Mamá sin estrés

Tagged Under : , , , , , ,

Tips para reducir el estrés en nuestra tarea de mamás

Los grandes ayudando con los mas pequeños

Hay una regla que es la más importante de todas: amor y paciencia. Pero esa regla ya la sabemos así que vamos con algunas  otras.

Enséñalos a ser autosuficientes: enséñalos a hacer sus cosas desde temprana edad: comer, vestirse, bañarse, recoger los juguetes. No solo te enfoques en que sepan hacer las cosas que ellos necesitan para ser independientes pero también ensénalos a que ayuden en la casa: lavar los platos, recoger la mesa, meter la ropa en la lavadora. Toma tiempo y paciencia enseñarles  a hacer estas tares pero además de hacerlos autosuficientes les enseñamos responsabilidad.

Enseña a los mayores a ayudar a los más pequeños: si tienes varios niños enseña a los mayores a ocuparse de los más pequeños y ayudarlos con tareas simple. Esto no significa que ellos son los responsable de los pequeños,  a  fin de cuenta tu eres la madre. No les impongas responsabilidades de madre que no les corresponden solo pequeñas tareas que te ahorran tiempo a ti y son divertidas para los más grandes.

Enséñalos a resolver problemas: esta es una de nuestra principal tarea como madres. Déjalos que sean ellos los que resuelvan los problemas, no te metas en cada contratiempo que surja o cada cosa que no puedan resolver. Si saben como resolver  problemas les será mucho más fácil desenvolverse.

Enséñalos a tener pasión por lo que hacen: ¿cómo enseñas esto? La mejor forma es que tú muestres pasión por tu trabajo y por las cosas que haces con ellos. Por ejemplo cuando haces un proyecto de arte, cuando siembras un árbol o cuidan de las plantas y flores del jardín, cuando hacen algún deporte juntos, etc.

Jugar al aire libre

Juega afuera con ellos y mantente activa: pasar tiempo divertido con tus hijos es una de las mejores formas de dejarles saber lo mucho que los quieres. Jugar con ellos es una de las mejores formas de pasar tiempo  juntos.  Jugar afuera los enseña a ser más activos y a divertirse estando activos. Haz ejercicios tu sola y asegúrate de que ellos sepan lo que haces y lo mucho que lo disfrutas. Acuérdate que eres una modelo a seguir , si tu eres activa y llevas una vidas sana probablemente ellos también lo quieran hacer. Esto los ayudará para el resto de sus vidas.

No los involucres en demasiadas actividades: muchas mamás tendemos a poner en nuestros hijos en demasiadas actividades. Hacen deportes, música, arte, además de  todas las fiestas y “playdates” que realmente no los queda tiempo libre. Debemos dejarles más tiempo libre y que aprendan a usar ese tiempo y a disfrutarlo. Esa es una habilidad importante de  aprender.  Cuando tienen tantas actividades tanto los niños como las madres vivimos un horario más exigente y más estresante.

No lo sobreprotejas: muchos padres tienden a sobreproteger a sus hijos y tratan de evitar que se mojen, se ensucien, se caigan, se manchen, etc, etc. Están constantemente detrás de ellos como una sombra y no los dejan actuar libremente  y vivir.  Dales espacio, ellos necesitan atención pero también necesitan libertad, tiempo para estar solos,  para explorar y aprender del mundo a su manera. No estés constantemente tratando de evitar algo.

Baila: esto es algo que disfrutan todos los niños. Si son muy pequeños cárgalos y baila. Con los más grandes disfruta bailando distintos ritmos. Pon la música bien alta, suéltate, y relájate.

Léeles  y lee tú enfrente de ellos: los niños aman los libros, especialmente si tú los lees con ellos. Si disfruta leer hazlo enfrente a ellos les enseñaras el placer de la lectura.

Se inquisitiva: hazle preguntas acerca de diferentes cosas e incítalos a que te pregunte. Pueden hacer millones de preguntas porque todo es nuevo para ellos. ¿Por qué el cielo es azul?, ¿por qué las  hojas cambian de colores?. No solo les de las respuestas enséñalos a buscarlas.

Cuáles son tus recomendaciones para disminuir el estrés?

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Ser más paciente

Tagged Under : , , , , , ,

Paciencia

Paciencia

Tengo que empezar por disculparme por no haber escrito en varios meses. Tengo miles de excusas, las mismas de ustedes (he estado haciendo mil otras cosas, las niñas, la casa, el trabajo, las actividades del colegio, ….) pero la verdad no tengo ninguna tan buena para haber estado perdida por tanto tiempo. Mis disculpas a todos los seguidores de Blog Para Mamas.

Ahora vuelvo con un tema que me interesa mucho: La paciencia, un don en el que debemos trabajar para tratar de mantener la armonía en el hogar.

