9 Habilidades esenciales para los niños de hoy; los adultos de mañana

Tagged Under : , , , , ,

9 habilidades para niños de hoy y adultos de mañana

Es difícil saber cómo será el mundo en 20 años y por eso es difícil preparar a nuestros hijos para el mundo de mañana. No es nada fácil predecir el futuro por lo que es complicado criar, educar y preparar a nuestros hijos para lo que se va a necesitar, o lo que va a ser importante cuando ellos sean adultos y sea el momento de empezar a trabajar.


Entonces, ¿cómo preparar a nuestros niños para un mundo que es impredecible y desconocido? Creo que es imprescindible enseñarlos a adaptarse y a saber hacerle frente al cambio. Creo que hay un conjunto de habilidades esenciales para prepararlos para el futuro, que no es más que un mundo desconocido que nunca deja de cambiar.

Estas son 9 habilidades que creo son esenciales para los niños de hoy y el éxito de los adultos de mañana.

  1. Hacer preguntas. Queremos que sean capaces de aprender por sí mismo porque de esta manera no están esperando que todo lo que necesitan se les enseñe. Es importante que sean inquisitivos y se pregunten y cuestionen el mundo que les rodea y lo que les interesa. Por suerte, los niños hacen esto de forma natural,  nuestra tarea es simplemente alimentar y promover esta inquietud. La mejor forma (como siempre) es modelar esa conducta. Cuando tú y tu hijo se encuentran con algo nuevo y desconocido háganse preguntas y exploren  juntos las posibles respuestas. Jamás lo castigues o reprimas por hacer preguntas.
  2. Resolver problemas. Si un niño sabe resolver estará preparado para trabajar porque el trabajo no es más que resolver constantemente: una nueva habilidad, una nueva necesidad, un nuevo reto, una nueva tecnología, etc. Enséñalos a resolver por sí mismo, no trates de resolver constantemente por ellos, déjalo que explore diferentes posibles soluciones.
  3. Trabajar en proyectos. Después de tantos años de trabajo (tanto como por mi cuenta como para muchas empresas nacionales e internacionales) sé que el trabajo siempre implica un proyecto, a veces pequeño, a veces grande. Este blog es un proyecto, mi libro es un proyecto, la venta de mi primer libro será otro GRAN proyecto; mi trabajo en bienes raíces implica siempre un proyecto; en los medios, como periodista, siempre tenía un proyecto.  Sé que puedo llevar adelante un proyecto porque los he hecho en mi vida. Trabaja en algún proyecto con tu hijo/a, empiécenlo juntos y cada vez dale más independencia. Todavía no he hecho un gran proyecto con mis hijas pero es precisamente lo que quisiera hacer porque sé que es una tremenda enseñanza y una forma divertida de compartir y aprender. ¿Tienes alguna idea o proyecto que hayas desarrollado con tus hijos?  Mi hija mayor escribió un libro para un concurso literario pero fue un trabajo independiente, hecho únicamente por ella.
  4. Independencia. Debemos enseñar a nuestros hijos a ser independientes (esta me cuesta un poco porque como madre gallina prefiero que estén bajo mi protección; menos mal que Andrés equilibra la balanza y me ayuda a darles más independencia) Lentamente debemos animarles a hacer las cosas por su cuenta. Enséñales cómo hacerlo, modela lo que debe hacerse, ayúdalos a  hacerlo, luego ayuda menos y finalmente déjalos que cometan sus propios errores. Déjalos que tenga confianza en sí mismo; una vez que sean independientes se darán cuenta de que no es necesario un maestro, un padre, o un jefe para decirles qué hacer
  5. Una pasión Esta me cuesta un poco a mí personalmente. Sé que es importantísimo encontrar tu pasión pero por ahora solo he descubierto algunas cosas que disfruto mucho haciendo: deportes, hacer ejercicios (sobre todo al aire libre), cocinar, escribir e investigar sobre los temas que escribo: salud, alimentación y  crianza en general. Creo que es importante ayudar a nuestros hijos a que encuentren lo que realmente disfrutan haciendo – hay que tratar distintas cosas-  No desalentemos ninguno de sus intereses y no le quitemos la diversión que representa para ellos, eso es precisamente lo que lo hace gratificante.
  6. Ser felices estando a solas. No enseñarlos a encontrar la felicidad y el disfrute solo en compañía de otros o en cosas externas como comprar, jugar video juegos o ver televisión. Déjemelos desde pequeños que se aprendan a entretener y divertir por sí solos: leyendo, jugando, imaginando. Dales la oportunidad de tener un tiempo a solas.
  7. Compasión. Es quizá una de las habilidades más necesarias. La necesitamos desarrollar para trabajar bien con otras personas, para que nos importen los demás y no solo nosotros mismos, y para ser felices nosotros  haciendo felices a los demás. Como siempre, nosotros como modelos ayudamos a nuestros hijos a tener compasión. Muestra empatía preguntando a los demás cómo se sienten, qué opinan y también pregunta a tus hijos qué piensan ellos sobre situaciones o personas específicas. Demuestra cómo podemos ayudar a aliviar el sufrimiento de otros y cómo hacer más felices a otros con pequeñas amabilidades.
  8. Tolerancia. Generalmente crecemos en un mundo rodeado por personas que en su mayoría son parecidas a nosotros  (al menos en apariencia) y cuando entramos en contacto con personas que son diferentes puede ser incómodo. Debemos exponer a nuestros  hijos a gente de todo tipo, de diferentes razas, diferentes culturas y costumbres y diferentes condiciones mentales. Muéstrales que no sólo es aceptable ser diferente, pero que las diferencias se deben celebrar, y que la variedad es lo que hace la vida tan hermosa.
  9. Aprender a aceptar el cambio. Es contradictorio como el ser humano, en general,  le cuesta el cambio y al mismo tiempo la vida es un constante cambio. Creo que ser capaz de aceptar el cambio y aprender a sacarle provecho es una de las habilidades más esenciales. Saber enfrentar el cambio será siempre una ventaja competitiva. Una vez más, seamos modelo de esta conducta y aprovechemos los cambios y giros que nos da la vida para buscar nuevas oportunidades y abrir nuevas puertas. Mostrar que el cambio está bien, que nos podemos adaptar y que podemos disfrutar y adoptar estas nuevas posibilidades que no existían antes. La vida es una aventura y así debemos verla

