuáles son los momentos adecuados para presentar sus planes.

2)    Con respeto: es importante que pidan o presenten su plan de una forma respetuosa y no exigiendo.

3)    Tomando en consideración  a los demás miembros de la familia “El sábado quiero que me lleves a mí y mis amigos todo el día a playa”.  ¿Qué pasa con los demás miembros de la familia, con el juego de tenis de tu hermana, con la presentación de piano de tu hermano?

De 14 a 19 aproximadamente somos guías. En esta etapa ellos están interesados en su propia vida, su carrera, sus deportes y sus amigos (los amigos en un tema difícil en esta etapa). Los ayudamos a tomar las mejores decisiones conversando, hablando escuchándolos y dándoles nuestro ejemplo.

En caso de que veamos que nuestra guía no es suficiente porque se están des encarrilando  hay que volver a la etapa anterior de preguntarles sus planes pero nosotros tomar las decisiones y si todavía esto no funciona hay que regresar a la etapa anterior de gobernantes; decidiendo nosotros sin consultarles. Esto por supuesto debe ser pasajero y poco a poco volver a la etapa que corresponde a su edad y madurez.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana.

El camino hacia la crianza sin estrés

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Camino hacia la crianzasin estrés

Camino hacia la crianzasin estrés

Tengo que empezar por decir que no existe tal cosa como la paternidad o crianza sin estrés pero sí creo que hay formas de disfrutar alegría y paz en nuestro trabajo de criar y educar.

Los padres siempre tenemos algún tipo de estrés: cuando son más pequeños lidiamos con las rabietas, las malas noches, las rodillas raspadas y peor aún con los “piquis” para comer. Más tarde nos preguntamos si van a encontrar la felicidad en la edad adulta, si se podrán mantener por sí solos y si encontrarán el amor de sus vidas y formarán una hermosa familia.

La paz no es un lugar sin estrés pero un lugar donde aceptas el estrés como va apareciendo, un lugar donde lidias con las realidades solo a medida que se van presentando. Tratemos de no preocuparnos por lo que no ha pasado y por las cosas por las que no podemos hacer nada.  Por supuesto, es mucho más fácil decirlo que hacerlo pero tratemos. Cuando se te presente una situación difícil respira varías veces antes de actuar (o pegar un grito) y al final siempre abraza a tu hijo/a y demuéstrale tu amor.

Todos vamos aprendiendo esta vía solo cuando la vamos cruzando, cuando la vamos viviendo pero  aquí tengo algunos tips que nos pueden ayudar en una crianza sin estrés

  • Saluda a tu hijo cada mañana con AMOR,  con una sonrisa, un beso y un abrazo. Esta es la forma en que a todos nos gustaría ser recibidos cada día.
  • Lee con ellos con frecuencia. Es una manera maravillosa de compartir, educar, y explorar mundos imaginarios.
  • Juega, juega, juega y comparte! Construye castillos, juega al escondiste, a perseguirlos. Siéntense a tomar un chocolate caliente, hagan una limonada y deja que ellos expriman los limones (déjalos que lo hagan a su capacidad – solos – no critiques, ten paciencia). Juega a menudo, el juego es la esencia de la infancia. No trates de forzarlos a dejar de jugar.
  • Los padres también necesitamos tiempo a solas. Establece ciertas tradiciones/rutinas de modo que tengan tiempo para ustedes como pareja. No solo es sano y necesario, es ademán un excelente ejemplo para ellos.
  • Cuando tu hijo/a necesite tu atención, dásela (no a medias mientas lees los textos o los emails en tu celular). Esto NO significa que le tienes que dar atención constante pero cuando la necesita y te la pide pon tus 5 sentidos en eso.
  • Cuando tu hijo está bravo/molesto/frustrado ponte en sus zapatos y trata de entenderlo. No te limites a juzgar el comportamiento. Nuevamente usa gestos de amor (abrazo , escucharlo, etc)
  • Se tú modelo del comportamiento que quieres que tus hijos aprendan. No le grites para que paren de gritar. No te molestes cuando quieren pasar la tarde jugando juegos de videos cuando tú estás constantemente en el teléfono o la computadora. Mantén la calma, sonríe, se alegre, amable…. Sal al aire libre. Soy una ferviente creyente de estar al aire libre, de jugar afuera, de estar en contacto con la naturaleza.
  • Cuando surja un momento de tensión (y habrá muchos) aprende a lidiar con calma. A veces puedes inclusive aprovechar la oportunidad (si se presta) para hacer una broma; es una forma de enseñarlos a no tomarse las cosas tan en serio cuando no lo amerita. Respira y aléjate de la situación si sientes que has perdido los estribos, vuelve cuando estés más calmada y seas capaz de sonreír. Enséñales a disfrutar de la vida!
  • Recuerda que tu hijo es un regalo de Dios y que no va a ser niño/a por mucho tiempo. Cada momento que puedes pasar con ellos es un milagro, disfrútalo y saboréalo. Siéntete agradecido por ese momento.
  • Deja que tus hijos compartan contigo sus intereses. Horneen galletas, hagan ejercicios, lean, escriban, cocinen,  bailen, canten.
  • Metete e n la cabeza que cuando metes la pata, como padre, todo estará bien (esta es muy difícil para mí) Perdónate a ti mismo, PIDE DISCUPAS. Usa el modelo que quisieras que tu hijo/a use cuando sea él/ella quien mete la pata.
  • Establece límites y reglas. Deja claro lo que no es aceptable. No puedes hacerte daño a ti mismo y a otros y debes tratar a los demás con amabilidad y respeto. Dentro de los límites permite libertad.
  • Has ejercicios; esto ayuda mucho con el estrés. Sal a correr por un lugar bonito
  • Un solo frente, un solo equipo, TU y tu pareja. También ayuda al balance; cuando uno de los padres comienza a perder los estribos, el otro debe ser una fuerza que calme
  • Aproveche cada oportunidad para enseñar bondad y amor. Es la mejor lección.
  • Así como comenzaste con un amanecer lleno de manifestaciones de amor termina el día igual. Aprovecha el momento de irse a la cama para agradecer por otro hermoso día con ellos y en familia. Da gracias por los hijos que tienes y bésalos y abrázalos antes de que se duerman. (Otro día les comparto mi hablada con ellas por las noches)