Paciencia es probablemente una de las cualidades que más necesitamos en nuestro rol de padres y quizá una de las más difíciles de lograr y mantener, lo digo por experiencia propia y por los ejemplos que veo a diario.  Sin embargo, ser paciente es un hábito y para crear el hábito necesitamos practicar. La paciencia nos ayuda a  vivir una vida más relajada y  a tener una mejor relación con nuestros hijos.

Es frustración propia o mal comportamiento?

Frecuentemente perdemos la paciencia con nuestros hijos pero antes de actuar es importante determinar que es realmente lo que nos frustra, si es el comportamiento del niño o son nuestras propias frustraciones que nos hacen perder la paciencia.

Muchos de nuestros gritos y regaños son por frustraciones personales que no tienen nada que ver con el comportamiento real de nuestros hijos e insultarlos no es probablemente la mejor forma de lograr que cambien o paren un mal comportamiento. Trata de no pagar con tus hijos tu cansancio físico y mental después de un arduo día de trabajo, tu frustración por no lograr hacer el negocio con el que sueñas,  tu rabia por la injusticia que vives día a día en la oficina, o tu estrés por las horas que pasaste en el tráfico antes de llegar a casa.

Aléjate y respira

Paciencia - Alejate y respira

Paciencia - Alejate y respira

Si estás demasiado brava por un comportamiento en particular pide un momento de separación hasta que te sientas más calmada.  Tomate unos segundo y respira profundamente varias veces, mientras estás respirando no puedes gritar y una vez hayas respirado varias veces tu frecuencia cardiaca baja y por ende estarás más calmada para enfrentar la situación.

Expresa tus sentimientos

Mostrar paciencia crea un ambiente de tranquilidad y respeto. Si tiendes a reaccionar instantáneamente probablemente te frustrarás aun más, date un tiempo y explica a tu hijo con palabras como te sientes y porque te sientes asi. En vez de usar “tu” usa “yo” para expresar tus sentimientos.  Muy importante: No te sientas mal si no mantienes la paciencia en cada situación que se te presente. Es normal perderla,  lo importante es empezar concientemente a tratar de controlarte. No necesitas estar feliz todo el tiempo pero si es importante explicar tus sentimientos.

Recuerda que la forma en que tu expresas tus frustraciones y rabias les enseña a tus hijos como manejar sus propios sentimientos. Ayuda a tus hijos a reconocer y expresar sus propias emociones siendo tú la modelo. Piensa cuantas veces tienes que ser paciente al lidiar con tus compañeros de trabajo, con tu jefe, y con tantas otras personas que nos topamos en el día a día, porque no expresar esa paciencia con nuestros seres más queridos: nuestros hijos.

Una cosa a la vez y date tiempo suficiente

Normalmente perdemos la paciencia cuando estamos tratando de hacer varias cosas  al mismo tiempo o estamos apurados ( algo sumamente frecuente en el mundo de hoy).  Si sientes que estás tratando de hacer demasiadas cosas en un determinado tiempo  revisa tu lista de cosas por hacer y escoge aquellas que realmente son importantes. Dedicale un tiempo prudencial a cada cosa y haz una a la vez.

Date más tiempo en momentos que sabes que son normalmente estresantes como por ejemplo la salida al colegio en la mañana. Si sientes que estás corriendo y gritando cada mañana para poder llegar al colegio a tiempo, no necesitas controlarte para no perder la paciencia, lo que realmente necesitas es  cambiar tu rutina. Probablemente levantar a todos unos 15 minutos antes soluciona esta crisis de la mañana y ya habrá un momento menos de tensión en el hogar. No te acostumbres a vivir apurada y a apurar constantemente a tus hijos, el hacerlo pierde impacto y no da resultados.

Manten tus expectativas acorde con la edad de tu hijo

Paciencia acorde con la edad

Paciencia acorde con la edad

Si tus espectativas de lo que puede hacer tu hijo(a) son superiores a su verdadera capacidad física y mental solo lograrás frustrarlo y reducir su autoestima, lo que le ocasionará sentimientos de inseguridad.

 

AMOR: el mejor consejo

En vez de reaccionar con rabia y agresividad reacciona mostrando y dando amor.  Cuando nuestros hijos atraviesan  etapas de rebeldía tendemos a regañarlos y gritarles constantemente y muchas veces pareciera que no salimos de este circulo vicioso de mal comportamiento y regaño. Es mucho mejor (como dice mi mamá): darles cariño, y darles amor.  Reaccionar con amor siempre nos da el major resultado.

Estos son algunos tips para trabajar en mejorar la paciencia. Cuales son los tuyos, aquellos que te han dado resultado.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana.

Lo mejor del Blog

By Dates