No se trata de únicamente dar a nuestros hijos un conjunto de lecciones, factores y fórmulas  para aprender, una carrera a seguir cuando no sabemos lo que el futuro traerá. También debemos, nosotros como padres, prepararlos para adaptarse a cualquier cosa, aprender por sí mismo, resolver, y dentro de 20 años, probablemente, nos agradecerán por eso.

Suscríbete a mi blog (RSSE-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana.

Espero tus comentarios!

Cuidado con el sobrepeso y la obesidad en los niños: 3 soluciones básicas

Tagged Under : , , , , , , , , , ,


Cuidado con la obesidad y el sobrepeso

Cuidado con la obesidad y el sobrepeso

Desde 1980 la obesidad en los niños y adolescentes se ha triplicado en Estados Unidos y esta cifra es pero aún en la comunidad hispana. Hoy en día uno de cada 3 niños y adolescentes tiene sobrepeso y en la comunidad hispana el 40% de los niños tiene sobrepeso o es obeso.

Horror!!!! Hay que hacer algo urgente porque las predicciones sugieren que la generación de los niños de hoy morirá a una edad más joven que sus padres; esta sería la primera generación en la historia que muere más temprano que sus antecesores. Esto se deberá principalmente a enfermedades relacionadas con la gordura; como diabetes y problemas del corazón. La diabetes pasó de 30 millones en 1985 en el mundo a 346 millones en 2010.

Hace 30 años la mayoría de la gente vivía un tipo de vida en el que se mantenía un peso sano. Los niños caminaban a los colegios, había recesos donde se jugaba a la pelota, a correr, a saltar la cuerda, etc. Además después del colegio se reunían con los otros niños del vecindario a jugar toda la tarde. Las comidas se cocinaban en casa, se servían porciones “normales / moderadas” y se  comía mucho más vegetales y frutas. Comer comida rápida era raro.

Hoy en día el ritmo y estilo de vida de los niños es muy diferente. Son muy poco los que caminan  al colegio, los recesos son cada vez más cortos y estructurados, la tarde es de televisión, computadoras y video juegos. Los padres, cada vez más atareados, paran a comprar comida ya lista y las meriendas entre comidas son constantes y malas.

Los niños y adolescentes entre 8 y 18 años usan las computadoras, juegos de video, celulares y televisión un promedio de 7.5 horas al DIA. Solo un tercio de esta población hace la actividad física que se recomienda hacer a diario. El promedio del consumo de azúcar de niños y adolescentes es 32 cucharaditas al día cuando la dosis recomendada es entre 3 y 8.

Conversando con una gran amiga, Alessandra Pluchino, médico, nutricionista, atleta y con doctorado en kinesiología y ciencias del deporte en la Universidad de Miami; quien además ha trabajado con enfermos diabéticos ayudándolos a reorganizar su vida y su alimentación para mejorar su salud, me comentaba los 3 pasos SUPER básicos e importantes a seguir.

1-      Caminar, caminar, caminar (para los adultos). Los niños llevarlos al parque (sin ningún electrónico, por supuesto), ellos se encargarán de montarse en la barra, correr tras una ardilla o pelota, etc. Exponerlos al aire libre y a que se muevan.

2-      Comer todo aquello que provenga de la naturaleza, en su forma más básica.

3-      Si se va a comprar algo empacado mientras menos ingredientes haya en la lista mucho mejor. Sabías que el primer ingrediente listado es el que más contiene el producto. Es decir, si sale azúcar de primero eso es lo que más contiene ese producto.

Manos a la obra! Queremos mucho a nuestros hijos como para dejar que mueran a temprana edad y sufriendo de enfermedades que se pueden evitar con una vida sana y balanceada. Seamos ejemplo.

Suscríbete a mi blog (RSSE-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana.

Espero tus comentarios!

¿Será que llego la hora de tener una mascota en casa?

Tagged Under : , , , , , , , ,

Mascotas para niños

Mamá, papá quiero un perro, un gato, un conejo. Probablemente muchos de nosotros hemos escuchado esta petición una y otra vez como la escucho yo a diario por parte de mis hijas. Aunque sabemos la responsabilidad que significa tener una mascota en casa también estamos conscientes de los beneficios que ellos brindan a nuestros hijos.

Estudio tras estudio sugiere que los niños con mascotas, principalmente perros, tienen mejores habilidades sociales, mejor autoestima, son más colaboradores y comparten más.  El contacto diario con los animales y la responsabilidad de su atención ofrece a los niños un sentido de valor propio y de compromiso.

Creo que es muy importante tener claro cuál es la razón por la que queremos tener una mascota en casa y lo que significa para la familia. Es importante elegir una mascota basado en las expectativas reales de tus hijos, de ti, del tipo de vivienda que tienes y de tu día a día. Encuentra tu mascota en OLX.

Cuando les pedimos a nuestros hijos que cuiden de su mascota, la bañen, le den de comer, la saquen a caminar, etc., les estamos dando responsabilidad  lo que además les ayuda a desarrollar paciencia, bondad y empatía.

