8 reglas básicas para el desarrollo sano de la mente de los niños.

Tagged Under : , , , , , , , , ,


La necesidad de una pasión

La necesidad de una pasión

Hace un par de semanas (o más) me senté a escuchar a hablar a JoAnn Deak sobre las reglas básicas del funcionamiento del cerebro en los niños. Deak es una reconocida investigadora, educadora y psicóloga que ha dedicado más de 30 años de su vida al estudio y desarrollo de la mente de los niños.

Mientras la escuchaba pensaba en lo básico y obvio de muchas de las reglas que comentaba pero que a la vez son muy importantes. Aun cuando sabemos lo importantes que son las vamos poniendo de lado con las carreras del día a día. Me gustó mucho escucharla y recordar la importancia de poner en práctica estas reglas  para el desarrollo sano de la mente.

A nivel neurológico hay una ventana de oportunidades durante los años de formación que hay que saber aprovechar.  La mente es como un músculo que hay que trabajar y alimentar para que crezca y se desarrolle. Aquí les comparto algunas de las reglas que debemos tratar de poner en práctica

1)      La estrella del norte: los niños deben tener una pasión a la que se apeguen, una pasión que los llene, los satisfaga. Esta pasión  -que puedes ser algún deporte,  o algo de arte; como pintar, bailar; o pasión por los caballos o la música-  que se comienza a desarrollar desde la niñez es realmente importante durante los momentos difíciles como cuando están tristes, o pelean con un amigo o  se sienten fuera de grupo y es crucial durante la época de la adolescencia.

Ejercicios y el desarrollo de la mente

Ejercicios y el desarrollo de la mente

2)      Movimiento: los niños necesitan moverse, ejercitarse por lo menos 20 minutos al día, todos los días. Salir afuera a correr, caminar, montar bicicleta, saltar una cuerda. No tiene que ser una clase dirigida, lo importante es moverse. El ejercicio tiene un efecto crucial en el funcionamiento sano de la mente.

3) Bilingüe o poliglota: el escuchar diariamente dos idiomas o más antes de cumplir 8 años desarrolla la inteligencia. Los bebes y los niños hasta los 8 años son unos genios en cuanto al aprendizaje de otra lengua; después de esta edad la capacidad de aprendizaje de un nuevo idioma va disminuyendo considerablemente. La forma de aprender esa otra lengua es en contacto directo con humanos, no escuchando un audio o viendo la televisión.

4)      Alimentación para la mente: por supuesto que sabemos  lo importante que es la alimentación para el desarrollo normal y sano de nuestros hijos pero muchas veces olvidamos lo básico como por ejemplo la importancia de darles un buen desayuno antes de salir al colegio. Hay 6 alimentos esenciales para el desarrollo de la mente: proteínas, grasas, omega 3, calcio, antioxidantes y agua. Un niño que sale de su casa al colegio bien desayunado tiene mucho más probabilidades de aprender y de asimilar el conocimiento que un niño que llega al colegio sin haber desayunado. Cuando te desayunas adecuadamente la mente está lista para aprender.

La música y el desarrollo de la mente

La música y el desarrollo de la mente

5)      Música: el regalo de aprender un instrumento musical.  Aprender a tocar un instrumento a temprana edad (antes de los 7) mejora la capacidad cognitiva y tiene efecto positivo en muchos otros aspectos necesarios para el aprendizaje. Ayuda al desarrollo del lenguaje, la lectura y las matemáticas. Algunos estudios inclusive sugieren que pocos años de entrenamiento musical a temprana edad podrían mejorar  la forma en que se procesa el sonido en edad adulta lo que conlleva a tener mejores habilidades de aprendizaje durante toda la vida.

6)      Lenguaje y Televisión: uno de mis temas favoritos. De 0 a 3 años NO televisión y NO “baby talking”. La interacción con los bebes debe ser única y exclusivamente personal y hablarles normal como si estuvieras hablando con un adulto. Los programas de televisión son tan visuales que cuando un bebe está frente al televisor su parte visual  del cerebro está tan captivada  que el cerebro no registra actividad en la parte de lenguaje. Después de los 3 años el televisor se debe usar solo lo mínimo. Algunos estudios recientes inclusive indican que la adicción a las drogas se presenta más frecuentemente en niños que estuvieron muy expuestos al televisor antes de los 3 años.

7)      Dormir: todos sabemos cómo nos sentimos cuando no hemos dormido bien y estamos cansados. El sueño desempeña un papel vital en el funcionamiento de nuestro organismo y a través del sueño la mente y el cuerpo se recuperan. La necesidad de dormir que se da en todo individuo es aún mayor en los niños. Mientras más descansados van a la escuela más atentos  y aptos para aprender estarán. No permitas que se acuesten tarde y que le cueste levantarse en las mañanas; el despertar debe ser natural. Si a un niño le cuesta levantarse por la mañana es que no está durmiendo suficiente. La falta de sueño representa una pérdida importante de rendimiento en cualquier actividad.

8)      Compartan y pasen tiempo juntos como familia: un gran alimento para el alma y la mente

Muchas veces olvidamos la importancia de lo básico, como dormir suficiente, comer bien, hacer ejercicios y compartir en familia y nos llenamos el día de actividades y compromisos que nos quitan tiempo de lo esencial. ¿Cuáles son para ti las reglas más importantes y cuáles son las más difíciles de llevar a cabo en el día a día? Espero tus comentarios abajo.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

¿Quién es la mejor madre de todas?

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Quién es la mejor madre?

Quién es la mejor madre?

