Teniendo a un recién nacido

Tagged Under : , , , ,

¿La familia te ayuda o te vuelve loca?

Recién Nacido

Recién Nacido

 Contar con el apoyo de la familia es importante en cualquier momento de la vida y por supuesto cuando tienes un hijo es gratísimo contar con los que más te quieren. Sin embargo, son muchas las madres primerizas que se quejan de que la abuela, la suegra o la hermana se meten en todo los asuntos que conciernen al recién nacido.

Algunas familias se meten en todo y tienen una opinión para cada situación. La abuela opina que el bebé no está tomando suficiente leche, la suegra dice que deberían darle leche de fórmula porque hoy en día tiene todas las vitaminas necesarias, la hermana comenta que no hay nada como la leche materna y que únicamente deberían amamantarlo, y la cuñada recomienda cómo lo deben dormir y que hacer cuando esté llorando. La pobre mamá del recién nacido no sólo tiene las preocupaciones típicas de una madre si no que además tiene que lidiar con todos aquellos que la rodean.

Si tu mamá, tu tía, tu suegra, tu abuela y tu cuñada tienen sugerencias distintas sobre cada cuanto tiempo debe comer tu bebé, cómo lo debes dormir y qué hacer para que pare de llorar terminarás vuelta loca. Todas han tenido distintas experiencias en sus vidas y sus sugerencias también serán diferentes.

No dejes que cada miembro de tu familia tenga una opinión sobre lo que tienes que hacer o no con tu bebé, cómo lo tienes que hacer, cuándo lo tienes que hacer y por qué lo tienes que hacer.

¿Cómo te pueden ayudar?

Ayuda cuando tienes a un recién nacido

Ayuda cuando tienes a un recién nacido

En los primeros días, después de haber dado a luz, deja que tu familia te ayude con las cosas de la casa: hacer las compras, lavar la ropa, cocinar, limpiar, y las demás tareas del hogar. Pídeles que te respeten en la manera de criar a tu bebé, oye los consejos que te parezcan pertinentes y luego déjales saber que tus irás buscando la forma que te funcione a ti a la hora de alimentar, dormir o criar a tu hijo/hija.

Déjales saber a todos los familiares que interfieran en tu labor de madre que tú buscarás ayuda profesional en caso de que la necesites pero que por ahora quisieras hacer las cosas a tu manera. Ten en cuenta que hablar y dejar saber lo que sientes o piensas es la única forma en que los que están a tu alrededor van a saber realmente lo que está pasando por tu mente. Si no hablas y les dejas saber lo que te molesta probablemente ellos pensarán que están ayudándote y haciéndote un bien.

Resuelve sólo una cosa a la vez

Primero que todo trata de resolver una cosa a la vez y sólo a medida que se te presente la situación. Es decir, no te preocupes de cómo hacer para dormir a tu bebé si ahora está comiendo, cuando llegue ese momento ya resolverás. Resuelve cada cosa a medida que se te vaya presentando y trata de descansar cuando el bebé está durmiendo. Si estás descansada y con la mente despejada probablemente actuarás mucho mejor y más tranquila. En caso de que te sientas muy estresada y sientas que no puedes manejar la situación, pon al bebe en un lugar seguro, sal al aire libre, cierra los ojos y respira muy profundo varias veces, esto es una técnica de relajación rápida. Si la situación se te escapa de las manos busca ayuda y si es profesional mucho mejor.

Acuérdate que cada quien encuentra su forma de ser mamá. Una buena rutina, mucho amor y respeto siempre te ayudarán.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Si tienes suficiente leche materna

Tagged Under : , , , , ,


Suficiente leche

No dejes que tu mamá, tu abuelita o tu suegra te vuelvan loca y te atormente diciéndote que quizá no tienes leche suficiente, que parece que el bebé se queda con hambre y por eso llora, o que por eso se mete las manos en la boca todo el día.

Primero: todos los bebés lloran y no necesariamente es por hambre. Segundo: todos los bebés se meten las manos en la boca, eso forma parte de su aprendizaje.

A menos que tengas un problema médico real, casi todas las mujeres producimos leche suficiente para alimentar a nuestros bebés. Eso sí, hay que tener paciencia y estar comprometida con ese reto.