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana!.

No tengo tiempo

Tagged Under : , , , , ,

Hace poco escribí sobre la necesidad de volver a lo básico en este mundo acelerado en el que vivimos y parte de la “norma” de este mundo es no tener tiempo para nosotras (madres),  para cuidarnos a nosotras mismas.

No excusas - Comienza a hacer ejercicios

No excusas - Comienza a hacer ejercicios

En este artículo me refiero  específicamente  a tiempo para hacer ejercicios y su importancia para nuestro bienestar y nuestra salud.  Es cierto que cada vez es más difícil encontrar tiempo para hacer ejercicios pero también es cierto que muchas veces perdemos tiempo en cosas que no nos aportan nada, o muy poco.

Tengo que empezar por decir que no soy persona de gimnasios y lo comprobé una vez más hace un par de años cuando me inscribí en uno súper bueno (y caro) y creo que fue el año en que menos ejercicio he hecho. No iba porque me tardaba mucho entre llegar allá, hacer la clase, bañarme, vestirme y llegar nuevamente a trabajar y tampoco salía a la calle, al parque o a la playa a hacer ejercicios porque pues ya estaba pagando un gimnasio para eso.

¿Qué hago ahora? Ya no estoy en ningún gimnasio. Ahora salgo a correr, al parque a hacer ejercicios o a nadar en la playa cuando tengo tiempo. ¿Y cuando tengo tiempo? Yo trabajo por las mañanas (soy agente inmobiliario), doy clases de gimnasia a niñas y estoy muy involucrada en el colegio de las niñas.   En las tardes trato de dedícarme  mis hijas a menos que tenga algún cliente que atender.  Entonces lo que hago es que cuando dejo a mis hijas en alguna actividad como gimnasia, piano o natación aprovecho esa hora o media hora y me voy a correr por la calle, o a hacer ejercicios a algún parque que me quede cerca en vez de irme a tomar un café, quedarme conversando con una amiga  o quedarme revisando el celular una vez más.

Aprovecha el tiempo que tienes,  te aseguro que si revisas tu horario encontrarás media hora aquí o allá. Es cuestión de determinación y de realmente querer. Una vez empieces te sentirás mejor, física y mentalmente.  Trata de divertirte, disfruta de la naturaleza y sobre todo empieza ya!!! La idea es hacer algo todos los días, por poco que sea.  Camina, corre,  sube una colina o un puente o una montaña (lo que te quede cerca) has unas planchas, salta cuerda,  guíndate de unas barras o unas paralelas en el parque.  EMPIEZA, luego el ejercicio va agarrando estructura y forma.

Te sentirás inmediatamente con más energía y tu salud comienza a mejorar enseguida. No olvides comer sano, lo más sano que puedas.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana.

La necesidad de volver a lo simple

Tagged Under : , , , , , , , ,


Regresar a lo simple

Regresar a lo simple

Demasiado expuestos, muy temprano, muy sexy y muy joven, fueron las frases con las que Kim John Payne, autor del libro “Simplicty Parenting”, se refirió a la exposición de los niños a los medios de comunicación y al mundo de los adultos en general

Payne, a quien tuve la oportunidad de escuchar recientemente en una excelente charla en el colegio de mis hijas, comentó que el ritmo acelerado en el que vivimos se ha convertido en la norma y que esto ha traído graves consecuencias a los niños de hoy.

Comentó que la exposición prematura a los medios, el ritmo acelerado de vida, los horarios matadores de 5 actividades por día y el abuso del uso de las pantallas provocan un estado de locura a nivel del sistema neurológico de los niños.  La esencia del “YO” del niño se pierde en esta locura.

El especialista, quien aparece constantemente en medios de comunicación a nivel nacional en Estado Unidos y es consultor para cientos de colegios públicos y privados en este país, considera que cuando la mente de un niño entra en caos por la sobresaturación comienza a trabajar en “estado de sobrevivencia”.

