Madre a hija: Increíbles sugerencias para fomentar una gran relación

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Relación madre-hija

Relación madre-hija

  1. Déjala que cometa errores y que aprenda de ellos. No le resuelvas todo, así la ayudarás a ser independiente y emprendedora
  2. Escríbele notas y ponlas en su lonchera o bolso. Sorpréndela con gestos de amor.
  3. Has de la cena (comida) un momento sagrado. Todos tienen que estar presentes y todos serán escuchados (Uno de mis favoritos).
  4. Has palomitas de maíz y pon la película favorita de tu hija. Siéntate con ella a mirarla aunque sea tu quinta vez viendo la misma película.
  5. Cuéntale historias tuyas de cuando eras pequeña y de tu familia.
  6. Hagan un lindo picnic juntas aunque sea en el jardín de la casa. Planéenlo juntas
  7. Enséñale a disfrutar de una biblioteca y de los libros
  8. Enséñale a subir un árbol, hacer los “monkey bars”, a ser fuerte y a no tener miedo.
  9. Escriban poemas juntas. Les va a encantar leer estos poemas en algunos años.
  10. Más temprano que tarde va a escuchar sobre alcohol, sexo y drogas, háblale tú antes que los demás.
  11. Caminen por la orilla del mar o en una montaña.
  12. Déjala que use tus tocones, maquillaje y accesorios para jugar en la casa. Asegúrate que ella entienda que esto no se hace para salir a la calle hasta que tú lo consideres apropiado
  13. Enséñale buenos modales desde temprana edad y ponlos en práctica en el día a día
  14. Mándale alguna nota o tarjeta postal cuando estés fuera de casa
  15. Enséñale a dar gracias a Dios cada mañana y a celebrar el nuevo día
  16. Enséñale a ser ordenada y mantener sus cosas limpias y arregladas.
  17. Llévala contigo al trabajo alguna vez; le encantará ver lo que haces. Déjala hacer algo, se sentirá muy importante.
  18. Mantén presente que siempre te está observando: como  tratas a tu familia y en general como llevas tu vida.
  19. Nunca la hagas sentirse responsable por tus frustraciones y rabias a menos que ella sea la culpable.
  20. Déjale saber lo orgullosa que te sientes por sus habilidades y logros y no recalques constantemente su belleza exterior.
  21. Recuerda que la forma de lograr tener conversaciones  profundas con tu adolecente es empezar cuando es pequeña.
  22. Enséñale a que preste más atención a lo que la gente es en lugar de lo que la gente tiene.
  23. Prepárala para las presiones sociales en el colegio; lamentablemente cada  vez comienzan más temprano.
  24. No caigas en el juego de que está bien para una niña de 8 años mostrar su barriga, pintarse las uñas y usar brillo en los labios para salir.
  25. Enséñale juegos que los barones también disfrutan; carritos, trenes, pelotas, cuerdas.
  26. Ayúdala a desarrollar su amor por la naturaleza: acuéstate con ella a mirar las estrellas, busca pequeños animales o simplemente siéntate a contemplar el mar o el lago.
  27. Enséñale a escribir notas de agradecimiento
  28. Enséñala a disfrutar de ser una niña, tendrá tiempo suficiente de ser una mujer.
  29. Acuérdate que ganará confianza en sí misma cada vez que haga algo fuera de su zona de confort; no la limites a lo que le es cómodo y fácil.
  30. Asegúrate que sepa que quizá ustedes no piensan igual o no están de acuerdo en algunas cosas pero que tu amor por ella es incondicional y que siempre estarás ahí.
  31. Disfruta cada momento que ella quiera estar contigo; esto no será siempre así.
  32. Fomenta las visitas a casa de la abuela y la familia; por alguna extraña razón las abuelas y las nietas les gusta estar juntas.
  33. Acepta que cuando tenga cierta edad ella no va a querer decir todo lo que piensa y tú tampoco lo querrás saber.
  34. Ayúdala a identificar sus fortalezas y a que trabaje en sus debilidades.
  35. Admite que muchas veces la vida social en el colegio es muy competitiva: calificaciones, amigos, deportes, popularidad, look. Reconoce que vive bajo presión.
  36. Pon en práctica cuatro reglas básicas: no se voltean los ojos, no se tiran las puertas, no se grita y se respeta.
  37. Ensénale a respetar a los maestros.
  38. Tendrás momentos en que te sentirás que tu trabajo de mamá ha sido maravilloso y que estás teniendo los resultados esperados y otras veces te sentirás convencida de lo contrario. Estos sentimientos son normales.
  39. Recuérdale que ninguna de las dos tiene siempre la razón pero que tú siempre serás la mamá
  40. No dejes que su humor (o mal humor) gobierne el ambiente de la casa. Esto sería totalmente insano.