Antes de abandonar la lactancia porque crees que no tienes leche suficiente para alimentar a tu bebé busca ayuda profesional y verás que tu si puedes producir leche suficiente para tu bebé. Siempre recuerda que el principio es sencillo: mientras más lactes a tu bebé más leche tendrás. (Otros usos de la leche materna)

3 Síntomas que te indican que tú bebé toma suficiente leche materna

Si tienes leche suficiente 2

  •  Gana peso

Lo primero que te indica que tú bebé está comiendo lo suficiente es que esté aumentando de peso y esto es muy fácil de comprobar. Si tienes dudas de cuánto está comiendo tú bebe y si está comiendo lo suficiente búscate una pesa y pésalo con regularidad. Pesarlo una vez por semana o cada 15 días te da una buena referencia de cómo va su crecimiento 

  • Aguanta suficiente tiempo sin comer:

Desde recién nacido y  hasta aproximadamente los tres meses, el bebé debe poder aguantar de dos a tres horas sin comer. Luego, a medida que va creciendo va aumentando el tiempo que puede pasar sin comer hasta cuatro y cinco horas y comienza a hacer un trecho largo de hasta 8 horas. No te preocupes si no dura las 8 horas, muchos bebés comienzan a aguantar este tiempo una vez que empiezan a comer sólidos.

  •  Hace pupú y pipi con regularidad:

Si  cuando le cambias el pañal está seco o no muy mojado puede ser que no esté comiendo lo suficiente. Si no hace pupú lo más probable es que no te este vaciando completamente el seno, es decir que no se esté comiendo la grasa de la leche, que es la parte espesa de la leche que sale después de la parte mas aguada. Esa grasa es realmente lo que ayuda al bebé a ganar peso. Si el bebe no come la grasa deja de hacer pupú por varias días y cuando trata le cuesta mucho. La grasa, no solo les hace ganar peso, los mantiene lubricado lo que les facilita hacer pupú,

Con lo de hacer o no hacer pupú todos los días tienes que ver bien que es lo que está pasando porque para un bebé que solo se alimenta de leche materna puede ser normal que deje de hacer pupú por varios días. Te explico, si no está haciendo pupú porque no se está comiendo la grasa de la leche debes tomar acciones y dejarlo más tiempo en el pecho o sacarte leche con un tira leches y darle un biberón. De esta forma te aseguras que está también comiendo la grasa. (No abuses del tira leches porque recuerda que la mejor estimulación para la producción de leche es pegarte el bebe).

Ahora, si el bebe se está tomando la grasa de la leche y no está haciendo pupú puede ser que lo que esté pasando es que esté procesando y absorbiendo prácticamente todo la leche que está consumiendo y esté descartando muy poco, por lo que hace pupú solo cada dos o tres días. Esto es completamente normal y por lo general estos bebés se empiezan a regular cuando comienzan a comer sólidos.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Espero tus comentarios!

Todo es pasajero

Tagged Under : , , , , , , ,

y va mejorando día a día:

Abraza y besa a tu bebé

Abraza y besa a tu bebé

Las malas noches….

Los llantos interminables…

La mamitis….que no te dejan hacer absolutamente nada.

El agotamiento físico y mental…

La falta de tiempo para ti y tu pareja…

Para mi, quizá una de las cosas más importante de tener siempre en cuenta es que  “todo es pasajero” y que en menos tiempo del que esperas tus hijos ya estarán grandes y tus preocupaciones serán otras totalmente diferentes. Ten esta frase siempre presente “todo es pasajero” y te aseguro que verás la vida desde otra perspectiva.  La falta de sueño y la sensación de agobio no van a durar siempre.

Piensa que “todo es pasajero” cuando el bebé se despierte hasta tres y cuatros veces en las noches, cuando no quiera comer, cuando esté llorando sin parar y en cualquier momento que estés desesperada y no sepas que hacer. Pon tu vida en perspectiva y piensa que estas cosas son pasajeras, no son transcendentales, y por lo tanto no tienes porque preocuparte demasiado.

Ten siempre presente que “todo es pasajero” y nada es tan grave como parece en el momento: los llantos que no acaban, las malas noches, la mamitis, el agotamiento físico y mental, enseñarlos a dormir por sí solos, a comer, a disciplinarlos, y tantas y tantas cosas.

Cada vez que tengas una crisis pregúntate que tan importante será esto de aquí a 10 años, en la gran mayoría de los casos seguro que ni siquiera te acordaras. Entonces no vale la pena darse mala vida. 