Los niños son por naturaleza egoísta y cuando aprenden a pensar en las necesidades de su mascota, comienzan a entender el mundo fuera de sí mismos y de sus propias necesidades.

Por supuesto, tener cierto tipo de mascota también tiene beneficios a nivel de la salud; sales a caminar y a correr (que como ya saben son actividades que nos encanta hacer juntos en familia); ayuda a reducir el tiempo que los niños pasan frente a las pantallas de TV, videos, etc. (otro de los puntos que toco una y otra vez en el blog y no me canso de mencionar)

Las razones me quedan clarísimas y estoy convencida de que tener una mascota es excelente para mis niñas y es lo que “más desean” en el mundo (me vivo encontrando papelitos, tarjetas e historias que así lo testifican), ahora solo nos falta tomar la decisión final y lanzarnos a la aventura.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

Vacaciones de verano: un momento para desarrollar la mente y alimentar el espíritu

Tagged Under : , , , , , ,

Las vacaciones de verano es un tiempo perfecto para que nuestros hijos aprovechen de aprender cosas diferentes a las que hacen comúnmente, probar nuevos deportes y actividades. Es un momento que deben utilizar para llenar (no solo su tiempo) si no su cerebro de información útil e interesante y su espíritu de buenas experiencias. Recordemos que cuando salimos de nuestra zona de confort y nos esforzamos, adquirimos nuevas experiencias, conocimientos e ideas útiles.

Vacaciones de Verano

Vacaciones de Verano

Aquí les comento algunas formas simples para desarrollar la mente.

  • Leer: los que me conocen y siguen el blog saben que esta actividad está siempre en el top de cualquiera de mis listas. Es incontable el beneficio de la lectura. Desarrolla conocimiento, vocabulario, sabiduría, creatividad, etc.
  • Escribir: les puedes poner un tema en particular, o una escritura libre sobre un tema que ellos escojan. También pueden escribir sobre algo que hayan leído. Al igual que la lectura, ayuda a desarrollar la creatividad y los enseña a expresarse. Por ejemplo, este verano inscribí a mi hija mayor (Isa – 9 años) en un concurso de jóvenes escritores creado por una librería local en Miami.
  • Rompecabezas: hacer rompecabezas fortalece la agilidad mental, ejercita el uso de la lógica y de estrategias para relacionar las diferentes piezas ya sea por sus formas o colores.
  • Matemáticas: ni hablar de los beneficios de las matemáticas. Desarrolla pensamiento crítico y analítico, agilidad mental y sentido común, entre muchos otros beneficios.
  • Pintura: al igual que la escritura, la pintura es otra gran forma de auto-expresión
  • Música: la música aumenta nuestra sensibilidad y fomenta la inteligencia emocional. El aprendizaje de la música facilita el aprendizaje de otras materias y mejora las habilidades que los niños utilizan en otras áreas. Me encanta escucharlas tocar piano mientras yo cocino.
  • Cocinar: otra gran forma de expresión y arte. Esta es una de las cosas que me encanta hacer con mis hijas. Cocinando aplican conceptos de matemáticas, aprenden a combinar ingredientes y a cortar en distintas formas. (Hace poco se pusieron los lentes de nadar-goggles- para cortar cebollas y no llorar- buen tip). También es un buen momento para hablar sobre nutrición y alimentación saludable. Cocinar promueve la cooperación, seguir instrucciones, llevar una secuencia.
Actividades de verano

Actividades de verano

Los niños son increíbles y tienen una manera natural (y la mejor) de ampliar su mente y conocimientos y es a través de cuestionar todo. ¿Por qué la flor es de ese color?, ¿Cómo vuelan los aviones?, ¿Por qué llueve, hay truenos o relámpagos (Miami en verano)?. Etc.

Al final y como digo siempre, lo más importante es compartir y pasar tiempo juntos en familia, esto es un gran alimento para el alma y la mente.

Aquí tienes algunas otras excelentes sugerencias para poner en práctica este verano.