Las 5 reglas básicas

  1. Se su madre y no su amiga
  2. Déjala que viva su vida y que tenga sus propios sueños. No trates de hacer su vida la tuya.
  3. Sé una mujer con confianza en ti misma.
  4. Sé una buena esposa. Tú influirás en su futura relación de pareja
  5. Está consciente que tu meta no es ser el centro de su vida para siempre si no enseñarla a ser independiente.

Suscríbete a mi blog (RSSE-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Espero tus comentarios!

¿Quién es la mejor madre de todas?

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Quién es la mejor madre?

Quién es la mejor madre?

Escuchamos hablar de diferentes tipos de madres: las que trabajan, las que se quedan en casa con los hijos, las estrictas, las permisivas y liberales, las amigas de sus hijos, etc. Hay muchas etiquetas pero poco se sabe con certeza cuál de estas es la que mejor funciona en cuanto a producir hijos felices y exitosos. Lo importante es que nos preguntemos cual es la forma en que más disfrutamos nuestra tarea como madres.

Christine Carter, la autora del libro “Raising Happiness”, lleva más de 10 años investigando el tema y presenta 10 cualidades importantes para ser una “buena madre”. Ella y muchos otros especialistas en el tema de crianza coinciden en que ser felices es la característica más importante.

Las 10 cualidades más importantes para ser una “buena madre”

  1. Ser felices: investigación tras investigación sugiere que la felicidad de los padres conlleva por lo general al bienestar de los hijos y ayuda a que estos alcancen con más facilidad sus metas y objetivos. “Las madres felices son las mejores madres”.
  2. Vivir sin estrés y no demasiado ocupada: como madres es necesario tener la habilidad de estar presentes y ser pacientes. Este es uno de los mejores regalos que le podemos dar a nuestros hijos. Ya sé que es difícil mantener la paciencia ante tanta presión que enfrentamos en el día a día pero es importante aprender técnicas de relajación – meditación, yoga-  para trabajar nuestra paciencia y poder estar realmente presente cuando estamos con nuestros hijos.
  3. Vivir en una relación romántica feliz: pocas cosas en la vida son más importantes para nuestra felicidad  que nuestra vida amorosa o de pareja. Si vivimos en una relación de pareja armoniosa y no conflictiva nuestros hijos tendrán como ejemplo una relación sana que los ayudará en sus propias relaciones de amistad y pareja.
  4. Ser cariñosa y afectiva: esto significa que no debemos dejar de demostrar nuestro amor y afecto por nuestros hijos inclusive cuando estamos enojados con ellos. Debemos usar otras herramientas para disciplinarlos pero no dejarles de demostrar nuestro cariño y amor incondicional. Nuestro amor por ellos debemos demostrarlo en las buenas y en las malas.
  5. Determinar los límites y mantenerlos: debemos ser la madre de nuestros hijos y no sus mejores amigas. Esto significa decir no cuando es necesario inclusive cuando ese “no” nos duele más a nosotros que a ellos. Debemos establecer reglas y respetarlas.
  6. 6. Permitir que cometan errores: nuestra naturaleza como madres nos hace ser protectoras y es así como tratamos de evitarles que cometan errores, sobre todo aquellos que más le van a doler. De esta forma no los dejamos ser independientes y formarse realmente como adultos dejando que aprendan de sus propios errores.
  7. 7. Ser comprensiva y promover la independencia: enseñarlos a que tomen sus propias decisiones, a escuchar su propia voz para que de esta forma aprendan a saber lo que quieren en la vida. No es lo que mami quiera para ellos pero lo que ellos quieran para sí mismo.
  8. 8. Promover buenos hábitos familiares: es importante inculcar hábitos diarios que  evoquen emociones positivas como apreciación, confidencia y compasión en vez de posesión -“tener derecho a” o “merecerse todo”. Aquí tienes algunos ejemplos: durante la cena agradece por la comida que tienes. En la mañana, agradece por el nuevo día y por la familia. Permíteles tiempo libre después del colegio para que jueguen un rato libremente y desarrollen su imaginación y felicidad.
  9. 9. Halagar la constancia en el trabajo en vez del talento natural: para lograr el éxito en cualquier  área debemos trabajar horas y horas en esto. Nada se gana de gratis en la vida inclusive si tienes talento natural.
  10. 10. No somos perfectas: y no esperamos nunca la perfección de nuestros hijos. La perfección o la búsqueda de la perfección es una forma de infelicidad.; es una vida llena de temor a no ser suficientemente buenos. Debemos darles espacio y permitirles que cometan errores que se ensucien con tierra, que caminen descalzos, que hagan un desastre.
Mamá feliz: la mejor madre de todas