Payne hizo una comparación que me llamo mucho la atención para explicar cómo funciona el estado de sobrevivencia. Explicó que cuando nuestro hijo tiene fiebre, nosotros, inmediatamente como padres, bajamos la intensidad de las actividades –no lo enviamos al colegio, o al soccer o a la natación o a la gimnasia, le damos comida más sana, y dejamos que duerma más y que descanse. Pues lo mismo pasa con la mente; necesita volver a lo básico, a lo sano, a la calma, a lo simple.

¿Qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a sobrevivir el ritmo acelerado de hoy en día que se ha convertido en la “norma”?

Volver a lo sano, o la básico y a la calma

Volver a lo sano, o la básico y a la calma

10 Sugerencias para ayudar a tu hijo a vivir más relajado y feliz

  1. Escucha tus instintos como padre/madre y síguelos. El hecho de que “todo el mundo” este haciendo algo de una forma no significa que es lo correcto y que es lo mejor para tu hijo.
  2. Disminuye las actividades extraescolares
  3. Disminuye el tiempo frente a la televisión, los juegos de video y las pantallas en general
  4. Crea y sigue las rutinas en la casa. Horarios para desayunar, para hacer tareas, para bañarse, etc. Crea un ritmo en el que pasen las cosas. Esto les da mucha paz y tranquilidad a los niños.
  5. Hazles un resumen de cómo va a ser el día, sobre todo si algo va a ser diferente de lo acostumbrado. El saber con anticipación cómo será su día los ayuda a relajarse y concentrarse más en los asuntos del colegio.
  6. Menos es más. No les des todo lo que quieran, ni siquiera todo lo que “necesitan”.
  7. Has limpieza en el cuarto de juguetes, en los libros, en la ropa. Trata de que el mundo que los rodea no este saturado.
  8. Déjalos que se aburran, que tenga momentos en los que tengan que inventar para distraerse. Esta es una excelente forma de desarrollar la creatividad. Acordémonos que cada vez hay más personas en el mundo que trabajan por su cuenta (cerca de un 50% hoy en día en EEUU). Cada vez más, inclusive las grandes empresas, buscan personas innovadoras, creativas y con la capacidad de adaptarse.
  9. Ya dije menos, menos, menos, tiempo frente a las pantallas, cualquiera que sea, así sea “educativa”
  10. 10. Filtra las conversaciones que tienes con adultos cuando estés frente a tus hijos. Muchas veces estas conversaciones no son apropiadas y les deja a los niños un mensaje incorrecto. Ese mensaje puede ser: “no estoy seguro”, el mundo es malo”, la gente es mala”, etc.

Yo podría agregar una más: el contacto con la naturaleza. Es algo que realmente me relaja a mi y a mi  familia. Una caminata tranquila al aire libre, un paseo por la playa,  ver un atardecer. La idea es la misma;  vuelta a lo básico, a lo natural, a lo simple.

Quizá no podamos declarar fácilmente paz a nivel mundial pero seguro podemos declarar paz en nuestros hogares.

Suscríbete a mi blog (RSSE-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana.

Espero tus comentarios!

¿Quién es la mejor madre de todas?

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Quién es la mejor madre?

Quién es la mejor madre?

Escuchamos hablar de diferentes tipos de madres: las que trabajan, las que se quedan en casa con los hijos, las estrictas, las permisivas y liberales, las amigas de sus hijos, etc. Hay muchas etiquetas pero poco se sabe con certeza cuál de estas es la que mejor funciona en cuanto a producir hijos felices y exitosos. Lo importante es que nos preguntemos cual es la forma en que más disfrutamos nuestra tarea como madres.

Christine Carter, la autora del libro “Raising Happiness”, lleva más de 10 años investigando el tema y presenta 10 cualidades importantes para ser una “buena madre”. Ella y muchos otros especialistas en el tema de crianza coinciden en que ser felices es la característica más importante.

Las 10 cualidades más importantes para ser una “buena madre”

