Navidad: Así como la queremos recordar

Tagged Under : , , , ,

Tradiciones de Navidad

Tradiciones de Navidad

Cada Navidad  probablemente recibimos regalos que seguramente la próxima Navidad, o mucho antes, ya hemos olvidado. Te aseguro que son muy pocos los regalos que recuerdas vividamente y  sin embargo, muchas las memorias que tienes de las costumbres y tradiciones familiares que viviste en compañía de tus seres más queridos cuando eras una niña o un niño y celebraban la Navidad.

¿Qué es entonces lo que realmente recordamos de la Navidad y que es lo que queremos que recuerden nuestros hijos? Son esos pequeños momentos especiales que compartimos en familia y que precisamente hacen de la Navidad una época tan significativa y cargada de amor, paz y esperanza.

Haz te esta Navidad una época para realmente compartir con tu familia de una manera especial y hazte el propósito de evitar el despilfarro y el exceso de regalos para tus hijos,  realmente no lo necesitan y no los hará más felices.  Aquí te doy algunas sugerencias sencillas que puedes poner en práctica con tus hijos.

Comparte con tu familia

Siéntate frente al árbol de Navidad con tus hijos y tu familia, enciende unas velas y pon una música navideña. Hagan de este momento, un tiempo mágico sin celulares, televisores o computadoras. Crea un verdadero espacio y ambiente para compartir en familia y hablar. Es un momento oportuno para contarle a tus hijos lo que hacías con tu familia cuando eras una niña o un niño, esas tradiciones típicas de la época, de tu país y de tu familia.  A ellos les encanta oír las historias acerca de tu vida, de tu pasado y te tu familia.

Canta con tu familia

Enséñales a tus hijos canciones típicas de Navidad, esas que cantabas cuando eras un niño con tu abuela, tu mamá, tu tía  o en el colegio.  Si no recuerdas ninguna escoge algunas que te gusten y apréndanlas todos juntos, así podrás convertir esta práctica en una tradición.

Cocina con tu familia

Torta navideña

Torta navideña

A los niños les fascina cocinar. Puedes hacer distintas recetas dependiendo de la edad del niño. Desde galletas muy fáciles que puedes decorar con temas navideños hasta recetas más complicadas como panes y tortas, tamales, hallacas, pavo,  lechón, ensalada de papas o cualquier otro plato que sea típico para ti. Como siempre, la idea es hacer de esta actividad un momento especial donde todos puedan participar y compartir.

 

Transmite las tradiciones

Explica la Navidad a tus hijos a través de cuentos o historias de tu familia que hablan de valores importantes como el amor y la paz. Practica con tus hijos esas tradiciones que tú hacías cuando eras niña/niño:

  • Visita pesebres, árboles de navidad y jardines decorados con renos, santas, muñecos de nieve y muchas luces. 
  • Vayan todos juntos a escoger el árbol y decórenlo en familia. Algunos de los adornos pueden ser hechos por tus hijos.
  • Preparen alguna comida especial.
  • Escriban unas tarjetas para aquellos seres queridos.
  • Escriban una carta a Santa Claus y pidan también en ella por los niños más necesitados.
  • Hagan unas medias o botas de tela y escriban los nombres de cada  niño. Algunos días puedes esconder en ellas pequeños regalitos como un caramelo o algún mensaje positivo o de agradecimiento a alguna buena obra que haya hecho tu hijo. Cualquier pequeño detalle que consideres oportuno.
  • Salgan a dar parranda o serenatas. Esta actividad les fascina a los niños.
  • Lleva a tus hijos a ver una obra de teatro, un concierto o un ballet sobre algun tema relacionado con la Navidad

Las tradiciones pasan de generación en generación, ahora te llego la hora de ponerlas en práctica para que tus hijos también disfruten de ellas.  

Haz actividades al aire libre

Aprovecha estos días para realizar actividades al aire libre con tus hijos,  los beneficios son múltiples y para todos. Además, es una excelente forma de estrechar los lazos familiares. Sal a caminar, a jugar pelota, a hacer carreras  o a dar un paseo en bicicleta, a hacer un picnic. Invita a varios niños familiares y amigos a hacer una patinata decembrina, que no es más que juntarse varios familiares y/o amigos, ponerse unos patines y salir a disfrutar.

Comparte con los más necesitados

Participa en actividades en tu ciudad donde tus hijos puedan donar juguetes o tiempo para beneficiar a las familias que no tienen suficientes recursos para celebrar las fiestas. Visita, con tus hijos, hospitales de niños enfermos u orfanatos  y dedica una tarde a jugar con ellos.  Quizá puedes cuidar los hijos de una amiga que así lo necesite o sacar a pasear alguna persona mayor o enferma que conozcas y que no tenga como hacerlo. 

Cede tu regalo

Piensa qué significa realmente para ti recibir un regalo más.  Cede tu regalo a cambio de uno para alguien que realmente lo necesita. Hay muchas fundaciones y organizaciones sin fines de lucro que se encargan de hacerles llegar a los que no tienen recursos cosas que realmente necesitan  como por ejemplo mosquiteros, libros de texto y animales como gallinas, ovejas o vacas. Muchas de estas fundaciones llaman a este tipo de regalos “regalos u opciones éticas”.

Agradece a aquellos que son importantes en tu vida

Haz una llamada a esa persona que quieres tanto y que nunca llamas porque no tienes tiempo con las tareas del día a día, escribe una tarjeta a esa amiga que siempre esta allí para todo lo que necesitas, dile a tu hermano, hermana, abuelo o tío, lo especial que son para ti y por qué. Déjale saber a tu empleado, tu jefe, tu nany o cualquier persona que este presente en tu vida lo importante que él/ella es para ti.