Madre a hija: Increíbles sugerencias para fomentar una gran relación

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Relación madre-hija

Relación madre-hija

  1. Déjala que cometa errores y que aprenda de ellos. No le resuelvas todo, así la ayudarás a ser independiente y emprendedora
  2. Escríbele notas y ponlas en su lonchera o bolso. Sorpréndela con gestos de amor.
  3. Has de la cena (comida) un momento sagrado. Todos tienen que estar presentes y todos serán escuchados (Uno de mis favoritos).
  4. Has palomitas de maíz y pon la película favorita de tu hija. Siéntate con ella a mirarla aunque sea tu quinta vez viendo la misma película.
  5. Cuéntale historias tuyas de cuando eras pequeña y de tu familia.
  6. Hagan un lindo picnic juntas aunque sea en el jardín de la casa. Planéenlo juntas
  7. Enséñale a disfrutar de una biblioteca y de los libros
  8. Enséñale a subir un árbol, hacer los “monkey bars”, a ser fuerte y a no tener miedo.
  9. Escriban poemas juntas. Les va a encantar leer estos poemas en algunos años.
  10. Más temprano que tarde va a escuchar sobre alcohol, sexo y drogas, háblale tú antes que los demás.
  11. Caminen por la orilla del mar o en una montaña.
  12. Déjala que use tus tocones, maquillaje y accesorios para jugar en la casa. Asegúrate que ella entienda que esto no se hace para salir a la calle hasta que tú lo consideres apropiado
  13. Enséñale buenos modales desde temprana edad y ponlos en práctica en el día a día
  14. Mándale alguna nota o tarjeta postal cuando estés fuera de casa
  15. Enséñale a dar gracias a Dios cada mañana y a celebrar el nuevo día
  16. Enséñale a ser ordenada y mantener sus cosas limpias y arregladas.
  17. Llévala contigo al trabajo alguna vez; le encantará ver lo que haces. Déjala hacer algo, se sentirá muy importante.
  18. Mantén presente que siempre te está observando: como  tratas a tu familia y en general como llevas tu vida.
  19. Nunca la hagas sentirse responsable por tus frustraciones y rabias a menos que ella sea la culpable.
  20. Déjale saber lo orgullosa que te sientes por sus habilidades y logros y no recalques constantemente su belleza exterior.
  21. Recuerda que la forma de lograr tener conversaciones  profundas con tu adolecente es empezar cuando es pequeña.
  22. Enséñale a que preste más atención a lo que la gente es en lugar de lo que la gente tiene.
  23. Prepárala para las presiones sociales en el colegio; lamentablemente cada  vez comienzan más temprano.
  24. No caigas en el juego de que está bien para una niña de 8 años mostrar su barriga, pintarse las uñas y usar brillo en los labios para salir.
  25. Enséñale juegos que los barones también disfrutan; carritos, trenes, pelotas, cuerdas.
  26. Ayúdala a desarrollar su amor por la naturaleza: acuéstate con ella a mirar las estrellas, busca pequeños animales o simplemente siéntate a contemplar el mar o el lago.
  27. Enséñale a escribir notas de agradecimiento
  28. Enséñala a disfrutar de ser una niña, tendrá tiempo suficiente de ser una mujer.
  29. Acuérdate que ganará confianza en sí misma cada vez que haga algo fuera de su zona de confort; no la limites a lo que le es cómodo y fácil.
  30. Asegúrate que sepa que quizá ustedes no piensan igual o no están de acuerdo en algunas cosas pero que tu amor por ella es incondicional y que siempre estarás ahí.
  31. Disfruta cada momento que ella quiera estar contigo; esto no será siempre así.
  32. Fomenta las visitas a casa de la abuela y la familia; por alguna extraña razón las abuelas y las nietas les gusta estar juntas.
  33. Acepta que cuando tenga cierta edad ella no va a querer decir todo lo que piensa y tú tampoco lo querrás saber.
  34. Ayúdala a identificar sus fortalezas y a que trabaje en sus debilidades.
  35. Admite que muchas veces la vida social en el colegio es muy competitiva: calificaciones, amigos, deportes, popularidad, look. Reconoce que vive bajo presión.
  36. Pon en práctica cuatro reglas básicas: no se voltean los ojos, no se tiran las puertas, no se grita y se respeta.
  37. Ensénale a respetar a los maestros.
  38. Tendrás momentos en que te sentirás que tu trabajo de mamá ha sido maravilloso y que estás teniendo los resultados esperados y otras veces te sentirás convencida de lo contrario. Estos sentimientos son normales.
  39. Recuérdale que ninguna de las dos tiene siempre la razón pero que tú siempre serás la mamá
  40. No dejes que su humor (o mal humor) gobierne el ambiente de la casa. Esto sería totalmente insano.

Las 5 reglas básicas

  1. Se su madre y no su amiga
  2. Déjala que viva su vida y que tenga sus propios sueños. No trates de hacer su vida la tuya.
  3. Sé una mujer con confianza en ti misma.
  4. Sé una buena esposa. Tú influirás en su futura relación de pareja
  5. Está consciente que tu meta no es ser el centro de su vida para siempre si no enseñarla a ser independiente.

Suscríbete a mi blog (RSSE-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Espero tus comentarios!

¿Quién es la mejor madre de todas?

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Quién es la mejor madre?

Quién es la mejor madre?

Escuchamos hablar de diferentes tipos de madres: las que trabajan, las que se quedan en casa con los hijos, las estrictas, las permisivas y liberales, las amigas de sus hijos, etc. Hay muchas etiquetas pero poco se sabe con certeza cuál de estas es la que mejor funciona en cuanto a producir hijos felices y exitosos. Lo importante es que nos preguntemos cual es la forma en que más disfrutamos nuestra tarea como madres.

Christine Carter, la autora del libro “Raising Happiness”, lleva más de 10 años investigando el tema y presenta 10 cualidades importantes para ser una “buena madre”. Ella y muchos otros especialistas en el tema de crianza coinciden en que ser felices es la característica más importante.

Las 10 cualidades más importantes para ser una “buena madre”