  1. Ser felices: investigación tras investigación sugiere que la felicidad de los padres conlleva por lo general al bienestar de los hijos y ayuda a que estos alcancen con más facilidad sus metas y objetivos. “Las madres felices son las mejores madres”.
  2. Vivir sin estrés y no demasiado ocupada: como madres es necesario tener la habilidad de estar presentes y ser pacientes. Este es uno de los mejores regalos que le podemos dar a nuestros hijos. Ya sé que es difícil mantener la paciencia ante tanta presión que enfrentamos en el día a día pero es importante aprender técnicas de relajación – meditación, yoga-  para trabajar nuestra paciencia y poder estar realmente presente cuando estamos con nuestros hijos.
  3. Vivir en una relación romántica feliz: pocas cosas en la vida son más importantes para nuestra felicidad  que nuestra vida amorosa o de pareja. Si vivimos en una relación de pareja armoniosa y no conflictiva nuestros hijos tendrán como ejemplo una relación sana que los ayudará en sus propias relaciones de amistad y pareja.
  4. Ser cariñosa y afectiva: esto significa que no debemos dejar de demostrar nuestro amor y afecto por nuestros hijos inclusive cuando estamos enojados con ellos. Debemos usar otras herramientas para disciplinarlos pero no dejarles de demostrar nuestro cariño y amor incondicional. Nuestro amor por ellos debemos demostrarlo en las buenas y en las malas.
  5. Determinar los límites y mantenerlos: debemos ser la madre de nuestros hijos y no sus mejores amigas. Esto significa decir no cuando es necesario inclusive cuando ese “no” nos duele más a nosotros que a ellos. Debemos establecer reglas y respetarlas.
  6. 6. Permitir que cometan errores: nuestra naturaleza como madres nos hace ser protectoras y es así como tratamos de evitarles que cometan errores, sobre todo aquellos que más le van a doler. De esta forma no los dejamos ser independientes y formarse realmente como adultos dejando que aprendan de sus propios errores.
  7. 7. Ser comprensiva y promover la independencia: enseñarlos a que tomen sus propias decisiones, a escuchar su propia voz para que de esta forma aprendan a saber lo que quieren en la vida. No es lo que mami quiera para ellos pero lo que ellos quieran para sí mismo.
  8. 8. Promover buenos hábitos familiares: es importante inculcar hábitos diarios que  evoquen emociones positivas como apreciación, confidencia y compasión en vez de posesión -“tener derecho a” o “merecerse todo”. Aquí tienes algunos ejemplos: durante la cena agradece por la comida que tienes. En la mañana, agradece por el nuevo día y por la familia. Permíteles tiempo libre después del colegio para que jueguen un rato libremente y desarrollen su imaginación y felicidad.
  9. 9. Halagar la constancia en el trabajo en vez del talento natural: para lograr el éxito en cualquier  área debemos trabajar horas y horas en esto. Nada se gana de gratis en la vida inclusive si tienes talento natural.
  10. 10. No somos perfectas: y no esperamos nunca la perfección de nuestros hijos. La perfección o la búsqueda de la perfección es una forma de infelicidad.; es una vida llena de temor a no ser suficientemente buenos. Debemos darles espacio y permitirles que cometan errores que se ensucien con tierra, que caminen descalzos, que hagan un desastre.
Mamá feliz: la mejor madre de todas

Mamá feliz: la mejor madre de todas

Ya sé que muchas de estas cualidades las hacemos con facilidad y otras nos cuesta mucho ponerlas en práctica. La idea es trabajar en aquellas que más nos cuestan y no sentirnos mal porque tenemos etapas en las que estamos más decaídas o tristes. Debemos ser madres que amamos nuestra vida y a nuestros hijos con todo nuestro corazón.

¿Cuáles otras cualidades consideras que deben incluirse en esta lista? Espero tus sugerencias.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

Menos estrés y más gozo: Disfrutando más de nuestros hijos

Tagged Under : , , , , , , , , , , , , ,


Disfrutando de nuestros hijos

Disfrutando de nuestros hijos

Tengo que empezar por decir que padres sin estrés es casi un mito pero la meta es encontrar formas de disfrutar de nuestros hijos sin preocuparnos y estresarnos tanto sobretodo por cosas que no están pasando y que quizá nunca van a pasar.

Los padres siempre tenemos algo de estrés y hay muchos ejemplos para describir a lo que nos enfrentamos día a día: lidiamos con malas noches, con pataletas, con los que son súper “picky” para comer y es una lucha constante para que se metan un bocado, con las tareas o deberes escolares, etc. Por ejemplo, yo me estreso muchísimo cuando mis hijas están enfermas aunque lo único que tengan sea unos mocos y tos y concientemente sepa que están bien y todo va a pasar.

Preocuparse por estas cosas no es lo peor de todo, lo peor es preocuparnos por cosas que no están pasando y que a lo mejor nunca van a pasar. Estar preocupado por lo que podría pasar en el futuro crea un gran estrés en muchos padres. Nos preocupamos por accidentes que podrían tener nuestros hijos, si cuando sean grandes van a ser felices, van a encontrar una buena pareja, van a ser competentes, van a ser capaces, inteligentes, etc. Nos preocupamos constantemente por cosas que están fuera de nuestro alcance.

Tratemos de encontrar paz y disfrutar de nuestros hijos. Paz no quiere decir no tener nunca estrés, quiere más bien decir tomar el estrés así como va viniendo y no dejar que se apodere de nosotros. Tenemos muchísimo que aprender en nuestro camino como padres pero por ahora se que da muy buenos resultados sonreír, respirar profundo y darle a tu hijo un gran abrazo.

No es siempre fácil seguir el camino hacia la paz y la tranquilidad pero debemos proponérnoslos cada día.