Amor y respeto para tu bebé

Amor y respeto para tu bebé

Has la prueba y pregúntale a cualquier mamá de niños grandes, adolescentes o adultos las cosas que recuerda de cuando sus hijos eran bebés y probablemente solo una gran minoría de ellas se acuerda de los llantos terribles por la salida de los dientes, o por los cólicos, o cuando pasaron esa etapa en que sus bebés no se dormían por nada del mundo y si lo hacían el soplo del viento los despertaba.

En el momento en que estés cruzando cualquiera de las crisis típicas que uno  atraviesa con un bebé te parecerá que nunca volverá la normalidad, que tu vida como la tenias antes de ser mamá no regresará nunca más. La verdad es que sí regresa, o no se si realmente regresa o te acostumbras a tu nueva vida y comienzas a disfrutarla,  a disfrutarla con mucha intensidad. La vuelta a la “normalidad” es mucho mas rápido de lo que te imaginas.

Desde que nació mi primera hija todo el mundo me decía, disfrútala porque el tiempo pasa volando y más nunca volverá a ser bebé. Aprovecha de cargarla, abrazarla, besarla y consentirla. Para ser sincera, reconozco que los primeros meses pueden ser difíciles pero ahora que ya mis hijas tienen 3 y 5 años entiendo porque todos me decían que el tiempo pasa muy rápido. Esto probablemente solo lo entenderás cuando lo hayas vivido pero te puedo asegurar que un día tu reconocerás que a ti también te pasó muy rápido, así que aprovecha, los bebés son la cosa más rica, divertida y tierna del mundo y después de que crecen más nunca vuelven a ser bebés.

Hoy en día entiendo que es normal que el primer año de vida de tu bebé sea una etapa difícil en tu vida. Aunque es una etapa bellísima porque esta cargada de emociones muy fuertes y de un amor intenso nunca antes experimentado que se te desborda por los poros y el corazón, también es cierto que te estás enfrentando a un mundo totalmente desconocido, estás ocupando un rol que nunca antes habías tenido y estás haciendo un “trabajo” en el que no tienes ninguna experiencia y es precisamente el trabajo más importante de tu vida, por eso es importante sentirse capaz, preparase y educarse. 

El primer año está cargado de mucha ansiedad por enfrentarte a un mundo desconocido, está cargado de frustraciones porque en muchas ocasiones crees no estar haciendo la mejor labor como madre y además está cargado de muchas dudas con respecto a tu nuevo rol en la vida. Realmente nunca se está preparado para el cambio que significa ser mamá.

Por encima de todo, el primer año es difícil porque tu vida cambia radicalmente y tú ya no eres la prioridad en tu vida. Ahora tu vida no se trata de tú trabajo, de tus amigos, de tú pareja, de tú hora de hacer ejercicios, de tú vida social. Ya ni siquiera puedes  dormir, comer o bañarte a la hora que quieras.

Aunque es muy cierto ese dicho tan común de que después de tener a un hijo tu vida cambia para siempre, recuerda que como te dije “todo es pasajero” y va mejorando día a día. Aprovecha hoy porque cuando tus hijos sean adolescentes los problemas y dolores de cabeza probablemente serán mayores.

Claro que produces suficiente leche

Tagged Under : , , , , ,

Lactancia - Recién nacido

Lactancia - Recién nacido

Una de las cosas más preocupantes para una nueva madre que amamanta a su hijo es estar segura de que tiene leche suficiente para alimentarlo. A la angustia normal de la madre se suman los típicos comentarios como: “se quedó llorando porque no tienes leche suficiente”, “deberías complementarlo con fórmula  porque la tuya lo está dejando con hambre”.

Sabías que solo entre 2 y 5 por ciento de las mujeres pueden estar físicamente incapacitadas para producir leche suficiente para alimentar a sus hijos. Según los especialistas en lactancia, la gran mayoría de los casos de supuesta baja producción de leche no es más que el uso de malas técnicas para pegarse el bebé al pecho y/o falta de buena succión por parte del bebé. También en algunos casos se debe a  la falta de paciencia de la madre de tomarse el tiempo necesario para que el bebé coma lo suficiente.