  1. Ser felices: investigación tras investigación sugiere que la felicidad de los padres conlleva por lo general al bienestar de los hijos y ayuda a que estos alcancen con más facilidad sus metas y objetivos. “Las madres felices son las mejores madres”.
  2. Vivir sin estrés y no demasiado ocupada: como madres es necesario tener la habilidad de estar presentes y ser pacientes. Este es uno de los mejores regalos que le podemos dar a nuestros hijos. Ya sé que es difícil mantener la paciencia ante tanta presión que enfrentamos en el día a día pero es importante aprender técnicas de relajación – meditación, yoga-  para trabajar nuestra paciencia y poder estar realmente presente cuando estamos con nuestros hijos.
  3. Vivir en una relación romántica feliz: pocas cosas en la vida son más importantes para nuestra felicidad  que nuestra vida amorosa o de pareja. Si vivimos en una relación de pareja armoniosa y no conflictiva nuestros hijos tendrán como ejemplo una relación sana que los ayudará en sus propias relaciones de amistad y pareja.
  4. Ser cariñosa y afectiva: esto significa que no debemos dejar de demostrar nuestro amor y afecto por nuestros hijos inclusive cuando estamos enojados con ellos. Debemos usar otras herramientas para disciplinarlos pero no dejarles de demostrar nuestro cariño y amor incondicional. Nuestro amor por ellos debemos demostrarlo en las buenas y en las malas.
  5. Determinar los límites y mantenerlos: debemos ser la madre de nuestros hijos y no sus mejores amigas. Esto significa decir no cuando es necesario inclusive cuando ese “no” nos duele más a nosotros que a ellos. Debemos establecer reglas y respetarlas.
  6. 6. Permitir que cometan errores: nuestra naturaleza como madres nos hace ser protectoras y es así como tratamos de evitarles que cometan errores, sobre todo aquellos que más le van a doler. De esta forma no los dejamos ser independientes y formarse realmente como adultos dejando que aprendan de sus propios errores.
  7. 7. Ser comprensiva y promover la independencia: enseñarlos a que tomen sus propias decisiones, a escuchar su propia voz para que de esta forma aprendan a saber lo que quieren en la vida. No es lo que mami quiera para ellos pero lo que ellos quieran para sí mismo.
  8. 8. Promover buenos hábitos familiares: es importante inculcar hábitos diarios que  evoquen emociones positivas como apreciación, confidencia y compasión en vez de posesión -“tener derecho a” o “merecerse todo”. Aquí tienes algunos ejemplos: durante la cena agradece por la comida que tienes. En la mañana, agradece por el nuevo día y por la familia. Permíteles tiempo libre después del colegio para que jueguen un rato libremente y desarrollen su imaginación y felicidad.
  9. 9. Halagar la constancia en el trabajo en vez del talento natural: para lograr el éxito en cualquier  área debemos trabajar horas y horas en esto. Nada se gana de gratis en la vida inclusive si tienes talento natural.
  10. 10. No somos perfectas: y no esperamos nunca la perfección de nuestros hijos. La perfección o la búsqueda de la perfección es una forma de infelicidad.; es una vida llena de temor a no ser suficientemente buenos. Debemos darles espacio y permitirles que cometan errores que se ensucien con tierra, que caminen descalzos, que hagan un desastre.
Mamá feliz: la mejor madre de todas

Mamá feliz: la mejor madre de todas

Ya sé que muchas de estas cualidades las hacemos con facilidad y otras nos cuesta mucho ponerlas en práctica. La idea es trabajar en aquellas que más nos cuestan y no sentirnos mal porque tenemos etapas en las que estamos más decaídas o tristes. Debemos ser madres que amamos nuestra vida y a nuestros hijos con todo nuestro corazón.

¿Cuáles otras cualidades consideras que deben incluirse en esta lista? Espero tus sugerencias.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

Menos estrés y más gozo: Disfrutando más de nuestros hijos

Tagged Under : , , , , , , , , , , , , ,


Disfrutando de nuestros hijos

Disfrutando de nuestros hijos

Tengo que empezar por decir que padres sin estrés es casi un mito pero la meta es encontrar formas de disfrutar de nuestros hijos sin preocuparnos y estresarnos tanto sobretodo por cosas que no están pasando y que quizá nunca van a pasar.

Los padres siempre tenemos algo de estrés y hay muchos ejemplos para describir a lo que nos enfrentamos día a día: lidiamos con malas noches, con pataletas, con los que son súper “picky” para comer y es una lucha constante para que se metan un bocado, con las tareas o deberes escolares, etc. Por ejemplo, yo me estreso muchísimo cuando mis hijas están enfermas aunque lo único que tengan sea unos mocos y tos y concientemente sepa que están bien y todo va a pasar.

Preocuparse por estas cosas no es lo peor de todo, lo peor es preocuparnos por cosas que no están pasando y que a lo mejor nunca van a pasar. Estar preocupado por lo que podría pasar en el futuro crea un gran estrés en muchos padres. Nos preocupamos por accidentes que podrían tener nuestros hijos, si cuando sean grandes van a ser felices, van a encontrar una buena pareja, van a ser competentes, van a ser capaces, inteligentes, etc. Nos preocupamos constantemente por cosas que están fuera de nuestro alcance.

Tratemos de encontrar paz y disfrutar de nuestros hijos. Paz no quiere decir no tener nunca estrés, quiere más bien decir tomar el estrés así como va viniendo y no dejar que se apodere de nosotros. Tenemos muchísimo que aprender en nuestro camino como padres pero por ahora se que da muy buenos resultados sonreír, respirar profundo y darle a tu hijo un gran abrazo.

No es siempre fácil seguir el camino hacia la paz y la tranquilidad pero debemos proponérnoslos cada día.