Escuchamos hablar de diferentes tipos de madres: las que trabajan, las que se quedan en casa con los hijos, las estrictas, las permisivas y liberales, las amigas de sus hijos, etc. Hay muchas etiquetas pero poco se sabe con certeza cuál de estas es la que mejor funciona en cuanto a producir hijos felices y exitosos. Lo importante es que nos preguntemos cual es la forma en que más disfrutamos nuestra tarea como madres.

Christine Carter, la autora del libro “Raising Happiness”, lleva más de 10 años investigando el tema y presenta 10 cualidades importantes para ser una “buena madre”. Ella y muchos otros especialistas en el tema de crianza coinciden en que ser felices es la característica más importante.

Las 10 cualidades más importantes para ser una “buena madre”

  1. Ser felices: investigación tras investigación sugiere que la felicidad de los padres conlleva por lo general al bienestar de los hijos y ayuda a que estos alcancen con más facilidad sus metas y objetivos. “Las madres felices son las mejores madres”.
  2. Vivir sin estrés y no demasiado ocupada: como madres es necesario tener la habilidad de estar presentes y ser pacientes. Este es uno de los mejores regalos que le podemos dar a nuestros hijos. Ya sé que es difícil mantener la paciencia ante tanta presión que enfrentamos en el día a día pero es importante aprender técnicas de relajación – meditación, yoga-  para trabajar nuestra paciencia y poder estar realmente presente cuando estamos con nuestros hijos.
  3. Vivir en una relación romántica feliz: pocas cosas en la vida son más importantes para nuestra felicidad  que nuestra vida amorosa o de pareja. Si vivimos en una relación de pareja armoniosa y no conflictiva nuestros hijos tendrán como ejemplo una relación sana que los ayudará en sus propias relaciones de amistad y pareja.
  4. Ser cariñosa y afectiva: esto significa que no debemos dejar de demostrar nuestro amor y afecto por nuestros hijos inclusive cuando estamos enojados con ellos. Debemos usar otras herramientas para disciplinarlos pero no dejarles de demostrar nuestro cariño y amor incondicional. Nuestro amor por ellos debemos demostrarlo en las buenas y en las malas.
  5. Determinar los límites y mantenerlos: debemos ser la madre de nuestros hijos y no sus mejores amigas. Esto significa decir no cuando es necesario inclusive cuando ese “no” nos duele más a nosotros que a ellos. Debemos establecer reglas y respetarlas.
  6. 6. Permitir que cometan errores: nuestra naturaleza como madres nos hace ser protectoras y es así como tratamos de evitarles que cometan errores, sobre todo aquellos que más le van a doler. De esta forma no los dejamos ser independientes y formarse realmente como adultos dejando que aprendan de sus propios errores.
  7. 7. Ser comprensiva y promover la independencia: enseñarlos a que tomen sus propias decisiones, a escuchar su propia voz para que de esta forma aprendan a saber lo que quieren en la vida. No es lo que mami quiera para ellos pero lo que ellos quieran para sí mismo.
  8. 8. Promover buenos hábitos familiares: es importante inculcar hábitos diarios que  evoquen emociones positivas como apreciación, confidencia y compasión en vez de posesión -“tener derecho a” o “merecerse todo”. Aquí tienes algunos ejemplos: durante la cena agradece por la comida que tienes. En la mañana, agradece por el nuevo día y por la familia. Permíteles tiempo libre después del colegio para que jueguen un rato libremente y desarrollen su imaginación y felicidad.
  9. 9. Halagar la constancia en el trabajo en vez del talento natural: para lograr el éxito en cualquier  área debemos trabajar horas y horas en esto. Nada se gana de gratis en la vida inclusive si tienes talento natural.
  10. 10. No somos perfectas: y no esperamos nunca la perfección de nuestros hijos. La perfección o la búsqueda de la perfección es una forma de infelicidad.; es una vida llena de temor a no ser suficientemente buenos. Debemos darles espacio y permitirles que cometan errores que se ensucien con tierra, que caminen descalzos, que hagan un desastre.
Mamá feliz: la mejor madre de todas

Mamá feliz: la mejor madre de todas

Ya sé que muchas de estas cualidades las hacemos con facilidad y otras nos cuesta mucho ponerlas en práctica. La idea es trabajar en aquellas que más nos cuestan y no sentirnos mal porque tenemos etapas en las que estamos más decaídas o tristes. Debemos ser madres que amamos nuestra vida y a nuestros hijos con todo nuestro corazón.

¿Cuáles otras cualidades consideras que deben incluirse en esta lista? Espero tus sugerencias.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

Menos estrés y más gozo: Disfrutando más de nuestros hijos

Tagged Under : , , , , , , , , , , , , ,


Disfrutando de nuestros hijos

Disfrutando de nuestros hijos

Tengo que empezar por decir que padres sin estrés es casi un mito pero la meta es encontrar formas de disfrutar de nuestros hijos sin preocuparnos y estresarnos tanto sobretodo por cosas que no están pasando y que quizá nunca van a pasar.

Los padres siempre tenemos algo de estrés y hay muchos ejemplos para describir a lo que nos enfrentamos día a día: lidiamos con malas noches, con pataletas, con los que son súper “picky” para comer y es una lucha constante para que se metan un bocado, con las tareas o deberes escolares, etc. Por ejemplo, yo me estreso muchísimo cuando mis hijas están enfermas aunque lo único que tengan sea unos mocos y tos y concientemente sepa que están bien y todo va a pasar.