Todos estos problemas, excepto la falta de paciencia,  se pueden corregir fácilmente con la ayuda de una especialista en lactancia. Si te sientes agobiada y crees que no tienes leche suficiente es importante que busques ayuda. Con la guía y las técnicas de una especialista tu experiencia amamantando debería mejorar rápidamente y ser gratificante para ti y para tu bebé.

Muchas mujeres piensan que su producción de leche es muy baja cuando en verdad no lo es. Esto pasa a menudo cuando pierdes la sensación de tener los pechos llenos, o cuando tus pechos paran de chorrear leche. Sin embargo, estos síntomas son perfectamente comunes y normales y son sólo señales de que tu cuerpo se ha ajustado a los requerimientos alimenticios de tu bebé y está produciendo solo la leche que él/ella necesita.

Es también normal que tu bebé atraviese distintas etapas de crecimiento acelerado. En estos períodos tu bebé necesitará consumir mayor cantidad de leche por lo que tendrás la sensación de que tus pechos están más vacíos de lo normal. No quiere decir que no estés produciendo suficiente.

La producción de leche de una madre también puede disminuir temporalmente si tiene dolor en el pezón y dejas de amantar con frecuencia por el mismo dolor. Recuerda que mientras más pegues a tu bebé al pecho más leche producirás. El uso de malas técnicas para pegarte al bebé al pecho puede, de igual forma,  reducir la producción.

Si  sientes que tu bebé quiere comer más pégatelo al pecho más a menudo. Si empiezas a reforzarlo con leche de fórmula tu producción de leche comenzará a disminuir inmediatamente.

Leche suficiente

Leche suficiente

Lamentablemente hay muchos mitos con respecto a la lactancia y poca ayuda profesional por lo que muchas mamás terminan pasando a la leche de fórmula. Amamantar tiene que ser una experiencia fácil, práctica y fascinante. En caso de que no lo sientas así busca ayuda profesional desde el primer día y verás como cambiará tu vida. No tires la toalla a la primera, ten paciencia, y serás una maestra del pecho. Sólo deja de dar pecho el día que tú realmente sientas que no lo quieres hacer más y no por presión social o por que creas que no tienes suficiente leche o porque no lo estás haciendo bien.

Recuerda que son muy raros los casos de mujeres que no producen leche suficiente para alimentar a sus hijos y más comunes los problemas relacionado con las posiciones correctas para alimentar al bebé. Si igual sientes que no estás produciendo tanta leche como crees que sea necesario para alimentar a tu hijo:

  • Busca ayuda profesional. Por lo general pesan a tu bebé antes y después de comer y puedes saber cuanto comió. Aprende técnicas para pegarte al bebé que te funcione a ti y a él/ella.
  • Alimenta a tu bebé frecuentemente porque de esta manera estimulas la producción de leche.
  • No uses saca leche o tira leche por lo menos hasta las cuatro o seis semanas después del nacimiento de tu bebé
  • Cuando el bebé baje el ritmo de succión ayuda a que baje más leche poniendo tu mano en la parte superior del seno y bájala hacienda presión hacia la zona del pezón para incrementar la circulación de la leche.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y felíz año para todos. Les deseo un año lleno de paz, felicidad y salud.

Cuidado con traer a tu bebé al mundo antes de tiempo

Tagged Under : , , , , , , , ,

Embarazo

Embarazo

¿Quisieras que tu hijo naciera cuando tu mamá esté de visita y antes de que tu doctor se vaya de vacaciones para que nada te tome de sorpresa? Si decides inducir tu parto o realizar una cesárea por tu comodidad podrías estar trayendo a tu bebé al mundo antes de que esté listo y esto podría tener consecuencias peligrosas.

Los partos sorpresas en la madrugada o durante Halloween o Navidad se han ido reduciendo y reduciendo y es por eso que algunos hospitales en Estados Unidos ya están aplicando reglas muchas más fuertes para reducir el números de cesáreas e inducciones que son practicadas. Simplemente los bebés están naciendo muy temprano y esto trae complicaciones.

Se espera que más y más hospitales sigan aplicando reglas más estrictas porque a partir de primavera del año próximo la información sobre inducciones y cesáreas para madres primerizas deberá ser pública. A  partir de esa fecha  las regulaciones en general en este sentido serán mucho más estrictas.