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

  • Saluda a tu hijo cada mañana con una sonrisa, un abrazo y unos buenos días! Te aseguro que todos queremos que nos saluden así cada mañana.
  • Enséñale a tu hijo a hacer su cama, recoger su ropa, cepillarse los dientes, preparar el desayuno, amarrarse los zapatos, etc. Lo harás más independiente y más seguro de sí mismo. Ya se que necesitamos mucha paciencia para enseñarles estas cosas y que tenemos que enseñárselos una y otra vez. Déjalos que traten, corrígelos y también déjalos que cometan errores, irán mejorando con la práctica. Ellos gradualmente serán más independientes y tú tendrás menos tareas que hacerles a ellos.
  • Léele a tus hijos frecuentemente: es una manera excelente de compartir con ellos, educarlos y explorar cosas nuevas reales o imaginarias.
  • Juega, juega y ríete: juega al escondido, a preparar un té aunque sea imaginario, a las muñecas, a los legos, etc. Fomenta el juego, es importante para el desarrollo.• Los niños son un regalo de Dios y no serán niños por mucho tiempo. Disfruta cada momento, goza y saborea este milagro de la vida y agradece lo afortunada que eres de tener hijos.
  • Comparte con tu hijo lo que te gusta hacer a ti. Sal a hacer ejercicios con ellos, prepara una rica cena, hornea una torta o unas galletas, acuéstate en la grama del parque y ten una conversación, mira las nubes, teje, cose. No importa lo que sea que te gusta hacer, la idea es compartir.
  • Háblale y explícale lo que va a suceder, lo que va a vivir, lo que va a experimentar. Trata de adelantarte a los acontecimientos. Esto hace que las nuevas experiencias que va a tener sean mucho más fáciles de digerir y disfrutar.
  • Si sabes que hiciste algo mal y sientes que cometiste un error, perdónate a ti misma y no te castigues por tu error, todos cometemos muchos errores. Ellos también aprenderán a seguir adelante con la mejor disposición cuando cometan errores.
  • Enséñales buen comportamiento y marca los límites. Define lo que es aceptable y lo que no es. Debe haber siempre un trato de respeto y armonía. Estas son cosas que no se aprenden en un día pero ten paciencia y se constante. Dentro de los límites ofréceles libertad.
  • Dales espacio y tiempo a tus hijos. No los inscribas en demasiadas actividades extracurriculares, esto por lo general provoca estrés en niños y adultos. Déjalos que salgan a jugar libremente, esto es súper sano.
  • Para ayudar a aliviar el estrés sal a dar una caminata o a correr. Correr al aire libre y en solitario te alimenta el alma y la tranquilidad.
  • Una de las cosas que más ayuda a facilitar la crianza es formar equipo con tu pareja. Estén del mismo lado y en un mismo frente.
  • Enséñales a dar amor y a ser bondadosos. Esta es una gran lección.
  • Dales un beso de buenas noches y agradece por otro día hermoso que pasaste en compañía de tus hijos y tu familia.

¿Cómo combates el estrés?, ¿Qué disfrutas haciendo con tus hijos?. Espero tus comentarios


Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Madres que admiro, consejos sabios

Tagged Under : , , , , ,

No puedo empezar este artículo sin primero darle las gracias a mi madre, Inés,  por haberme traído al mundo y haberme dado siempre mucho amor y el mejor ejemplo. También quiero agradecer a mi suegra, Monika, por haber tenido a mi esposo, Andrés, con quien ahora he formado una linda familia, y con quien tengo dos hermosas hijas, Isabella y Alexandra, quienes todos los días me enseñan a ser madre.

Para celebrar este Día de la Madre  invite a 3 mamás que por una razón u otra admiro profundamente y considero ejemplos a seguir a que me escribieran en uno o dos párrafos (o más si querían)  el consejo más valioso que ellas sentía o querían compartir con otras madres. Aquí les presento a las mamás y lo que ella tienen que decir.

Andone e hijos - Día de la Madre

Andone e hijos - Día de la Madre

Andone Irazu es Venezolana- Española, madre de dos hijos, Fernando Javier (25) y Rubén Eduardo (Waldi 23),  la tercera de mis 5 hermanos. Andone está siempre de punta en blanco, de buen humor, alegre y sobretodo dispuesta a ayudar  -Ya vieron como empezó su texto “Ojalá pueda ayudar a la madre que lo necesite”. Ella ha sido siempre admirada por todos lo que tenemos la dicha de estar cerca de ella, es realmente especial.

“Ojalá  pueda ayudar a la madre que lo necesite. Desde mi experiencia de ser madre de dos hijos muy especiales, excepcionales:

Tuve a mi segundo hijo, con parálisis cerebral severa. No te mentiré, debes superar angustias, miedos, rabias, culpas, incertidumbres y palabras como “retraso”, “convulsiones”, “el pronóstico no es bueno” y un largo etc. Por encima de todo intenta,  después de llorar y  gritar todo todo lo que necesites y aferrarte a lo que sientas que te ayuda,  tomártelo con mucha calma y  sentido común, no es fácil;  pero con todos nuestros hijos ambas son muy importantes.  

Es esencial conocerlos bien,  diferenciar entre las necesidades de cada uno, comprometerte  y dedicarles, tanto juntos como por separado. Ambos te necesitan por igual y eso sucede con todos los hijos, tengan o no necesidades especiales.  Llegará la paz y te sentirás  la madre más afortunada del mundo, porque para ti, tus hijos son lo más especial que te puede pasar,  y  unos con su mirada de ángel, otros con las palabras más amorosas, cada uno a su manera,   así  te lo hacen sentir”.

Maria - Día de las Madres

Maria - Día de las Madres

María Tabaschek es mexicana –americana, madre de 2 hijos, Paula (14) y Axel (7). Conocí a María (Peli)  hace 15 años y es una de las personas que más he visto cambiar su vida. Está constantemente aprendiendo algo nuevo y ayudando a los demás. Hablar con ella es siempre una fuente de inspiración, se ha dedicado de lleno a la yoga y a la meditación.  Aquí está lo que Peli me escribió. 