Mamá feliz: la mejor madre de todas

Ya sé que muchas de estas cualidades las hacemos con facilidad y otras nos cuesta mucho ponerlas en práctica. La idea es trabajar en aquellas que más nos cuestan y no sentirnos mal porque tenemos etapas en las que estamos más decaídas o tristes. Debemos ser madres que amamos nuestra vida y a nuestros hijos con todo nuestro corazón.

¿Cuáles otras cualidades consideras que deben incluirse en esta lista? Espero tus sugerencias.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

Menos estrés y más gozo: Disfrutando más de nuestros hijos

Tagged Under : , , , , , , , , , , , , ,


Disfrutando de nuestros hijos

Disfrutando de nuestros hijos

Tengo que empezar por decir que padres sin estrés es casi un mito pero la meta es encontrar formas de disfrutar de nuestros hijos sin preocuparnos y estresarnos tanto sobretodo por cosas que no están pasando y que quizá nunca van a pasar.

Los padres siempre tenemos algo de estrés y hay muchos ejemplos para describir a lo que nos enfrentamos día a día: lidiamos con malas noches, con pataletas, con los que son súper “picky” para comer y es una lucha constante para que se metan un bocado, con las tareas o deberes escolares, etc. Por ejemplo, yo me estreso muchísimo cuando mis hijas están enfermas aunque lo único que tengan sea unos mocos y tos y concientemente sepa que están bien y todo va a pasar.

Preocuparse por estas cosas no es lo peor de todo, lo peor es preocuparnos por cosas que no están pasando y que a lo mejor nunca van a pasar. Estar preocupado por lo que podría pasar en el futuro crea un gran estrés en muchos padres. Nos preocupamos por accidentes que podrían tener nuestros hijos, si cuando sean grandes van a ser felices, van a encontrar una buena pareja, van a ser competentes, van a ser capaces, inteligentes, etc. Nos preocupamos constantemente por cosas que están fuera de nuestro alcance.

Tratemos de encontrar paz y disfrutar de nuestros hijos. Paz no quiere decir no tener nunca estrés, quiere más bien decir tomar el estrés así como va viniendo y no dejar que se apodere de nosotros. Tenemos muchísimo que aprender en nuestro camino como padres pero por ahora se que da muy buenos resultados sonreír, respirar profundo y darle a tu hijo un gran abrazo.

No es siempre fácil seguir el camino hacia la paz y la tranquilidad pero debemos proponérnoslos cada día.