Aumento alarmante de inducciones y cesáreas antes de tiempo

Las inducciones y cesáreas han aumentado de una manera alarmante, algunas por razones médicas pero lamentablemente muchas por conveniencia para todos menos para el bebé que está por nacer. Según investigaciones recientes estos bebés que nacen antes de tiempo (antes de la semana 39) tienen mucho más probabilidades de sufrir de problemas respiratorios y otras complicaciones que si terminaran de pasar el tiempo que necesitan en el vientre de su madre y nacieran cuando están listos.

Según estas investigaciones, los neonatólogos coinciden en señalar que muchos bebés terminan en cuidados intensivos por el simple hecho de que nacieron (fueron inducidos) antes de tiempo.

Las pautas a nivel nacional establecidas por el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos recomiendan no provocar nacimientos antes de la semana 39 del embarazo. Sin embargo, un gran número de inducciones en los hospitales de Estados Unidos se realizan en la semana 37 del embarazo incumpliendo así las normas establecidas y trayendo al mundo a bebés prematuros. 

Consecuencias peligrosas

Bebé prematuro

Bebé prematuro

Algunos obstetras aseguran que esta diferencia en semanas al nacer no tiene ninguna repercusión en la salud del bebé pero las estadísticas sugieren que cada vez hay más complicaciones respiratorias y de otro tipo y que más bebés necesitan ser trasladados a cuidados intensivos.

Según los neonatólogos, el incremento de bebés a su cargo se debe estrictamente a que son prematuros. Aseguran que los bebés que son inducidos en la semana 37 o antes tiene el doble de riesgo de terminar con problemas respiratorios y hasta inclusive tener que ser conectados a un respirador artificial.

Si no hay necesidad de intervención por razones estrictamente médicas no dejes que te induzcan o te practiquen una cesárea. Tu experiencia como madre podría ser mucho mas complicada y angustiante. Más de 1 en 5 nacimientos ocurren por inducción, según el Centro Para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Ten a tu hijo cuando él/ella decida que es hora de venir al mundo preparate y educate para ello.

A partir de mediados del próximo año una comisión reguladora de la salud exigirá a todos los hospitales de Estados Unidos un reporte que indiquen todas las inducciones que se realizaron, la semana en la que fue practicada y la razón. Esta información será pública para tratar de presionar a los hospitales a que cumplan las pautas establecidas. Los hospitales también tendrán que reportar las cesáreas que se practiquen en madres primerizas.

Deja tu celular y habla con tu bebé

Tagged Under : , , ,

Mamá hablando por celular

Mamá hablando por celular

Es cada vez más y más frecuente que los padres estén constantemente hablando o chateando en sus celulares, BlackBerrys o iPods mientras están con sus bebés o sus niños caminando por la calle o paseando en el parque, cuando se supone que es el tiempo que dedican a los más pequeños.

Estos “juguetes modernos” han hecho que los padres pierdan contacto esencial con sus bebés. Este comportamiento de tantos padres modernos es alarmante porque la comunicación con los niños es cada vez más pobre: hay menos contacto visual, menos comunicación corporal y en general menos feedback que es esencial para el desarrollo temprano del lenguaje y la socialización.

Préstale atención a su lenguaje corporal y míralo a la cara

Los niños pequeños necesitan que se les mire a la cara cuando hablan, que se les preste atención cuando tratan de decir algo porque como su capacidad de hablar es limitada usan cualquier herramienta, como gestos y expresiones para decir lo que quieren y para poder comunicarse.  Además, es necesario que los padres estemos consientes que nuestro comportamiento es un modelo para nuestros hijos y que más adelante ellos harán lo mismo.

Regálale tu hijo tu tiempo y tu atención y escúchalo cuando trate de decirte algo, cuando trate de expresar sus pensamientos y sentimientos. Míralo a los ojos directamente e interésate por lo que está tratando de comunicar. Si no lo haces probablemente más adelante ni siquiera lo intentará.

Háblale a tu bebé desde que nace

Mamá hablando con bebé

Mamá hablando con bebé

La comunicación empieza desde el momento del nacimiento (realmente mucho antes) pero empecemos a contar las cosas a partir del nacimiento. La manera en que tú le hablas a tu bebé, la manera en que lo cargas, lo acaricias, lo tocas y lo miras son maneras de comunicación. Igualmente sus distintos tipos de llanto expresan diferentes necesidades. Los llantos son distintos si tiene hambre, si está cansado o si está aburrido o mojado. Presta atención y pronto lo aprenderás a distinguir.  