Cinco hábitos de mamás felices

Hoy en día las demandas que las mamás nos ponemos son imposibles. Esperamos hacer de todo: educar niños súper inteligentes, estar en forma, destacar profesionalmente, hacer voluntariado, lucir impecables, ser excelentes esposas, madres, cocineras, etc. etc. y mamás solteras igual o más pero con menor ayuda. Todo esto eventualmente puede afectar nuestra salud  física, mental, emocional y espiritual. Para prevenir esto y realmente ser no solo las mejores madres sino las más felices y las más plenas, he descubierto algunos hábitos que me ayudan a encontrar un buen balance en todo sentido. 

(1) Entiende y ama su unicidad: Cada hijo es único e irrepetible, es imposible comparar a los hijos. En mi caso, mis 2 hijos son completamente opuestos. Es importante entender la perspectiva con que ven las cosas y tener empatía. A los hijos les gusta saber que nosotras pasamos por lo que ellos están pasando.

(2) Tiempo de calidad: el tiempo que pases con los hijos, no importa cuan poco o mucho, que sea tiempo de verdad. Por ejemplo, yo uso el tiempo en que lavo los trastes para hablar con mis hijos, ellos se sientan en la cocina para conversar de algo en particular que haya pasado durante el día. Otras veces, en el auto o cuando están en su cuarto haciendo tarea, voy a guardarles la ropa limpia y uso ese tiempito para entablar una conversación.  Sobre todo para los hijos mas introvertidos, las mejores conversaciones salen a flote cuando están haciendo tarea o tomando un baño y son mas casuales que  ‘interrogativas”. En casa, un día a la semana generalmente los domingos es un día ‘lite’, no hay electrónicos por lo general a menos que sea una ‘family movie’ y usamos el tiempo par ir a misa, reunión informal de amigos o parientes, o pasar el día de manera simple, relajante y divertida.

 (3) Valores, Fe, Espiritualidad: Tanto mi esposo como yo pensamos que la fe y la espiritualidad son las mejores bases para fortalecer la personalidad de los hijos. A veces uno puede perder la perspectiva y enfocarse mucho en el aspecto académico, social o deportivo. Los horarios se hacen tan complicados que dejamos la oración y la espiritualidad al costado cuando es esto lo que puedes servir sobre todo en momentos difíciles.

(4) Saber decir NO a la competencia. Conforme los hijos van creciendo y el nivel académico y deportivo requiere más tiempo y esfuerzo, es muy típico caer en la competencia.  No hay que perder de vista la razón por la que se hacen las cosas (la intención) e inculcar en los hijos el reto sin maltratar la integridad personal. Esto me recuerda un libro que lei hace mucho, llamado “When the game is over, it all goes back in the box” de John Ortberg. Nosotros como padres tenemos la labor de educar a nuestros hijos como personas, al final eso es lo que se llevan cuando pasan a otra vida: su alma  y sus acciones sobreviven, el resto se queda. 

(5) Solitud; Hacer tiempo para nosotras mismas es importantísimo. Me gusta llamarlo tiempo de “solitude”. Nos hace crecer, nos cambia, nos fortalece a nosotras mismas y fortalece nuestras relaciones y nos centra dando mucha paz interior sobre todo cuando estamos muy ocupados. Silencio y solitud incluyen reflexión y meditación. Estamos acostumbrados a siempre hacer algo, no podemos perder tiempo no haciendo nada y corremos todo el día que ni se nos ocurre tomar un tiempo en silencio y disfrutar nuestra propia compañía. Esto nos da energía y nos ayuda a si mismo a ser mejores mamas.

Adriana e hijos - Día de la Madre

Adriana e hijos - Día de la Madre

 Adriana Vollmer es Venezolana – Americana. Adriana  tiene 4 hijos; Nicolás (13),  Ignacio (12), Carolina (9) y Ana Cecilia (18 meses) Adriana fue mi inspiración para tener los partos que yo soñaba, partos  naturales, sin anestesia y con lo menor intervención médica posible. Me inspiró además a lactar a mis hijas por el mayor tiempo posible (lo hice  1 año y medio con cada una). Por un lado Adriana se dedica mucho a los niños pero por el otro lado deja que sean muy independientes. Digamos que Adriana es la niña natural y rebelde que lucha en contra de los “estándares establecidos” cuando no está de acuerdo.  Así lo demuestra en sus comentarios.

Desde hace tiempo que me preguntaste cual seria mi consejo para otras mamás, he estado pensando. Creo que tengo 2!

El primero es para los bebés: este lo descubrí con mi 3er hijo y lo repetí con la 4ta y ha sido “priceless”. Desde el principio, cántale la misma canción al acostarlo (y no se la cantes sino para dormir). Después de unos meses va ser como un reflejo: cuando le cantes esa cancioncita va saber que es hora de dormir. Acuéstalo(a) y vete de la habitación. Si llora más de un par de minutos, puedes ver que le pasa pero si le toca dormir y no tiene nada, déjalo. Y cuando se despierte, no te apures en sacarlo de su cuna. Aprenden a jugar solos; tu puedes terminar lo que estas haciendo y a veces hasta se vuelven a dormir! Un niño descansado = una mejor mamá!