Preocuparse por estas cosas no es lo peor de todo, lo peor es preocuparnos por cosas que no están pasando y que a lo mejor nunca van a pasar. Estar preocupado por lo que podría pasar en el futuro crea un gran estrés en muchos padres. Nos preocupamos por accidentes que podrían tener nuestros hijos, si cuando sean grandes van a ser felices, van a encontrar una buena pareja, van a ser competentes, van a ser capaces, inteligentes, etc. Nos preocupamos constantemente por cosas que están fuera de nuestro alcance.

Tratemos de encontrar paz y disfrutar de nuestros hijos. Paz no quiere decir no tener nunca estrés, quiere más bien decir tomar el estrés así como va viniendo y no dejar que se apodere de nosotros. Tenemos muchísimo que aprender en nuestro camino como padres pero por ahora se que da muy buenos resultados sonreír, respirar profundo y darle a tu hijo un gran abrazo.

No es siempre fácil seguir el camino hacia la paz y la tranquilidad pero debemos proponérnoslos cada día.

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

  • Saluda a tu hijo cada mañana con una sonrisa, un abrazo y unos buenos días! Te aseguro que todos queremos que nos saluden así cada mañana.
  • Enséñale a tu hijo a hacer su cama, recoger su ropa, cepillarse los dientes, preparar el desayuno, amarrarse los zapatos, etc. Lo harás más independiente y más seguro de sí mismo. Ya se que necesitamos mucha paciencia para enseñarles estas cosas y que tenemos que enseñárselos una y otra vez. Déjalos que traten, corrígelos y también déjalos que cometan errores, irán mejorando con la práctica. Ellos gradualmente serán más independientes y tú tendrás menos tareas que hacerles a ellos.
  • Léele a tus hijos frecuentemente: es una manera excelente de compartir con ellos, educarlos y explorar cosas nuevas reales o imaginarias.
  • Juega, juega y ríete: juega al escondido, a preparar un té aunque sea imaginario, a las muñecas, a los legos, etc. Fomenta el juego, es importante para el desarrollo.• Los niños son un regalo de Dios y no serán niños por mucho tiempo. Disfruta cada momento, goza y saborea este milagro de la vida y agradece lo afortunada que eres de tener hijos.
  • Comparte con tu hijo lo que te gusta hacer a ti. Sal a hacer ejercicios con ellos, prepara una rica cena, hornea una torta o unas galletas, acuéstate en la grama del parque y ten una conversación, mira las nubes, teje, cose. No importa lo que sea que te gusta hacer, la idea es compartir.
  • Háblale y explícale lo que va a suceder, lo que va a vivir, lo que va a experimentar. Trata de adelantarte a los acontecimientos. Esto hace que las nuevas experiencias que va a tener sean mucho más fáciles de digerir y disfrutar.
  • Si sabes que hiciste algo mal y sientes que cometiste un error, perdónate a ti misma y no te castigues por tu error, todos cometemos muchos errores. Ellos también aprenderán a seguir adelante con la mejor disposición cuando cometan errores.
  • Enséñales buen comportamiento y marca los límites. Define lo que es aceptable y lo que no es. Debe haber siempre un trato de respeto y armonía. Estas son cosas que no se aprenden en un día pero ten paciencia y se constante. Dentro de los límites ofréceles libertad.
  • Dales espacio y tiempo a tus hijos. No los inscribas en demasiadas actividades extracurriculares, esto por lo general provoca estrés en niños y adultos. Déjalos que salgan a jugar libremente, esto es súper sano.
  • Para ayudar a aliviar el estrés sal a dar una caminata o a correr. Correr al aire libre y en solitario te alimenta el alma y la tranquilidad.
  • Una de las cosas que más ayuda a facilitar la crianza es formar equipo con tu pareja. Estén del mismo lado y en un mismo frente.
  • Enséñales a dar amor y a ser bondadosos. Esta es una gran lección.
  • Dales un beso de buenas noches y agradece por otro día hermoso que pasaste en compañía de tus hijos y tu familia.

¿Cómo combates el estrés?, ¿Qué disfrutas haciendo con tus hijos?. Espero tus comentarios


Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Criando hijos en una sociedad de consumo

Tagged Under : , , , , ,


Las pantallas son una droga para los niños

Las pantallas son una droga para los niños

“Teniendo todo y no apreciando nada: criando niños en una era de exceso”. Este fue el título de una presentación a la que asistí hace un par de semanas en el colegio de mis hijas. La presentación estuvo a cargo de un sicólogo infantil  llamado  Dr. Gary Lancelotta, quien tiene un doctorado en sicología infantil y tiene su práctica desde hace muchos años.

Lacelotta comenzó diciendo que los medios de comunicación son una droga, y como droga al fin son adictivos y difíciles de controlar o parar.

La televisión, ipads, computadoras, juegos de video, y todas esas pantallas a la que los niños de hoy en día están expuestos constantemente funcionan como una droga, a la cual se hacen cada vez más adictos. No podemos caer en la tentación de permitir que nuestros  hijos estén todo el tiempo frente a una pantalla. Es triste oír a tantos padres que dicen que así se quedan tranquilos y no fastidian.  Esta es una forma brutal de aislar a nuestros hijos del ambiente que los rodea y hacerlos más propensos a que les sea difícil socializar y comunicarse. Involucrate en la educación de tus hijos y dedícales tiempo.  (Ideas para compartir más con tus hijos)

Es increíble que los niños en Estados Unidos ven un promedio de 1.500 horas de televisión al año, eso incluye un estimado de entre 30.000 y 40.000 comerciales por año. Para tratar de disminuir el efecto de los medios  en los niños los especialistas recomiendan:

  • Limitar el tiempo frente a la televisión y monitorear lo que ven. Mantener la televisión y la computadora en un área común de la casa.
  • Explicarle a los niños en que consisten los comerciales  y cual es su propósito (que la gente compre)
  • Ayudar a los nos niños a entender el impacto que los medios tiene en ellos (porque les gusta las marcas que les gustan, como tratan de manipular la sicología de la gente, etc )
  • No enciendas la televisión o la computadora para matar el aburrimiento, enséñalos a ocupar su tiempo en otras cosas.
  • Cenen juntos en familia sentados en la mesa y sin encender la televisión.
  • Enséñales a tus hijos a hacer y crear no a gastar y comprar.
  • Hagan actividades en familia desde una edad temprana. Comprar una bicicleta es una cosa y salir todos a pasear en bicicleta es otra. Es una forma positiva de pasar tiempo juntos.
  • Cuando vayas de compras solo compra aquello que necesiten y enséñales que “no” significa “no”
  • Enséñales la diferencia entre lo que necesitan y lo que quieren
  • Dales responsabilidades. Una vez logradas les da mucha satisfacción.
  • Déjales tiempo libre a los niños para que jueguen con libertad
  • Trabaja con tus hijos en actividades como voluntaria.
No des regalos sin ningún motivo

No des regalos sin ningún motivo

Otro de los puntos importantes que resalto el especialista fue:

No des a tus hijos regalos sin ningún motivo o peor aún no lo hagas por razones totalmente equivocadas.

Lancelotta hablo de la cantidad de padres que regalan cosas materiales a sus hijos porque se sienten con remordimiento de conciencia por no compartir tiempo con ellos: o peor aún, aquellos que regalan porque se porto bien, obedeció o saco buenas notas. Recordemos que estas son las responsabilidades de nuestros hijos y por ello no debemos recompensarlos materialmente; si lo hacemos estamos distorsionando el mensaje. Recuerda además que estas conductas son cada vez más marcadas y cada vez pedirán cosas más caras o más dañinas.

Algunas estadísticas que comentó el especialista sobre estudios recientes fueron realmente impresionantes:

  • 93% de la jóvenes adolecentes dijeron que salir de compras es su pasatiempo favorito
  • Niños entre 12 y 19 años gastaron en 2002 $155 billones de dólares de su “propio dinero” (Las mesadas o pagos que les dan los padres)
  • 62% de adolecentes entre 12 y 13 años dijeron que comprar algunos productos los hace sentirse mejor acerca de ello mismos.

Es importante que nos convenzamos que lo material no nos hace realmente más felices ni a nosotros ni a nuestros hijos y que los adultos somos un modelo de los hábitos de consumo y compra de nuestros hijos.

Regalos Navidad

Regalos Navidad

Esto me hace pensar acerca de la locura de la navidad con los regalos. Los niños reciben muchísimos regalos (los de santa o el Niño Jesús, de los padres, los abuelitos, los tíos, los padrinos, etc, etc)  que abren uno tras otro sin ni siquiera apreciar lo que les están regalando. Quedan todos los regalos tirados en el suelo y quizá le interesa uno de ellos o inmediatamente se va a hacer otra cosa.

Hace unos años pusimos reglas en nuestra casa para tratar de reducir el número de regalos que reciben nuestras hijas en diciembre. La regla es: sólo lo que trae Santa, que por lo general son 2 regalos por niña. (Por supuesto, siempre se nos escapa alguien que llega con regalo, pero por lo menos la familia sabe que no pueden llegar con regalos y más regalos). Cuando sean grandes tus hijos no se acordaran de los regalos que recibieron en navidad si no de como lo celebraban.  Has de la navidad una celebración para recordar.

De hecho el otro día leí una historia de una familia que decidió con los hijos ya adolecentes que el regalo de navidad sería un viaje en familia, lo hicieron así y a todos les encantó,  ahora se convirtió en tradición. Pasar unos días juntos compartiendo en familia y no días de compra y estrés para hacer todos los regalos que tenemos de “compromiso”.

Otra cosa que puedes hacer es que cuando celebres el cumpleaños de tu hijo/hija déjale saber a los invitados que no tienen que llevar regalo o si quieres puedes decirles que el regalo que pensaban hacer lo donen a una institución que se dedique al cuidado de niños pobres.

Una de las mamás presentes en la conferencia comentó que una vez su hijo le dijo que estaba aburrido y que no tenia con que jugar (con todo un cuarto lleno de juguetes). Pues a la mamá le dio tanta rabia que escondió todos los juguetes preferidos del niño en un closet por varios días. El niño por supuesto lloro varios días por sus juguetes, hasta que la mamá después de hablar con él y dejarle saber lo triste que se sentía de que no apreciaba todo lo que tenía le saco de vuelta los juguetes. Ella comento que él ya no dice que está aburrido y ahora se queda mirando los juguetes y dice estoy tratando de decidir con cual jugar pero no estoy aburrido.

¿Qué otras sugerencias se te ocurren que puedas compartir con nosotros para evitar el exceso de uso de pantalla o para que los niños aprendan a disfrutar y apreciar lo que tienen? Gracias por tus comentarios!

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados. Gracias y que pases una feliz semana.

Madres que admiro, consejos sabios

Tagged Under : , , , , ,

No puedo empezar este artículo sin primero darle las gracias a mi madre, Inés,  por haberme traído al mundo y haberme dado siempre mucho amor y el mejor ejemplo. También quiero agradecer a mi suegra, Monika, por haber tenido a mi esposo, Andrés, con quien ahora he formado una linda familia, y con quien tengo dos hermosas hijas, Isabella y Alexandra, quienes todos los días me enseñan a ser madre.