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

Camino hacia la tranquilidad

  • Saluda a tu hijo cada mañana con una sonrisa, un abrazo y unos buenos días! Te aseguro que todos queremos que nos saluden así cada mañana.
  • Enséñale a tu hijo a hacer su cama, recoger su ropa, cepillarse los dientes, preparar el desayuno, amarrarse los zapatos, etc. Lo harás más independiente y más seguro de sí mismo. Ya se que necesitamos mucha paciencia para enseñarles estas cosas y que tenemos que enseñárselos una y otra vez. Déjalos que traten, corrígelos y también déjalos que cometan errores, irán mejorando con la práctica. Ellos gradualmente serán más independientes y tú tendrás menos tareas que hacerles a ellos.
  • Léele a tus hijos frecuentemente: es una manera excelente de compartir con ellos, educarlos y explorar cosas nuevas reales o imaginarias.
  • Juega, juega y ríete: juega al escondido, a preparar un té aunque sea imaginario, a las muñecas, a los legos, etc. Fomenta el juego, es importante para el desarrollo.• Los niños son un regalo de Dios y no serán niños por mucho tiempo. Disfruta cada momento, goza y saborea este milagro de la vida y agradece lo afortunada que eres de tener hijos.
  • Comparte con tu hijo lo que te gusta hacer a ti. Sal a hacer ejercicios con ellos, prepara una rica cena, hornea una torta o unas galletas, acuéstate en la grama del parque y ten una conversación, mira las nubes, teje, cose. No importa lo que sea que te gusta hacer, la idea es compartir.
  • Háblale y explícale lo que va a suceder, lo que va a vivir, lo que va a experimentar. Trata de adelantarte a los acontecimientos. Esto hace que las nuevas experiencias que va a tener sean mucho más fáciles de digerir y disfrutar.
  • Si sabes que hiciste algo mal y sientes que cometiste un error, perdónate a ti misma y no te castigues por tu error, todos cometemos muchos errores. Ellos también aprenderán a seguir adelante con la mejor disposición cuando cometan errores.
  • Enséñales buen comportamiento y marca los límites. Define lo que es aceptable y lo que no es. Debe haber siempre un trato de respeto y armonía. Estas son cosas que no se aprenden en un día pero ten paciencia y se constante. Dentro de los límites ofréceles libertad.
  • Dales espacio y tiempo a tus hijos. No los inscribas en demasiadas actividades extracurriculares, esto por lo general provoca estrés en niños y adultos. Déjalos que salgan a jugar libremente, esto es súper sano.
  • Para ayudar a aliviar el estrés sal a dar una caminata o a correr. Correr al aire libre y en solitario te alimenta el alma y la tranquilidad.
  • Una de las cosas que más ayuda a facilitar la crianza es formar equipo con tu pareja. Estén del mismo lado y en un mismo frente.
  • Enséñales a dar amor y a ser bondadosos. Esta es una gran lección.
  • Dales un beso de buenas noches y agradece por otro día hermoso que pasaste en compañía de tus hijos y tu familia.

¿Cómo combates el estrés?, ¿Qué disfrutas haciendo con tus hijos?. Espero tus comentarios


Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Ser un buen padre

Tagged Under : , , , , , ,

Un día de paseo en canoa

Un día de paseo en canoa

Ya se que el día del padre pasó hace ya algún tiempo pero nunca es tarde para publicar lo que escribí para ese día.  Además,  son pensamientos y sugerencias que no caducan entonces porque no compartir esta pequeña guía del buen padre. La verdad, es del buen padre y la buena madre.

Comparte con tus hijos  

Si compartes con tus hijos tienes mucho más posibilidades de ser un buen papá. Está ahí cuando se les cae un diente, cuando metan un gol en el partido de futbol, cuando quieren jugar al escondite, cuando se dan cuenta de que ya saben leer,  cuando necesitan contarle a alguien lo que les pasó y quizá un hombro disponible para echar una lagrima.  Si estás ahí cuando te necesitan y cuando no, ya estás siendo un gran padre.

Demuéstrales tu amor

Si tú realmente quieres a tu hijo él/ella lo sabrá. Lo sabrá por tus miradas de alegría al verlo al amanecer, por el abrazo de buenos días que le das, porque le lees libros, porque juegas con él/ella,  porque te ríes con él/ella, porque sonríes cuando lo ves feliz y te pones triste cuando lo ves sufrir. Todos estos gestos diarios y constantes le demuestran tu profundo amor pero no dejes de decirle con palabras lo mucho que lo quieres.  

Estar presente

Estar presente no significa solo estar con ellos en la misma habitación si no realmente estar presente de cuerpo y MENTE. Eso quiere decir que realmente escuches cuando te cuenten algo, que prestes atención a lo que te quieren comunicar, que hagas preguntas y que muestres tu interés. Para eso lo mejor es apagar el celular, la televisión y la computadora y dedicar ese tiempo a compartir de verdad.

He estado recopilando una lista de sugerencias sencillas (algunas) y específicas para compartir más con nuestros hijos.  Hay algunas de ellas que me cuestan muchísimo a mí, como por ejemplo,  no sobreprotegerlos y dejarlos que cometan errores. Trato de trabajarlo pero a veces es más fuerte que yo.  Son muchas pero algunas muy sencillas, aplica todas las que puedas, mientras más mejor.