El segundo es en relación con cuando van creciendo: no claudiques ante las presiones del entorno (y de ellos!): actividades, gadgets tecnológicos, etc. Los niños nunca han tenido tanto como los de nuestra generación y les hace mucho bien no tener “todo”!

Salud y felicidad para todas las madres es este Día de la Madre

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados.  Gracias y que pases una feliz semana.

Involucrate en la crianza y educación de tus hijos

Tagged Under : , , , , , , , ,

Involucrate en la educación de tus hijos

Involucrate en la educación de tus hijos

Definitivamente estar involucrado en la crianza y educación de nuestros hijos conlleva SIEMPRE a mejores resultados que no estar involucrado de ninguna manera. Luego, la forma en que lo hagamos puedes ser más positiva o un poco menos positiva

Como padres somos la influencia más grande en la educación y vida de nuestros hijos. Debemos ofrecerles un ambiente donde exista amor y respeto y al mismo tiempo disciplina y estructura, sin olvidarnos de fomentar su independencia. Ya se que no es fácil y que a veces estamos cansados y no tenemos paciencia para lidiar con malcriadeses pero porque no hacer un esfuerzo cuando sabemos que es en beneficio de quienes más queremos.

Mientras más temprano te involucres en la educación de tu hijo mejores serán los resultados. Cada día se nos presenta una nueva oportunidad de involucrarnos en sus vidas y en su educación. Inclusive si nunca lo has hecho, nunca es tarde para empezar. Aquí te dejo unos tips que puedes poner en práctica para involucrarte en la educación y formación de tus hijos.

1-     Relacionate con las personas que están involucradas en la educación de tus hijos: maestras, directores, asistentes, etc.  Habla con los profesores de tus hijos de forma regular. Si te es posible ofrecete como voluntaria para participar en distintas actividades en el salón de clases y en los diferentes eventos del colegio. Mantente informada sobre lo que están aprendiendo   No esperes a que te convoquen a una reunión para hablarte de los problemas que está teniendo tu hijo o no te desaparezcas si todo va bien. Trabaja en la biblioteca. No le des a tu hijo atención especial cuando estés ayudando en el colegio. Les cuento, por ejemplo, que mis hijas van a clase de gimnasia conmigo (yo soy la profesora) y durante la clase me llaman Ms. Elena. Las otras mamás se mueren de la risa.

Demuestra tu amor y felicidad

2-     Déjale saber a tu hijo lo importante que él/ella es para ti: tu hijo no necesita que estés todo el tiempo cerca de él/ella pero necesita que realmente estés presente cuando estés con él. Juega con él, investiga que es lo que más le interesa, has preguntas, y realmente escucha las respuestas. Tu hijo necesita un poco de tí cada día. Por lo menos unos minutos de presencia real, sin computadora, sin TV, sin celular y sin pensamientos acerca de lo que está en tu escritorio y te falta por hacer. Dejarles saber a tus hijos lo importante que son para ti es como darles una  inyección de felicidad

3-     Enseñales a tus hijos y no asumas que todo lo aprenderán en el colegio: no importa si tu hijo va a un colegio público o privado o si hace “home schooling” nosotros como padres debemos completar muchos espacios vacios o blancos que son muy importantes para la formación global de nuestros hijos. Hay muchísimas habilidades (y ni hablar de valores y modales) que no se aprenden en la escuela y que son importantes a la hora de formar buenos hombres y mujeres del mañana. Utiliza las bibliotecas locales, ten libros y revistas interesantes en tu casa. Leele cada día a tus hijos.

4-     Limita la exposicion de tus hijos a los medios: si limitas la exposición de tus hijos a los diferentes medios de comunicación, estarás ayudando a promover  su creatividad, su atención, su desarrollo y su serenidad.  Muy pronto tu hijo/a tendrá una exposición a los medios mucha más intensa de lo que anticipas. Limítala mientras esté en tus manos. Se que muchas veces puedes ser más fácil encender la television  pero creo que podemos enseñarles a nuestros hijos a no siempre escoger la vía más fácil.  Más adelante monitorea lo que ven y lo que publican en las redes sociales.

5-     Crea un ambiente para el aprendizaje: conversen de distintos temas mientras cenan todos en familia, has juegos, adivinanzas, cuentales una historia de tu vida que no conozcan, compara algo que te paso a tí con algo que ellos están viviendo en este momento, háblales de los abuelos, de los tios, de donde viven, de que hay en esos países, que idioma se habla, que hora es allá. Salgan a ver las estrellas, la luna. En fin, se trata de aprovechar los momentos para aprender y disfrutar. Me referí ya a leer diariamente?

6-     Sal con tus hijos: ve al zoológico, al museo, a una biblioteca, a pescar, a una boda, a un bar mitzvah. Explicales porque se hacen este tipo de celebraciones, que significan, la importancia que tienen, hablale sobre las tradiciones.

7-     Se un buen ejemplo: quiza este es el más importante de todos. Los niños hacen lo que ven y no lo que les digan que tienen que hacer. Si quieres que sean felices expresa tu felicidad, si quieres que sean respetuosos y disciplinados empieza siendolo tu misma – llevalo al colegio a la hora que debe entrar, no permitas que falte al colegio porque no se pudo levantar en la mañana, sigue las reglas del colegio, etc. Recuerda que por lo menos en este momento la persona de más influencia en la vida de tu hijo eres tu.

