Teniendo a un recién nacido

Tagged Under : , , , ,

¿La familia te ayuda o te vuelve loca?

Recién Nacido

Recién Nacido

 Contar con el apoyo de la familia es importante en cualquier momento de la vida y por supuesto cuando tienes un hijo es gratísimo contar con los que más te quieren. Sin embargo, son muchas las madres primerizas que se quejan de que la abuela, la suegra o la hermana se meten en todo los asuntos que conciernen al recién nacido.

Algunas familias se meten en todo y tienen una opinión para cada situación. La abuela opina que el bebé no está tomando suficiente leche, la suegra dice que deberían darle leche de fórmula porque hoy en día tiene todas las vitaminas necesarias, la hermana comenta que no hay nada como la leche materna y que únicamente deberían amamantarlo, y la cuñada recomienda cómo lo deben dormir y que hacer cuando esté llorando. La pobre mamá del recién nacido no sólo tiene las preocupaciones típicas de una madre si no que además tiene que lidiar con todos aquellos que la rodean.

Si tu mamá, tu tía, tu suegra, tu abuela y tu cuñada tienen sugerencias distintas sobre cada cuanto tiempo debe comer tu bebé, cómo lo debes dormir y qué hacer para que pare de llorar terminarás vuelta loca. Todas han tenido distintas experiencias en sus vidas y sus sugerencias también serán diferentes.

No dejes que cada miembro de tu familia tenga una opinión sobre lo que tienes que hacer o no con tu bebé, cómo lo tienes que hacer, cuándo lo tienes que hacer y por qué lo tienes que hacer.

¿Cómo te pueden ayudar?

Ayuda cuando tienes a un recién nacido

Ayuda cuando tienes a un recién nacido

En los primeros días, después de haber dado a luz, deja que tu familia te ayude con las cosas de la casa: hacer las compras, lavar la ropa, cocinar, limpiar, y las demás tareas del hogar. Pídeles que te respeten en la manera de criar a tu bebé, oye los consejos que te parezcan pertinentes y luego déjales saber que tus irás buscando la forma que te funcione a ti a la hora de alimentar, dormir o criar a tu hijo/hija.

Déjales saber a todos los familiares que interfieran en tu labor de madre que tú buscarás ayuda profesional en caso de que la necesites pero que por ahora quisieras hacer las cosas a tu manera. Ten en cuenta que hablar y dejar saber lo que sientes o piensas es la única forma en que los que están a tu alrededor van a saber realmente lo que está pasando por tu mente. Si no hablas y les dejas saber lo que te molesta probablemente ellos pensarán que están ayudándote y haciéndote un bien.

Resuelve sólo una cosa a la vez

Primero que todo trata de resolver una cosa a la vez y sólo a medida que se te presente la situación. Es decir, no te preocupes de cómo hacer para dormir a tu bebé si ahora está comiendo, cuando llegue ese momento ya resolverás. Resuelve cada cosa a medida que se te vaya presentando y trata de descansar cuando el bebé está durmiendo. Si estás descansada y con la mente despejada probablemente actuarás mucho mejor y más tranquila. En caso de que te sientas muy estresada y sientas que no puedes manejar la situación, pon al bebe en un lugar seguro, sal al aire libre, cierra los ojos y respira muy profundo varias veces, esto es una técnica de relajación rápida. Si la situación se te escapa de las manos busca ayuda y si es profesional mucho mejor.

Acuérdate que cada quien encuentra su forma de ser mamá. Una buena rutina, mucho amor y respeto siempre te ayudarán.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Cuidado con traer a tu bebé al mundo antes de tiempo

Tagged Under : , , , , , , , ,

Embarazo

Embarazo

¿Quisieras que tu hijo naciera cuando tu mamá esté de visita y antes de que tu doctor se vaya de vacaciones para que nada te tome de sorpresa? Si decides inducir tu parto o realizar una cesárea por tu comodidad podrías estar trayendo a tu bebé al mundo antes de que esté listo y esto podría tener consecuencias peligrosas.

Los partos sorpresas en la madrugada o durante Halloween o Navidad se han ido reduciendo y reduciendo y es por eso que algunos hospitales en Estados Unidos ya están aplicando reglas muchas más fuertes para reducir el números de cesáreas e inducciones que son practicadas. Simplemente los bebés están naciendo muy temprano y esto trae complicaciones.

Se espera que más y más hospitales sigan aplicando reglas más estrictas porque a partir de primavera del año próximo la información sobre inducciones y cesáreas para madres primerizas deberá ser pública. A  partir de esa fecha  las regulaciones en general en este sentido serán mucho más estrictas.

Aumento alarmante de inducciones y cesáreas antes de tiempo

Las inducciones y cesáreas han aumentado de una manera alarmante, algunas por razones médicas pero lamentablemente muchas por conveniencia para todos menos para el bebé que está por nacer. Según investigaciones recientes estos bebés que nacen antes de tiempo (antes de la semana 39) tienen mucho más probabilidades de sufrir de problemas respiratorios y otras complicaciones que si terminaran de pasar el tiempo que necesitan en el vientre de su madre y nacieran cuando están listos.

Según estas investigaciones, los neonatólogos coinciden en señalar que muchos bebés terminan en cuidados intensivos por el simple hecho de que nacieron (fueron inducidos) antes de tiempo.

Las pautas a nivel nacional establecidas por el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos recomiendan no provocar nacimientos antes de la semana 39 del embarazo. Sin embargo, un gran número de inducciones en los hospitales de Estados Unidos se realizan en la semana 37 del embarazo incumpliendo así las normas establecidas y trayendo al mundo a bebés prematuros. 

Consecuencias peligrosas

Bebé prematuro

Bebé prematuro

Algunos obstetras aseguran que esta diferencia en semanas al nacer no tiene ninguna repercusión en la salud del bebé pero las estadísticas sugieren que cada vez hay más complicaciones respiratorias y de otro tipo y que más bebés necesitan ser trasladados a cuidados intensivos.

Según los neonatólogos, el incremento de bebés a su cargo se debe estrictamente a que son prematuros. Aseguran que los bebés que son inducidos en la semana 37 o antes tiene el doble de riesgo de terminar con problemas respiratorios y hasta inclusive tener que ser conectados a un respirador artificial.

Si no hay necesidad de intervención por razones estrictamente médicas no dejes que te induzcan o te practiquen una cesárea. Tu experiencia como madre podría ser mucho mas complicada y angustiante. Más de 1 en 5 nacimientos ocurren por inducción, según el Centro Para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Ten a tu hijo cuando él/ella decida que es hora de venir al mundo preparate y educate para ello.

A partir de mediados del próximo año una comisión reguladora de la salud exigirá a todos los hospitales de Estados Unidos un reporte que indiquen todas las inducciones que se realizaron, la semana en la que fue practicada y la razón. Esta información será pública para tratar de presionar a los hospitales a que cumplan las pautas establecidas. Los hospitales también tendrán que reportar las cesáreas que se practiquen en madres primerizas.

Lo mejor del Blog

By Dates