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

  • Saluda a tu hijo cada mañana con una sonrisa, un abrazo y unos buenos días! Te aseguro que todos queremos que nos saluden así cada mañana.
  • Enséñale a tu hijo a hacer su cama, recoger su ropa, cepillarse los dientes, preparar el desayuno, amarrarse los zapatos, etc. Lo harás más independiente y más seguro de sí mismo. Ya se que necesitamos mucha paciencia para enseñarles estas cosas y que tenemos que enseñárselos una y otra vez. Déjalos que traten, corrígelos y también déjalos que cometan errores, irán mejorando con la práctica. Ellos gradualmente serán más independientes y tú tendrás menos tareas que hacerles a ellos.
  • Léele a tus hijos frecuentemente: es una manera excelente de compartir con ellos, educarlos y explorar cosas nuevas reales o imaginarias.
  • Juega, juega y ríete: juega al escondido, a preparar un té aunque sea imaginario, a las muñecas, a los legos, etc. Fomenta el juego, es importante para el desarrollo.• Los niños son un regalo de Dios y no serán niños por mucho tiempo. Disfruta cada momento, goza y saborea este milagro de la vida y agradece lo afortunada que eres de tener hijos.
  • Comparte con tu hijo lo que te gusta hacer a ti. Sal a hacer ejercicios con ellos, prepara una rica cena, hornea una torta o unas galletas, acuéstate en la grama del parque y ten una conversación, mira las nubes, teje, cose. No importa lo que sea que te gusta hacer, la idea es compartir.
  • Háblale y explícale lo que va a suceder, lo que va a vivir, lo que va a experimentar. Trata de adelantarte a los acontecimientos. Esto hace que las nuevas experiencias que va a tener sean mucho más fáciles de digerir y disfrutar.
  • Si sabes que hiciste algo mal y sientes que cometiste un error, perdónate a ti misma y no te castigues por tu error, todos cometemos muchos errores. Ellos también aprenderán a seguir adelante con la mejor disposición cuando cometan errores.
  • Enséñales buen comportamiento y marca los límites. Define lo que es aceptable y lo que no es. Debe haber siempre un trato de respeto y armonía. Estas son cosas que no se aprenden en un día pero ten paciencia y se constante. Dentro de los límites ofréceles libertad.
  • Dales espacio y tiempo a tus hijos. No los inscribas en demasiadas actividades extracurriculares, esto por lo general provoca estrés en niños y adultos. Déjalos que salgan a jugar libremente, esto es súper sano.
  • Para ayudar a aliviar el estrés sal a dar una caminata o a correr. Correr al aire libre y en solitario te alimenta el alma y la tranquilidad.
  • Una de las cosas que más ayuda a facilitar la crianza es formar equipo con tu pareja. Estén del mismo lado y en un mismo frente.
  • Enséñales a dar amor y a ser bondadosos. Esta es una gran lección.
  • Dales un beso de buenas noches y agradece por otro día hermoso que pasaste en compañía de tus hijos y tu familia.

¿Cómo combates el estrés?, ¿Qué disfrutas haciendo con tus hijos?. Espero tus comentarios


Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Criando hijos en una sociedad de consumo

Tagged Under : , , , , ,


Las pantallas son una droga para los niños

Las pantallas son una droga para los niños

“Teniendo todo y no apreciando nada: criando niños en una era de exceso”. Este fue el título de una presentación a la que asistí hace un par de semanas en el colegio de mis hijas. La presentación estuvo a cargo de un sicólogo infantil  llamado  Dr. Gary Lancelotta, quien tiene un doctorado en sicología infantil y tiene su práctica desde hace muchos años.

Lacelotta comenzó diciendo que los medios de comunicación son una droga, y como droga al fin son adictivos y difíciles de controlar o parar.

La televisión, ipads, computadoras, juegos de video, y todas esas pantallas a la que los niños de hoy en día están expuestos constantemente funcionan como una droga, a la cual se hacen cada vez más adictos. No podemos caer en la tentación de permitir que nuestros  hijos estén todo el tiempo frente a una pantalla. Es triste oír a tantos padres que dicen que así se quedan tranquilos y no fastidian.  Esta es una forma brutal de aislar a nuestros hijos del ambiente que los rodea y hacerlos más propensos a que les sea difícil socializar y comunicarse. Involucrate en la educación de tus hijos y dedícales tiempo.  (Ideas para compartir más con tus hijos)

Es increíble que los niños en Estados Unidos ven un promedio de 1.500 horas de televisión al año, eso incluye un estimado de entre 30.000 y 40.000 comerciales por año. Para tratar de disminuir el efecto de los medios  en los niños los especialistas recomiendan:

  • Limitar el tiempo frente a la televisión y monitorear lo que ven. Mantener la televisión y la computadora en un área común de la casa.
  • Explicarle a los niños en que consisten los comerciales  y cual es su propósito (que la gente compre)
  • Ayudar a los nos niños a entender el impacto que los medios tiene en ellos (porque les gusta las marcas que les gustan, como tratan de manipular la sicología de la gente, etc )
  • No enciendas la televisión o la computadora para matar el aburrimiento, enséñalos a ocupar su tiempo en otras cosas.
  • Cenen juntos en familia sentados en la mesa y sin encender la televisión.
  • Enséñales a tus hijos a hacer y crear no a gastar y comprar.
  • Hagan actividades en familia desde una edad temprana. Comprar una bicicleta es una cosa y salir todos a pasear en bicicleta es otra. Es una forma positiva de pasar tiempo juntos.
  • Cuando vayas de compras solo compra aquello que necesiten y enséñales que “no” significa “no”
  • Enséñales la diferencia entre lo que necesitan y lo que quieren
  • Dales responsabilidades. Una vez logradas les da mucha satisfacción.
  • Déjales tiempo libre a los niños para que jueguen con libertad
  • Trabaja con tus hijos en actividades como voluntaria.
No des regalos sin ningún motivo

No des regalos sin ningún motivo

Otro de los puntos importantes que resalto el especialista fue:

No des a tus hijos regalos sin ningún motivo o peor aún no lo hagas por razones totalmente equivocadas.

Lancelotta hablo de la cantidad de padres que regalan cosas materiales a sus hijos porque se sienten con remordimiento de conciencia por no compartir tiempo con ellos: o peor aún, aquellos que regalan porque se porto bien, obedeció o saco buenas notas. Recordemos que estas son las responsabilidades de nuestros hijos y por ello no debemos recompensarlos materialmente; si lo hacemos estamos distorsionando el mensaje. Recuerda además que estas conductas son cada vez más marcadas y cada vez pedirán cosas más caras o más dañinas.

Algunas estadísticas que comentó el especialista sobre estudios recientes fueron realmente impresionantes:

  • 93% de la jóvenes adolecentes dijeron que salir de compras es su pasatiempo favorito
  • Niños entre 12 y 19 años gastaron en 2002 $155 billones de dólares de su “propio dinero” (Las mesadas o pagos que les dan los padres)
  • 62% de adolecentes entre 12 y 13 años dijeron que comprar algunos productos los hace sentirse mejor acerca de ello mismos.