Para celebrar este Día de la Madre  invite a 3 mamás que por una razón u otra admiro profundamente y considero ejemplos a seguir a que me escribieran en uno o dos párrafos (o más si querían)  el consejo más valioso que ellas sentía o querían compartir con otras madres. Aquí les presento a las mamás y lo que ella tienen que decir.

Andone e hijos - Día de la Madre

Andone e hijos - Día de la Madre

Andone Irazu es Venezolana- Española, madre de dos hijos, Fernando Javier (25) y Rubén Eduardo (Waldi 23),  la tercera de mis 5 hermanos. Andone está siempre de punta en blanco, de buen humor, alegre y sobretodo dispuesta a ayudar  -Ya vieron como empezó su texto “Ojalá pueda ayudar a la madre que lo necesite”. Ella ha sido siempre admirada por todos lo que tenemos la dicha de estar cerca de ella, es realmente especial.

“Ojalá  pueda ayudar a la madre que lo necesite. Desde mi experiencia de ser madre de dos hijos muy especiales, excepcionales:

Tuve a mi segundo hijo, con parálisis cerebral severa. No te mentiré, debes superar angustias, miedos, rabias, culpas, incertidumbres y palabras como “retraso”, “convulsiones”, “el pronóstico no es bueno” y un largo etc. Por encima de todo intenta,  después de llorar y  gritar todo todo lo que necesites y aferrarte a lo que sientas que te ayuda,  tomártelo con mucha calma y  sentido común, no es fácil;  pero con todos nuestros hijos ambas son muy importantes.  

Es esencial conocerlos bien,  diferenciar entre las necesidades de cada uno, comprometerte  y dedicarles, tanto juntos como por separado. Ambos te necesitan por igual y eso sucede con todos los hijos, tengan o no necesidades especiales.  Llegará la paz y te sentirás  la madre más afortunada del mundo, porque para ti, tus hijos son lo más especial que te puede pasar,  y  unos con su mirada de ángel, otros con las palabras más amorosas, cada uno a su manera,   así  te lo hacen sentir”.

Maria - Día de las Madres

Maria - Día de las Madres

María Tabaschek es mexicana –americana, madre de 2 hijos, Paula (14) y Axel (7). Conocí a María (Peli)  hace 15 años y es una de las personas que más he visto cambiar su vida. Está constantemente aprendiendo algo nuevo y ayudando a los demás. Hablar con ella es siempre una fuente de inspiración, se ha dedicado de lleno a la yoga y a la meditación.  Aquí está lo que Peli me escribió. 

Cinco hábitos de mamás felices

Hoy en día las demandas que las mamás nos ponemos son imposibles. Esperamos hacer de todo: educar niños súper inteligentes, estar en forma, destacar profesionalmente, hacer voluntariado, lucir impecables, ser excelentes esposas, madres, cocineras, etc. etc. y mamás solteras igual o más pero con menor ayuda. Todo esto eventualmente puede afectar nuestra salud  física, mental, emocional y espiritual. Para prevenir esto y realmente ser no solo las mejores madres sino las más felices y las más plenas, he descubierto algunos hábitos que me ayudan a encontrar un buen balance en todo sentido. 

(1) Entiende y ama su unicidad: Cada hijo es único e irrepetible, es imposible comparar a los hijos. En mi caso, mis 2 hijos son completamente opuestos. Es importante entender la perspectiva con que ven las cosas y tener empatía. A los hijos les gusta saber que nosotras pasamos por lo que ellos están pasando.

(2) Tiempo de calidad: el tiempo que pases con los hijos, no importa cuan poco o mucho, que sea tiempo de verdad. Por ejemplo, yo uso el tiempo en que lavo los trastes para hablar con mis hijos, ellos se sientan en la cocina para conversar de algo en particular que haya pasado durante el día. Otras veces, en el auto o cuando están en su cuarto haciendo tarea, voy a guardarles la ropa limpia y uso ese tiempito para entablar una conversación.  Sobre todo para los hijos mas introvertidos, las mejores conversaciones salen a flote cuando están haciendo tarea o tomando un baño y son mas casuales que  ‘interrogativas”. En casa, un día a la semana generalmente los domingos es un día ‘lite’, no hay electrónicos por lo general a menos que sea una ‘family movie’ y usamos el tiempo par ir a misa, reunión informal de amigos o parientes, o pasar el día de manera simple, relajante y divertida.

 (3) Valores, Fe, Espiritualidad: Tanto mi esposo como yo pensamos que la fe y la espiritualidad son las mejores bases para fortalecer la personalidad de los hijos. A veces uno puede perder la perspectiva y enfocarse mucho en el aspecto académico, social o deportivo. Los horarios se hacen tan complicados que dejamos la oración y la espiritualidad al costado cuando es esto lo que puedes servir sobre todo en momentos difíciles.

(4) Saber decir NO a la competencia. Conforme los hijos van creciendo y el nivel académico y deportivo requiere más tiempo y esfuerzo, es muy típico caer en la competencia.  No hay que perder de vista la razón por la que se hacen las cosas (la intención) e inculcar en los hijos el reto sin maltratar la integridad personal. Esto me recuerda un libro que lei hace mucho, llamado “When the game is over, it all goes back in the box” de John Ortberg. Nosotros como padres tenemos la labor de educar a nuestros hijos como personas, al final eso es lo que se llevan cuando pasan a otra vida: su alma  y sus acciones sobreviven, el resto se queda. 