Habla con tu recién nacido o tu bebé tanto como puedas, los beneficios son enormes y para toda la vida. Los especialistas recomiendan reforzar la comunicación en todo momento. David Bjorklound, psicólogo de Florida Atlantic University, en Boca Raton, Florida, quien se dedica a hacer estudios sobre como aprenden los bebes, comentó que “los bebés hacen mucho más que comer, dormir, llorar y mirar alrededor. Realmente algo importante está pasando constantemente en sus mentes…entienden el mundo de una manera que para nosotros, quienes hablamos, es muy difícil de entender”, Bjorklound dice que “hay que tratar a estos pequeños individuos con mucho respeto” y hablarles desde que nacen.

Coméntale y descríbele lo que vez

Una técnica excelente es describir lo que estás haciendo. Si estás cocinando, describe el color de los alimentos, sus texturas y sabores, para qué se utilizan,  y todo lo que quieras. Si van paseando por un parque describe la naturaleza, apunta con tu dedo algún pájaro o cualquier otra cosa interesante que vean. La idea es establecer lazos de comunicación e interacción.

Explícale lo que estás haciendo o  lo que vas a hacer y por qué

Mamá hablando

Mamá hablando


Es importante que tú bebé esté preparado para las cosas que va  a experimentar, ver o vivir. Antes de llevarlo a una fiesta, al mercado, al doctor o al parque explícale de que se trata, qué va a ver allí, descríbele el sitio y lo que va a vivir. Cuando usas esta técnica ellos están mucho más preparados para lo que va a pasar  y las expectativas frente a lo desconocido disminuyen, por lo general también se portan mucho mejor.

También es elemental que le comentes lo que le estas haciendo, cosas tan sencillas como: “te estoy poniendo las medias porque hace un poco de frío, verás como tendrás los pies mucho más calientitos”, “te estoy montando en el automóvil porque vamos a ir a visitar a la abuelita”, describe tu interacción con él y porque le haces lo que le haces.

El hablarle constantemente a tu bebé tiene un impacto importantísimo en su vocabulario y su habilidad lingüística y hace que su comunicación sea mucho más fluida.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana!.

Nunca se está preparado para el cambio que significa ser mamá

Tagged Under : , , , , ,

Los cambios que trae la maternidad

Los cambios que trae la maternidad

Una vez que eres mamá tu vida cambia para siempre. Con esto quiero decir, que creo nunca se está realmente preparada para ser madre y para lo que significa el sacrificio de ser mamá.

El nacimiento de un bebé es el acontecimiento que más cambios produce en la vida de una mujer y de una pareja. La sola idea de adaptarse a un tipo de vida muy diferente es perturbadora. Además el nacimiento de un bebé también causa aislamiento. 

Mamá después de los 30

Cada vez más mujeres tienen a sus hijos alrededor de los treinta o más. Cuando alcanzamos esa edad tenemos control en nuestras vidas y cuando nos convertimos en madres perdemos ese control por lo que muchos padres se preguntan; ¿qué hemos hecho?

Probablemente durante toda tu vida tú has sido la prioridad, tus estudios, tu trabajo, tu familia, tus amistades, tu vida social, tu hora de hacer ejercicios, tu hora de descansar etc. Después que nace tu primer hijo/hija todo esto cambia y aunque trates de volver a la “normalidad”, tu vida anterior, lo más pronto posible, es muy difícil. Esta nueva faceta de tu vida, la de ser mamá, es para siempre.

Tu “nuevo trabajo”, el de ser mamá, es una gran responsabilidad, cada decisión que tomes tiene una consecuencia y ya no serás tu la única que sufrirá las consecuencias, bien sean negativas o positivas.

Hoy en día antes de ser padres leemos cantidad de libros, revistas e información en internet que nos habla sobre el embarazo y la tarea de ser madres. Todos estos recursos son valiosos, (mientras más informada estés mejor), pero cuando nace el bebé igual nos sentimos confundidas y agobiadas. Puedes encontrar muchísimas herramientas en diferentes publicaciones pero sin duda, lo que más te servirá es sentirte confiada y tranquila en la práctica de ser mamá. Para sentirte segura debes averiguar que te funciona a tí, al bebé y al resto de la  familia. 

Read the rest of this entry »

Lo mejor del Blog

By Dates