Es importante que nos convenzamos que lo material no nos hace realmente más felices ni a nosotros ni a nuestros hijos y que los adultos somos un modelo de los hábitos de consumo y compra de nuestros hijos.

Regalos Navidad

Regalos Navidad

Esto me hace pensar acerca de la locura de la navidad con los regalos. Los niños reciben muchísimos regalos (los de santa o el Niño Jesús, de los padres, los abuelitos, los tíos, los padrinos, etc, etc)  que abren uno tras otro sin ni siquiera apreciar lo que les están regalando. Quedan todos los regalos tirados en el suelo y quizá le interesa uno de ellos o inmediatamente se va a hacer otra cosa.

Hace unos años pusimos reglas en nuestra casa para tratar de reducir el número de regalos que reciben nuestras hijas en diciembre. La regla es: sólo lo que trae Santa, que por lo general son 2 regalos por niña. (Por supuesto, siempre se nos escapa alguien que llega con regalo, pero por lo menos la familia sabe que no pueden llegar con regalos y más regalos). Cuando sean grandes tus hijos no se acordaran de los regalos que recibieron en navidad si no de como lo celebraban.  Has de la navidad una celebración para recordar.

De hecho el otro día leí una historia de una familia que decidió con los hijos ya adolecentes que el regalo de navidad sería un viaje en familia, lo hicieron así y a todos les encantó,  ahora se convirtió en tradición. Pasar unos días juntos compartiendo en familia y no días de compra y estrés para hacer todos los regalos que tenemos de “compromiso”.

Otra cosa que puedes hacer es que cuando celebres el cumpleaños de tu hijo/hija déjale saber a los invitados que no tienen que llevar regalo o si quieres puedes decirles que el regalo que pensaban hacer lo donen a una institución que se dedique al cuidado de niños pobres.

Una de las mamás presentes en la conferencia comentó que una vez su hijo le dijo que estaba aburrido y que no tenia con que jugar (con todo un cuarto lleno de juguetes). Pues a la mamá le dio tanta rabia que escondió todos los juguetes preferidos del niño en un closet por varios días. El niño por supuesto lloro varios días por sus juguetes, hasta que la mamá después de hablar con él y dejarle saber lo triste que se sentía de que no apreciaba todo lo que tenía le saco de vuelta los juguetes. Ella comento que él ya no dice que está aburrido y ahora se queda mirando los juguetes y dice estoy tratando de decidir con cual jugar pero no estoy aburrido.

¿Qué otras sugerencias se te ocurren que puedas compartir con nosotros para evitar el exceso de uso de pantalla o para que los niños aprendan a disfrutar y apreciar lo que tienen? Gracias por tus comentarios!

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados. Gracias y que pases una feliz semana.

Ser un buen padre

Tagged Under : , , , , , ,

Un día de paseo en canoa

Un día de paseo en canoa

Ya se que el día del padre pasó hace ya algún tiempo pero nunca es tarde para publicar lo que escribí para ese día.  Además,  son pensamientos y sugerencias que no caducan entonces porque no compartir esta pequeña guía del buen padre. La verdad, es del buen padre y la buena madre.

Comparte con tus hijos  

Si compartes con tus hijos tienes mucho más posibilidades de ser un buen papá. Está ahí cuando se les cae un diente, cuando metan un gol en el partido de futbol, cuando quieren jugar al escondite, cuando se dan cuenta de que ya saben leer,  cuando necesitan contarle a alguien lo que les pasó y quizá un hombro disponible para echar una lagrima.  Si estás ahí cuando te necesitan y cuando no, ya estás siendo un gran padre.

Demuéstrales tu amor

Si tú realmente quieres a tu hijo él/ella lo sabrá. Lo sabrá por tus miradas de alegría al verlo al amanecer, por el abrazo de buenos días que le das, porque le lees libros, porque juegas con él/ella,  porque te ríes con él/ella, porque sonríes cuando lo ves feliz y te pones triste cuando lo ves sufrir. Todos estos gestos diarios y constantes le demuestran tu profundo amor pero no dejes de decirle con palabras lo mucho que lo quieres.  

Estar presente

Estar presente no significa solo estar con ellos en la misma habitación si no realmente estar presente de cuerpo y MENTE. Eso quiere decir que realmente escuches cuando te cuenten algo, que prestes atención a lo que te quieren comunicar, que hagas preguntas y que muestres tu interés. Para eso lo mejor es apagar el celular, la televisión y la computadora y dedicar ese tiempo a compartir de verdad.

He estado recopilando una lista de sugerencias sencillas (algunas) y específicas para compartir más con nuestros hijos.  Hay algunas de ellas que me cuestan muchísimo a mí, como por ejemplo,  no sobreprotegerlos y dejarlos que cometan errores. Trato de trabajarlo pero a veces es más fuerte que yo.  Son muchas pero algunas muy sencillas, aplica todas las que puedas, mientras más mejor.

  1. Canta y baila con ellos.
  2. Corre con ellos.
  3. Juega pretendiendo ser lo que no eres.
  4. Léeles (mejor si es todos los día).
  5. Cuéntales chistes e historias cómicas.
  6. Pinta con ellos.
  7. Cocina con ellos.
  8. Fílmalos cuando ellos son las estrellas.
  9. Se un buen ejemplo (alimentación, salud, disciplina, deportes).
  10. Enséñales a ser independientes (otro que me cuesta).
  11. Enséñales a pensar y no solo a obedecer.
  12. Enséñales a ser autodidactas
  13. No los sobreprotejas
  14. Demuéstrales que estás orgullosos de ellos
  15. Déjalos que comentan errores
  16. Muestra interés por lo que a ellos les interesa y no los descalifiques.
  17. Enséñales a trabajar con pasión.
  18. Enséñales a montar bicicleta, a patinar…
  19. Siéntanle a jugar juegos de mesa con ellos.
  20. Salgan juntos a hace un paseo caminando por el bosque o por la playa.
  21. Enséñalos a usar un cuchillo
  22. Has deporte con ellos aunque no tengan tu nivel. Ten paciencia
  23. Se honesto
  24. Cumple tus metas
  25. Quiere a tu esposa/esposo
  26. Ten pelea de almohadas
  27. Se feliz contigo mismo


Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados.  Gracias y que pases una feliz semana.