  1. Canta y baila con ellos.
  2. Corre con ellos.
  3. Juega pretendiendo ser lo que no eres.
  4. Léeles (mejor si es todos los día).
  5. Cuéntales chistes e historias cómicas.
  6. Pinta con ellos.
  7. Cocina con ellos.
  8. Fílmalos cuando ellos son las estrellas.
  9. Se un buen ejemplo (alimentación, salud, disciplina, deportes).
  10. Enséñales a ser independientes (otro que me cuesta).
  11. Enséñales a pensar y no solo a obedecer.
  12. Enséñales a ser autodidactas
  13. No los sobreprotejas
  14. Demuéstrales que estás orgullosos de ellos
  15. Déjalos que comentan errores
  16. Muestra interés por lo que a ellos les interesa y no los descalifiques.
  17. Enséñales a trabajar con pasión.
  18. Enséñales a montar bicicleta, a patinar…
  19. Siéntanle a jugar juegos de mesa con ellos.
  20. Salgan juntos a hace un paseo caminando por el bosque o por la playa.
  21. Enséñalos a usar un cuchillo
  22. Has deporte con ellos aunque no tengan tu nivel. Ten paciencia
  23. Se honesto
  24. Cumple tus metas
  25. Quiere a tu esposa/esposo
  26. Ten pelea de almohadas
  27. Se feliz contigo mismo


Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados.  Gracias y que pases una feliz semana.

Madres que admiro, consejos sabios

Tagged Under : , , , , ,

No puedo empezar este artículo sin primero darle las gracias a mi madre, Inés,  por haberme traído al mundo y haberme dado siempre mucho amor y el mejor ejemplo. También quiero agradecer a mi suegra, Monika, por haber tenido a mi esposo, Andrés, con quien ahora he formado una linda familia, y con quien tengo dos hermosas hijas, Isabella y Alexandra, quienes todos los días me enseñan a ser madre.

Para celebrar este Día de la Madre  invite a 3 mamás que por una razón u otra admiro profundamente y considero ejemplos a seguir a que me escribieran en uno o dos párrafos (o más si querían)  el consejo más valioso que ellas sentía o querían compartir con otras madres. Aquí les presento a las mamás y lo que ella tienen que decir.

Andone e hijos - Día de la Madre

Andone e hijos - Día de la Madre

Andone Irazu es Venezolana- Española, madre de dos hijos, Fernando Javier (25) y Rubén Eduardo (Waldi 23),  la tercera de mis 5 hermanos. Andone está siempre de punta en blanco, de buen humor, alegre y sobretodo dispuesta a ayudar  -Ya vieron como empezó su texto “Ojalá pueda ayudar a la madre que lo necesite”. Ella ha sido siempre admirada por todos lo que tenemos la dicha de estar cerca de ella, es realmente especial.

“Ojalá  pueda ayudar a la madre que lo necesite. Desde mi experiencia de ser madre de dos hijos muy especiales, excepcionales:

Tuve a mi segundo hijo, con parálisis cerebral severa. No te mentiré, debes superar angustias, miedos, rabias, culpas, incertidumbres y palabras como “retraso”, “convulsiones”, “el pronóstico no es bueno” y un largo etc. Por encima de todo intenta,  después de llorar y  gritar todo todo lo que necesites y aferrarte a lo que sientas que te ayuda,  tomártelo con mucha calma y  sentido común, no es fácil;  pero con todos nuestros hijos ambas son muy importantes.  

Es esencial conocerlos bien,  diferenciar entre las necesidades de cada uno, comprometerte  y dedicarles, tanto juntos como por separado. Ambos te necesitan por igual y eso sucede con todos los hijos, tengan o no necesidades especiales.  Llegará la paz y te sentirás  la madre más afortunada del mundo, porque para ti, tus hijos son lo más especial que te puede pasar,  y  unos con su mirada de ángel, otros con las palabras más amorosas, cada uno a su manera,   así  te lo hacen sentir”.

Maria - Día de las Madres

Maria - Día de las Madres

María Tabaschek es mexicana –americana, madre de 2 hijos, Paula (14) y Axel (7). Conocí a María (Peli)  hace 15 años y es una de las personas que más he visto cambiar su vida. Está constantemente aprendiendo algo nuevo y ayudando a los demás. Hablar con ella es siempre una fuente de inspiración, se ha dedicado de lleno a la yoga y a la meditación.  Aquí está lo que Peli me escribió. 