(5) Solitud; Hacer tiempo para nosotras mismas es importantísimo. Me gusta llamarlo tiempo de “solitude”. Nos hace crecer, nos cambia, nos fortalece a nosotras mismas y fortalece nuestras relaciones y nos centra dando mucha paz interior sobre todo cuando estamos muy ocupados. Silencio y solitud incluyen reflexión y meditación. Estamos acostumbrados a siempre hacer algo, no podemos perder tiempo no haciendo nada y corremos todo el día que ni se nos ocurre tomar un tiempo en silencio y disfrutar nuestra propia compañía. Esto nos da energía y nos ayuda a si mismo a ser mejores mamas.

Adriana e hijos - Día de la Madre

Adriana e hijos - Día de la Madre

 Adriana Vollmer es Venezolana – Americana. Adriana  tiene 4 hijos; Nicolás (13),  Ignacio (12), Carolina (9) y Ana Cecilia (18 meses) Adriana fue mi inspiración para tener los partos que yo soñaba, partos  naturales, sin anestesia y con lo menor intervención médica posible. Me inspiró además a lactar a mis hijas por el mayor tiempo posible (lo hice  1 año y medio con cada una). Por un lado Adriana se dedica mucho a los niños pero por el otro lado deja que sean muy independientes. Digamos que Adriana es la niña natural y rebelde que lucha en contra de los “estándares establecidos” cuando no está de acuerdo.  Así lo demuestra en sus comentarios.

Desde hace tiempo que me preguntaste cual seria mi consejo para otras mamás, he estado pensando. Creo que tengo 2!

El primero es para los bebés: este lo descubrí con mi 3er hijo y lo repetí con la 4ta y ha sido “priceless”. Desde el principio, cántale la misma canción al acostarlo (y no se la cantes sino para dormir). Después de unos meses va ser como un reflejo: cuando le cantes esa cancioncita va saber que es hora de dormir. Acuéstalo(a) y vete de la habitación. Si llora más de un par de minutos, puedes ver que le pasa pero si le toca dormir y no tiene nada, déjalo. Y cuando se despierte, no te apures en sacarlo de su cuna. Aprenden a jugar solos; tu puedes terminar lo que estas haciendo y a veces hasta se vuelven a dormir! Un niño descansado = una mejor mamá!

El segundo es en relación con cuando van creciendo: no claudiques ante las presiones del entorno (y de ellos!): actividades, gadgets tecnológicos, etc. Los niños nunca han tenido tanto como los de nuestra generación y les hace mucho bien no tener “todo”!

Salud y felicidad para todas las madres es este Día de la Madre

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados.  Gracias y que pases una feliz semana.

Ideas para compartir más con tus hijos

Tagged Under : , , , , , ,

Habla con tus hijos

Habla con tus hijos

Muchas veces estamos tan ocupados con nuestro trabajo y nuestras vidas que no tenemos tiempo para compartir y realmente conectar con nuestros hijos.

El tiempo con ellos es tan limitado y pasa tan rápido que si no estamos consientes de hacer un esfuerzo para compartir con ellos probablemente se nos pase su niñez  sin conectar y luego ya es tarde.

Crea tiempo para estar con tus hijos, vale la pena. Estas son algunas formas de compartir con ellos en el día a día, no esperes por esa ocasión especial.

1-    Sal solo con unos de tus hijos aunque sea al supermercado: Trata de salir con cada uno de tus hijos por separado, la interacción es distinta que cuando estás con dos o más y compartes mucho mejor.

2-    Lee con ellos: creo firmemente en esta actividad, es una excelente forma de compartir. Trata de leer con ellos todos los días, además de compartir los ayudas a adquirir un buen hábito para el resto de sus vidas.  

3-    Habla con ellos, aunque sea después del trabajo: cuando llegues a tu casa no te sientes frente al televisor o a la computadora, has un esfuerzo y siéntate a conversar con ellos sobre su día y el tuyo.

4-    Siéntense todos juntos a cenar: este es otro de mis favoritos. Es un buen momento para conversar sobre las cosas del día, que les gusto y que no, que aprendieron, con quien jugaron, a que jugaron, como se sienten, etc.

5-    Pónganse una meta en común: particularmente nunca he hecho este pero lo he leído muchas veces y me parece muy bueno, lo voy a poner en práctica. La idea es leer una serie de libros en un determina tiempo o correr una determina distancia. Es una forma de enseñarles a plantearse metas y trabajar para lograrlas.

Compartiendo con tus hijos

Compartiendo con tus hijos

6-    Juega con ellos: esto siempre es divertido. Juega a su nivel y lo que ellos quieran, no trates de imponer tus reglas.

7-    Aprovecha las manejadas para conversar o jugar: Hoy en día por lo general estamos mucho tiempo en el automóvil llevando y trayendo. Aprovecha este tiempo para hablar o para jugar.  Recientemente manejamos unas 16 horas a North Carolina (sin ningún tipo de electrónicos en el auto) y jugamos a encontrar cosas que veíamos en el camino o a encontrar animales, adivinanzas, cantamos y conversamos.

8-    Planea días familiares: escoge un día a la semana (un buen día es el domingo) para hacer planes de familia. Planes divertidos como ir a caminar a un bosque y hacer un picnic, rentar una canoa y hacer un paseo, ir a la playa. Ese día resérvalo para la familia y nada más.

9-    Demuéstrales tu amor: dales un fuerte abrazo, bésalos, siéntalos en tus piernas, tómalos de la mano mientras dan una caminata.