Involucrate en la crianza y educación de tus hijos

Tagged Under : , , , , , , , ,

Involucrate en la educación de tus hijos

Involucrate en la educación de tus hijos

Definitivamente estar involucrado en la crianza y educación de nuestros hijos conlleva SIEMPRE a mejores resultados que no estar involucrado de ninguna manera. Luego, la forma en que lo hagamos puedes ser más positiva o un poco menos positiva

Como padres somos la influencia más grande en la educación y vida de nuestros hijos. Debemos ofrecerles un ambiente donde exista amor y respeto y al mismo tiempo disciplina y estructura, sin olvidarnos de fomentar su independencia. Ya se que no es fácil y que a veces estamos cansados y no tenemos paciencia para lidiar con malcriadeses pero porque no hacer un esfuerzo cuando sabemos que es en beneficio de quienes más queremos.

Mientras más temprano te involucres en la educación de tu hijo mejores serán los resultados. Cada día se nos presenta una nueva oportunidad de involucrarnos en sus vidas y en su educación. Inclusive si nunca lo has hecho, nunca es tarde para empezar. Aquí te dejo unos tips que puedes poner en práctica para involucrarte en la educación y formación de tus hijos.

1-     Relacionate con las personas que están involucradas en la educación de tus hijos: maestras, directores, asistentes, etc.  Habla con los profesores de tus hijos de forma regular. Si te es posible ofrecete como voluntaria para participar en distintas actividades en el salón de clases y en los diferentes eventos del colegio. Mantente informada sobre lo que están aprendiendo   No esperes a que te convoquen a una reunión para hablarte de los problemas que está teniendo tu hijo o no te desaparezcas si todo va bien. Trabaja en la biblioteca. No le des a tu hijo atención especial cuando estés ayudando en el colegio. Les cuento, por ejemplo, que mis hijas van a clase de gimnasia conmigo (yo soy la profesora) y durante la clase me llaman Ms. Elena. Las otras mamás se mueren de la risa.

Demuestra tu amor y felicidad

2-     Déjale saber a tu hijo lo importante que él/ella es para ti: tu hijo no necesita que estés todo el tiempo cerca de él/ella pero necesita que realmente estés presente cuando estés con él. Juega con él, investiga que es lo que más le interesa, has preguntas, y realmente escucha las respuestas. Tu hijo necesita un poco de tí cada día. Por lo menos unos minutos de presencia real, sin computadora, sin TV, sin celular y sin pensamientos acerca de lo que está en tu escritorio y te falta por hacer. Dejarles saber a tus hijos lo importante que son para ti es como darles una  inyección de felicidad

3-     Enseñales a tus hijos y no asumas que todo lo aprenderán en el colegio: no importa si tu hijo va a un colegio público o privado o si hace “home schooling” nosotros como padres debemos completar muchos espacios vacios o blancos que son muy importantes para la formación global de nuestros hijos. Hay muchísimas habilidades (y ni hablar de valores y modales) que no se aprenden en la escuela y que son importantes a la hora de formar buenos hombres y mujeres del mañana. Utiliza las bibliotecas locales, ten libros y revistas interesantes en tu casa. Leele cada día a tus hijos.

4-     Limita la exposicion de tus hijos a los medios: si limitas la exposición de tus hijos a los diferentes medios de comunicación, estarás ayudando a promover  su creatividad, su atención, su desarrollo y su serenidad.  Muy pronto tu hijo/a tendrá una exposición a los medios mucha más intensa de lo que anticipas. Limítala mientras esté en tus manos. Se que muchas veces puedes ser más fácil encender la television  pero creo que podemos enseñarles a nuestros hijos a no siempre escoger la vía más fácil.  Más adelante monitorea lo que ven y lo que publican en las redes sociales.

5-     Crea un ambiente para el aprendizaje: conversen de distintos temas mientras cenan todos en familia, has juegos, adivinanzas, cuentales una historia de tu vida que no conozcan, compara algo que te paso a tí con algo que ellos están viviendo en este momento, háblales de los abuelos, de los tios, de donde viven, de que hay en esos países, que idioma se habla, que hora es allá. Salgan a ver las estrellas, la luna. En fin, se trata de aprovechar los momentos para aprender y disfrutar. Me referí ya a leer diariamente?

6-     Sal con tus hijos: ve al zoológico, al museo, a una biblioteca, a pescar, a una boda, a un bar mitzvah. Explicales porque se hacen este tipo de celebraciones, que significan, la importancia que tienen, hablale sobre las tradiciones.

7-     Se un buen ejemplo: quiza este es el más importante de todos. Los niños hacen lo que ven y no lo que les digan que tienen que hacer. Si quieres que sean felices expresa tu felicidad, si quieres que sean respetuosos y disciplinados empieza siendolo tu misma – llevalo al colegio a la hora que debe entrar, no permitas que falte al colegio porque no se pudo levantar en la mañana, sigue las reglas del colegio, etc. Recuerda que por lo menos en este momento la persona de más influencia en la vida de tu hijo eres tu.

Aprender es demasiado importante para dejar toda la responsabilidad en manos de los maestros.

¿Cómo te involucras tu en la educación de tus hijos?, ¿qué haces para estar presente? Espero tus comentarios

 Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Lo mejor del Blog

By Dates