Cinco hábitos de mamás felices

Hoy en día las demandas que las mamás nos ponemos son imposibles. Esperamos hacer de todo: educar niños súper inteligentes, estar en forma, destacar profesionalmente, hacer voluntariado, lucir impecables, ser excelentes esposas, madres, cocineras, etc. etc. y mamás solteras igual o más pero con menor ayuda. Todo esto eventualmente puede afectar nuestra salud  física, mental, emocional y espiritual. Para prevenir esto y realmente ser no solo las mejores madres sino las más felices y las más plenas, he descubierto algunos hábitos que me ayudan a encontrar un buen balance en todo sentido. 

(1) Entiende y ama su unicidad: Cada hijo es único e irrepetible, es imposible comparar a los hijos. En mi caso, mis 2 hijos son completamente opuestos. Es importante entender la perspectiva con que ven las cosas y tener empatía. A los hijos les gusta saber que nosotras pasamos por lo que ellos están pasando.

(2) Tiempo de calidad: el tiempo que pases con los hijos, no importa cuan poco o mucho, que sea tiempo de verdad. Por ejemplo, yo uso el tiempo en que lavo los trastes para hablar con mis hijos, ellos se sientan en la cocina para conversar de algo en particular que haya pasado durante el día. Otras veces, en el auto o cuando están en su cuarto haciendo tarea, voy a guardarles la ropa limpia y uso ese tiempito para entablar una conversación.  Sobre todo para los hijos mas introvertidos, las mejores conversaciones salen a flote cuando están haciendo tarea o tomando un baño y son mas casuales que  ‘interrogativas”. En casa, un día a la semana generalmente los domingos es un día ‘lite’, no hay electrónicos por lo general a menos que sea una ‘family movie’ y usamos el tiempo par ir a misa, reunión informal de amigos o parientes, o pasar el día de manera simple, relajante y divertida.

 (3) Valores, Fe, Espiritualidad: Tanto mi esposo como yo pensamos que la fe y la espiritualidad son las mejores bases para fortalecer la personalidad de los hijos. A veces uno puede perder la perspectiva y enfocarse mucho en el aspecto académico, social o deportivo. Los horarios se hacen tan complicados que dejamos la oración y la espiritualidad al costado cuando es esto lo que puedes servir sobre todo en momentos difíciles.

(4) Saber decir NO a la competencia. Conforme los hijos van creciendo y el nivel académico y deportivo requiere más tiempo y esfuerzo, es muy típico caer en la competencia.  No hay que perder de vista la razón por la que se hacen las cosas (la intención) e inculcar en los hijos el reto sin maltratar la integridad personal. Esto me recuerda un libro que lei hace mucho, llamado “When the game is over, it all goes back in the box” de John Ortberg. Nosotros como padres tenemos la labor de educar a nuestros hijos como personas, al final eso es lo que se llevan cuando pasan a otra vida: su alma  y sus acciones sobreviven, el resto se queda. 

(5) Solitud; Hacer tiempo para nosotras mismas es importantísimo. Me gusta llamarlo tiempo de “solitude”. Nos hace crecer, nos cambia, nos fortalece a nosotras mismas y fortalece nuestras relaciones y nos centra dando mucha paz interior sobre todo cuando estamos muy ocupados. Silencio y solitud incluyen reflexión y meditación. Estamos acostumbrados a siempre hacer algo, no podemos perder tiempo no haciendo nada y corremos todo el día que ni se nos ocurre tomar un tiempo en silencio y disfrutar nuestra propia compañía. Esto nos da energía y nos ayuda a si mismo a ser mejores mamas.

Adriana e hijos - Día de la Madre

Adriana e hijos - Día de la Madre

 Adriana Vollmer es Venezolana – Americana. Adriana  tiene 4 hijos; Nicolás (13),  Ignacio (12), Carolina (9) y Ana Cecilia (18 meses) Adriana fue mi inspiración para tener los partos que yo soñaba, partos  naturales, sin anestesia y con lo menor intervención médica posible. Me inspiró además a lactar a mis hijas por el mayor tiempo posible (lo hice  1 año y medio con cada una). Por un lado Adriana se dedica mucho a los niños pero por el otro lado deja que sean muy independientes. Digamos que Adriana es la niña natural y rebelde que lucha en contra de los “estándares establecidos” cuando no está de acuerdo.  Así lo demuestra en sus comentarios.