¿Qué haces tú para conectar con tus hijos? Los mejores Consejos de Mamás. Me encantaría que compartieras con nosotros tus experiencias. Gracias

Ser más paciente

Tagged Under : , , , , , ,

Paciencia

Paciencia

Tengo que empezar por disculparme por no haber escrito en varios meses. Tengo miles de excusas, las mismas de ustedes (he estado haciendo mil otras cosas, las niñas, la casa, el trabajo, las actividades del colegio, ….) pero la verdad no tengo ninguna tan buena para haber estado perdida por tanto tiempo. Mis disculpas a todos los seguidores de Blog Para Mamas.

Ahora vuelvo con un tema que me interesa mucho: La paciencia, un don en el que debemos trabajar para tratar de mantener la armonía en el hogar.

Paciencia es probablemente una de las cualidades que más necesitamos en nuestro rol de padres y quizá una de las más difíciles de lograr y mantener, lo digo por experiencia propia y por los ejemplos que veo a diario.  Sin embargo, ser paciente es un hábito y para crear el hábito necesitamos practicar. La paciencia nos ayuda a  vivir una vida más relajada y  a tener una mejor relación con nuestros hijos.

Es frustración propia o mal comportamiento?

Frecuentemente perdemos la paciencia con nuestros hijos pero antes de actuar es importante determinar que es realmente lo que nos frustra, si es el comportamiento del niño o son nuestras propias frustraciones que nos hacen perder la paciencia.

Muchos de nuestros gritos y regaños son por frustraciones personales que no tienen nada que ver con el comportamiento real de nuestros hijos e insultarlos no es probablemente la mejor forma de lograr que cambien o paren un mal comportamiento. Trata de no pagar con tus hijos tu cansancio físico y mental después de un arduo día de trabajo, tu frustración por no lograr hacer el negocio con el que sueñas,  tu rabia por la injusticia que vives día a día en la oficina, o tu estrés por las horas que pasaste en el tráfico antes de llegar a casa.

Aléjate y respira

Paciencia - Alejate y respira

Paciencia - Alejate y respira

Si estás demasiado brava por un comportamiento en particular pide un momento de separación hasta que te sientas más calmada.  Tomate unos segundo y respira profundamente varias veces, mientras estás respirando no puedes gritar y una vez hayas respirado varias veces tu frecuencia cardiaca baja y por ende estarás más calmada para enfrentar la situación.

Expresa tus sentimientos

Mostrar paciencia crea un ambiente de tranquilidad y respeto. Si tiendes a reaccionar instantáneamente probablemente te frustrarás aun más, date un tiempo y explica a tu hijo con palabras como te sientes y porque te sientes asi. En vez de usar “tu” usa “yo” para expresar tus sentimientos.  Muy importante: No te sientas mal si no mantienes la paciencia en cada situación que se te presente. Es normal perderla,  lo importante es empezar concientemente a tratar de controlarte. No necesitas estar feliz todo el tiempo pero si es importante explicar tus sentimientos.

Recuerda que la forma en que tu expresas tus frustraciones y rabias les enseña a tus hijos como manejar sus propios sentimientos. Ayuda a tus hijos a reconocer y expresar sus propias emociones siendo tú la modelo. Piensa cuantas veces tienes que ser paciente al lidiar con tus compañeros de trabajo, con tu jefe, y con tantas otras personas que nos topamos en el día a día, porque no expresar esa paciencia con nuestros seres más queridos: nuestros hijos.

Una cosa a la vez y date tiempo suficiente

Normalmente perdemos la paciencia cuando estamos tratando de hacer varias cosas  al mismo tiempo o estamos apurados ( algo sumamente frecuente en el mundo de hoy).  Si sientes que estás tratando de hacer demasiadas cosas en un determinado tiempo  revisa tu lista de cosas por hacer y escoge aquellas que realmente son importantes. Dedicale un tiempo prudencial a cada cosa y haz una a la vez.

Date más tiempo en momentos que sabes que son normalmente estresantes como por ejemplo la salida al colegio en la mañana. Si sientes que estás corriendo y gritando cada mañana para poder llegar al colegio a tiempo, no necesitas controlarte para no perder la paciencia, lo que realmente necesitas es  cambiar tu rutina. Probablemente levantar a todos unos 15 minutos antes soluciona esta crisis de la mañana y ya habrá un momento menos de tensión en el hogar. No te acostumbres a vivir apurada y a apurar constantemente a tus hijos, el hacerlo pierde impacto y no da resultados.

Manten tus expectativas acorde con la edad de tu hijo

Paciencia acorde con la edad

Paciencia acorde con la edad

Si tus espectativas de lo que puede hacer tu hijo(a) son superiores a su verdadera capacidad física y mental solo lograrás frustrarlo y reducir su autoestima, lo que le ocasionará sentimientos de inseguridad.

 

AMOR: el mejor consejo

En vez de reaccionar con rabia y agresividad reacciona mostrando y dando amor.  Cuando nuestros hijos atraviesan  etapas de rebeldía tendemos a regañarlos y gritarles constantemente y muchas veces pareciera que no salimos de este circulo vicioso de mal comportamiento y regaño. Es mucho mejor (como dice mi mamá): darles cariño, y darles amor.  Reaccionar con amor siempre nos da el major resultado.

Estos son algunos tips para trabajar en mejorar la paciencia. Cuales son los tuyos, aquellos que te han dado resultado.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana.

Navidad: Así como la queremos recordar

Tagged Under : , , , ,

Tradiciones de Navidad

Tradiciones de Navidad

Cada Navidad  probablemente recibimos regalos que seguramente la próxima Navidad, o mucho antes, ya hemos olvidado. Te aseguro que son muy pocos los regalos que recuerdas vividamente y  sin embargo, muchas las memorias que tienes de las costumbres y tradiciones familiares que viviste en compañía de tus seres más queridos cuando eras una niña o un niño y celebraban la Navidad.