Aprender es demasiado importante para dejar toda la responsabilidad en manos de los maestros.

¿Cómo te involucras tu en la educación de tus hijos?, ¿qué haces para estar presente? Espero tus comentarios

 Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Tareas, deberes, homework

Tagged Under : , , ,

Actitud postiva ante las tareas

Actitud postiva ante las tareas

Estamos a mitad de año escolar y para muchos niños (y mamás) la hora de hacer las tareas comienza a ser una clase de pesadilla, un tiempo de estrés, frustración, pelea y más. Puede parecer que todas las cosas que le gusta hacer a tu hijo/a  tienen que esperar hasta que termine de hacer la tarea. Aquí tienes algunas sugerencias que podrían ayudarte a que la hora de la tarea sea más placentera para ti y él o ella.  

Primero que todo si tienes dudas, quejas, o preocupaciones acerca de la tarea de tu hijo(a) háblalo con su maestra, o  con la directora del colegio.

 Oriéntalo pero no hagas tú la tarea

No te sientes al lado de tu hijo a hacer las tareas, deja que él/ella se siente solo y que te llame solo cuando te necesite. Una vez que te empiezas a sentar ya no te pararás más nunca. Ayudarlo con la tarea significa orientarlo no hacerla por él/ella. La única  forma de que la hagan por sí mismo es dejarlos que la hagan, de esta manera también ganan confianza en sí mismo y subirá su autoestima.  Si le surge alguna duda ayúdalo (a) con ejemplos y haciéndole preguntas para que él/ella llegue a la respuesta y no simplemente dándole la solución.  Recuerda que ellos trabajan de forma independiente en el colegio  y la tarea promueve independencia y responsabilidad.

 Ayúdalo a organizarse

Tarea - Ayudalo a organizarse

Tarea - Ayudalo a organizarse

La mejor manera de ayudarlo es enseñándolo a organizarse.  Con tu ayuda puede desarrollar hábitos de estudio que le ayudarán para toda la vida. Discute la tarea del día, dale una mirada a todo lo que necesita hacer, pregúntale si entiende lo que debe hacer y cómo debe hacerlo. Guíalo en lo que no entienda antes de que se siente a escribir.

Destina un lugar para hacer la tarea y ten los utensilios a la mano

Es importante que siempre se siente en el mismo lugar a hacer la tarea. Destina un área, (escritorio si es posible) para sentarse a trabajar. Pon el escritorio preferiblemente en un lugar tranquilo y con buena luz. Ten en ese escritorio/ lugar de trabajo los materiales que necesita para hacer los deberes, lápiz, borrador, saca punta, colores, etc. Enséñalo(a) a mantener los utensilios  siempre en ese lugar y organizados. . 

 Cortos períodos de descanso

Deja que cada 10 – 20 minutos (dependiendo de la edad) tu hijo(a) se levante de la mesa, tome un poco de agua, te cuente algo que le paso en el colegio, salga al patio un rato, en fin que se tome un tiempito (5 minutos) de descanso. Cuando se vuelva a sentar será más productivo. Trata de no comenzar con la tarea inmediatamente después que llegue del colegio dale un tiempo para relajar, merendar o jugar. Eso no significa que se siente a hacer la tarea en la noche cuando ya debería ser hora de irse a dormir, en ese momento ya estará muy cansado(a).

 Elimina distracciones

No mantengas el televisor encendido y la música a todo volumen.  Mantén fuera del alcance de su vista video juegos y otras distracciones. No te pongas a hablar por teléfono al lado de él/ella mientras está tratando de hacer la tarea. No te mantengas a la espalda de ellos viendo a ver qué están haciendo, esto probablemente los distraiga más y les tome más tiempo terminar sus deberes.

 Evalúa las actividades extracurriculares

Quizá tu hijo(a) está haciendo demasiado: piano, tenis, futbol, música, danza, etc. Evalúa lo que hace y escoge  y dependiendo de su edad has que seleccione lo que realmente le gusta y quiere hacer. Los niños no tienen que tener actividades continuas;  tener tiempo para jugar libremente es muy bueno para ellos.

 A fin de cuentas no hay una solución mágica para lograr que el momento de la tarea no sea estresante y frustrante pero si hay algo que considero importante para lograr esta meta es paciencia, calma y sobre todo rutina y consistencia. Como siempre: mantén una actitud positiva!  Acuérdate que los padres jugamos un papel muy importante en lo que los niños piensen acerca de la tarea. Demuéstrales que hacer tareas no significa no poder jugar o disfrutar de otras actividades..

 Por cierto, hablando de actitud ante la tarea, buscando en “google images” fotos para este artículo me di cuenta de la gran cantidad de imágenes que muestran una actitud negativa ante la tarea/deberes. Niños aburrido, dormidos encima de los libros, etc.  Que mal estereotipo!

¿Qué haces tú para hacer la hora de la tarea más placentera? Danos tus comentarios, te aseguro que muchísimas madres te lo agradecerán

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Lo mejor del Blog

By Dates