Esta Navidad deja de abrir regalos y regala amor y atención a tus seres más queridos, te sentirás mucho más feliz, relajada y satisfecha. Además es una excelente forma de enseñar a tus hijos que la Navidad es mucho más que abrir regalos: es un momento para compartir, para agradecer y para dar.

Navidad: mucho más que comida y regalos

Tagged Under : , , , ,

Familia corriendo al aire libre

Familia corriendo al aire libre

Las fiestas navideñas no deben enfocarse únicamente en comida y regalos, aprovecha estos días libres para realizar actividades al aire libre con tus hijos,  los beneficios son múltiples y para todos. Esta es una forma excelente de evitar el sobrepeso infantil, que se ha convertido en un problema mundial, y de estimularlos a participar en actividades deportivas.

Además, hacer actividades simples al aire libre mantiene a los niños alejados del televisor y la computadora, de la vida sedentaria  y de las galletas y el picoteo constante de cualquier exquisitez típica de las fiestas navideñas.  

La obesidad es un grave problema de las nuevas generaciones; la mala alimentación y el sedentarismo hacen que cada día haya más casos de sobrepeso. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha alcanzado caracteres de epidemia a escala mundial

Los factores que condicionan la obesidad infantil son múltiples pero el estilo de vida de las familias y de la sociedad -hiperalimentación e inactividad física- son decisivos.  Los especialistas en nutrición infantil emiten constantemente alertas  ante los riesgos cardiovasculares y metabólicos que implica que un niño tenga sobrepeso.

Aquí te recomiendo algunas actividades muy sencillas que puedes hacer con tus hijos y que además de todos los beneficios que proporcionan te ayudan a estrechar tu relación con tu familia de una forma muy sana.

Una caminata: encuentra un camino bonito en el bosque, alrededor de un lago o un río, o a la orilla del mar o simplemente en un parque o un lugar placentero y haz una caminata, Mientras hacen el paseo pueden recoger cosas interesantes como palos, piedras, semillas, conchas u hojas. Trata de buscar nidos de pájaros en los árboles, ardillas, venados, patos, pájaros  o cualquier otro animal propio de la zona.

Jugando con pelota

Jugando con pelota

Juegos de pelotas y frisbee (platillo): puedes llevar cualquier tipo de pelota (voleibol, básquetbol, fútbol, fútbol americano) al parque o al jardín y hacer diferentes actividades. Puedes imitar cualquiera de estas actividades deportivas y llevarlas al nivel apropiado para la edad de tus hijos.   

Lanzar piedras: cada quien recolecte piedras. Luego, en turnos, cada uno va tirando la suya a ver cual cae más lejos. También se puede tirar hacia el agua y ver la ola que se forma al caer la piedra.

Carreras: marca una línea de salida y otra de llegada con cualquier cosa, un árbol, una piedra, lo que consigas que sea distintivo. Puedes hacer diferentes tipos de competencias: corriendo, corriendo hacia atrás, saltando, caminando con las manos y alguien le agarra los pies, carreras de saco usando bolsas de basura. Cualquier forma de desplazamiento que se te ocurra puede ser divertida.

Carrera de obstáculos: puedes usar sillas, cajas, vasos de plástico, conos, hula hoops o cualquier otro objeto para armar una pista de obstáculos. Luego pueden hacer distintos tipos de carreras, saltando los obstáculos, pasando entre ellos, corriendo en zigzag.

Estudiando a los insectos

Estudiando a los insectos

Caza insectos: sal al jardín o a cualquier parque cercano y busquen insectos y traten de cazarlos en mallas especiales para eso. Luego de observarlos y estudiarlos déjenlos en libertad. Pueden ser mariposas, gusanos, coquitos o mariquitas, saltamontes, etc.

Saltos: saltar es divertidísimo para los niños. Puedes jugar al que haga el salto más largo o el salto más alto o quien salte de algún sitio específico  y no se mueva al caer. También puedes hacer salto con formas, por ejemplo, saltar y separar las piernas en el aire o saltar y tocarse las rodillas. También puedes usar una cuerda de saltar. Con la cuerda puedes hacer infinidad de actividades: saltar solo, saltar en pareja, saltar con los dos pies juntos, saltar en un solo pie. 

Un paseo en bicicleta

Un paseo en bicicleta

Un paseo en bicicleta: si ya tienen edad suficiente para montar su propia bicicleta y aún no lo saben hacer aprovecha las navidades para dedicarte a enseñarlo, será un excelente regalo. Si ya lo sabe hacer vayan a dar un paseo juntos y disfruten de la naturaleza, el paisaje o la ciudad, descubrirás muchas cosas que pasan desapercibidas cuando vas en el automóvil.  Si todavía es muy bebé para montar su propia bicicleta ponlo en una sillita especial de las que se pegan a la bicicleta. Los niños disfrutan muchísimo esta actividad.  

Hacer actividades al aire libre en familia es una excelente forma de compartir, reír, pasarla bien, y ponerse en forma. La idea es disfrutar. Los recuerdos quedarán por mucho tiempo y será el mejor regalo para ti y tu familia. 

¿Cuales son tus secretos o recomendaciones para mantenerte en forma y disfrutar con tu familia al mismo tiempo? Espero tus comentarios y sugerencias.


Lo mejor del Blog

By Dates