¿Qué es entonces lo que realmente recordamos de la Navidad y que es lo que queremos que recuerden nuestros hijos? Son esos pequeños momentos especiales que compartimos en familia y que precisamente hacen de la Navidad una época tan significativa y cargada de amor, paz y esperanza.

Haz te esta Navidad una época para realmente compartir con tu familia de una manera especial y hazte el propósito de evitar el despilfarro y el exceso de regalos para tus hijos,  realmente no lo necesitan y no los hará más felices.  Aquí te doy algunas sugerencias sencillas que puedes poner en práctica con tus hijos.

Comparte con tu familia

Siéntate frente al árbol de Navidad con tus hijos y tu familia, enciende unas velas y pon una música navideña. Hagan de este momento, un tiempo mágico sin celulares, televisores o computadoras. Crea un verdadero espacio y ambiente para compartir en familia y hablar. Es un momento oportuno para contarle a tus hijos lo que hacías con tu familia cuando eras una niña o un niño, esas tradiciones típicas de la época, de tu país y de tu familia.  A ellos les encanta oír las historias acerca de tu vida, de tu pasado y te tu familia.

Canta con tu familia

Enséñales a tus hijos canciones típicas de Navidad, esas que cantabas cuando eras un niño con tu abuela, tu mamá, tu tía  o en el colegio.  Si no recuerdas ninguna escoge algunas que te gusten y apréndanlas todos juntos, así podrás convertir esta práctica en una tradición.

Cocina con tu familia

Torta navideña

Torta navideña

A los niños les fascina cocinar. Puedes hacer distintas recetas dependiendo de la edad del niño. Desde galletas muy fáciles que puedes decorar con temas navideños hasta recetas más complicadas como panes y tortas, tamales, hallacas, pavo,  lechón, ensalada de papas o cualquier otro plato que sea típico para ti. Como siempre, la idea es hacer de esta actividad un momento especial donde todos puedan participar y compartir.

 

Transmite las tradiciones

Explica la Navidad a tus hijos a través de cuentos o historias de tu familia que hablan de valores importantes como el amor y la paz. Practica con tus hijos esas tradiciones que tú hacías cuando eras niña/niño:

  • Visita pesebres, árboles de navidad y jardines decorados con renos, santas, muñecos de nieve y muchas luces. 
  • Vayan todos juntos a escoger el árbol y decórenlo en familia. Algunos de los adornos pueden ser hechos por tus hijos.
  • Preparen alguna comida especial.
  • Escriban unas tarjetas para aquellos seres queridos.
  • Escriban una carta a Santa Claus y pidan también en ella por los niños más necesitados.
  • Hagan unas medias o botas de tela y escriban los nombres de cada  niño. Algunos días puedes esconder en ellas pequeños regalitos como un caramelo o algún mensaje positivo o de agradecimiento a alguna buena obra que haya hecho tu hijo. Cualquier pequeño detalle que consideres oportuno.
  • Salgan a dar parranda o serenatas. Esta actividad les fascina a los niños.
  • Lleva a tus hijos a ver una obra de teatro, un concierto o un ballet sobre algun tema relacionado con la Navidad

Las tradiciones pasan de generación en generación, ahora te llego la hora de ponerlas en práctica para que tus hijos también disfruten de ellas.  

Haz actividades al aire libre

Aprovecha estos días para realizar actividades al aire libre con tus hijos,  los beneficios son múltiples y para todos. Además, es una excelente forma de estrechar los lazos familiares. Sal a caminar, a jugar pelota, a hacer carreras  o a dar un paseo en bicicleta, a hacer un picnic. Invita a varios niños familiares y amigos a hacer una patinata decembrina, que no es más que juntarse varios familiares y/o amigos, ponerse unos patines y salir a disfrutar.

Comparte con los más necesitados

Participa en actividades en tu ciudad donde tus hijos puedan donar juguetes o tiempo para beneficiar a las familias que no tienen suficientes recursos para celebrar las fiestas. Visita, con tus hijos, hospitales de niños enfermos u orfanatos  y dedica una tarde a jugar con ellos.  Quizá puedes cuidar los hijos de una amiga que así lo necesite o sacar a pasear alguna persona mayor o enferma que conozcas y que no tenga como hacerlo. 

Cede tu regalo

Piensa qué significa realmente para ti recibir un regalo más.  Cede tu regalo a cambio de uno para alguien que realmente lo necesita. Hay muchas fundaciones y organizaciones sin fines de lucro que se encargan de hacerles llegar a los que no tienen recursos cosas que realmente necesitan  como por ejemplo mosquiteros, libros de texto y animales como gallinas, ovejas o vacas. Muchas de estas fundaciones llaman a este tipo de regalos “regalos u opciones éticas”.

Agradece a aquellos que son importantes en tu vida

Haz una llamada a esa persona que quieres tanto y que nunca llamas porque no tienes tiempo con las tareas del día a día, escribe una tarjeta a esa amiga que siempre esta allí para todo lo que necesitas, dile a tu hermano, hermana, abuelo o tío, lo especial que son para ti y por qué. Déjale saber a tu empleado, tu jefe, tu nany o cualquier persona que este presente en tu vida lo importante que él/ella es para ti.

Esta Navidad deja de abrir regalos y regala amor y atención a tus seres más queridos, te sentirás mucho más feliz, relajada y satisfecha. Además es una excelente forma de enseñar a tus hijos que la Navidad es mucho más que abrir regalos: es un momento para compartir, para agradecer y para dar.

Lo mejor del Blog

By Dates