Desde hace tiempo que me preguntaste cual seria mi consejo para otras mamás, he estado pensando. Creo que tengo 2!

El primero es para los bebés: este lo descubrí con mi 3er hijo y lo repetí con la 4ta y ha sido “priceless”. Desde el principio, cántale la misma canción al acostarlo (y no se la cantes sino para dormir). Después de unos meses va ser como un reflejo: cuando le cantes esa cancioncita va saber que es hora de dormir. Acuéstalo(a) y vete de la habitación. Si llora más de un par de minutos, puedes ver que le pasa pero si le toca dormir y no tiene nada, déjalo. Y cuando se despierte, no te apures en sacarlo de su cuna. Aprenden a jugar solos; tu puedes terminar lo que estas haciendo y a veces hasta se vuelven a dormir! Un niño descansado = una mejor mamá!

El segundo es en relación con cuando van creciendo: no claudiques ante las presiones del entorno (y de ellos!): actividades, gadgets tecnológicos, etc. Los niños nunca han tenido tanto como los de nuestra generación y les hace mucho bien no tener “todo”!

Salud y felicidad para todas las madres es este Día de la Madre

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás los artículos tan pronto sean publicados.  Gracias y que pases una feliz semana.

Ideas para compartir más con tus hijos

Tagged Under : , , , , , ,

Habla con tus hijos

Habla con tus hijos

Muchas veces estamos tan ocupados con nuestro trabajo y nuestras vidas que no tenemos tiempo para compartir y realmente conectar con nuestros hijos.

El tiempo con ellos es tan limitado y pasa tan rápido que si no estamos consientes de hacer un esfuerzo para compartir con ellos probablemente se nos pase su niñez  sin conectar y luego ya es tarde.

Crea tiempo para estar con tus hijos, vale la pena. Estas son algunas formas de compartir con ellos en el día a día, no esperes por esa ocasión especial.

1-    Sal solo con unos de tus hijos aunque sea al supermercado: Trata de salir con cada uno de tus hijos por separado, la interacción es distinta que cuando estás con dos o más y compartes mucho mejor.

2-    Lee con ellos: creo firmemente en esta actividad, es una excelente forma de compartir. Trata de leer con ellos todos los días, además de compartir los ayudas a adquirir un buen hábito para el resto de sus vidas.  

3-    Habla con ellos, aunque sea después del trabajo: cuando llegues a tu casa no te sientes frente al televisor o a la computadora, has un esfuerzo y siéntate a conversar con ellos sobre su día y el tuyo.

4-    Siéntense todos juntos a cenar: este es otro de mis favoritos. Es un buen momento para conversar sobre las cosas del día, que les gusto y que no, que aprendieron, con quien jugaron, a que jugaron, como se sienten, etc.

5-    Pónganse una meta en común: particularmente nunca he hecho este pero lo he leído muchas veces y me parece muy bueno, lo voy a poner en práctica. La idea es leer una serie de libros en un determina tiempo o correr una determina distancia. Es una forma de enseñarles a plantearse metas y trabajar para lograrlas.

Compartiendo con tus hijos

Compartiendo con tus hijos

6-    Juega con ellos: esto siempre es divertido. Juega a su nivel y lo que ellos quieran, no trates de imponer tus reglas.

7-    Aprovecha las manejadas para conversar o jugar: Hoy en día por lo general estamos mucho tiempo en el automóvil llevando y trayendo. Aprovecha este tiempo para hablar o para jugar.  Recientemente manejamos unas 16 horas a North Carolina (sin ningún tipo de electrónicos en el auto) y jugamos a encontrar cosas que veíamos en el camino o a encontrar animales, adivinanzas, cantamos y conversamos.

8-    Planea días familiares: escoge un día a la semana (un buen día es el domingo) para hacer planes de familia. Planes divertidos como ir a caminar a un bosque y hacer un picnic, rentar una canoa y hacer un paseo, ir a la playa. Ese día resérvalo para la familia y nada más.

9-    Demuéstrales tu amor: dales un fuerte abrazo, bésalos, siéntalos en tus piernas, tómalos de la mano mientras dan una caminata.

¿Qué haces tú para conectar con tus hijos? Los mejores Consejos de Mamás. Me encantaría que compartieras con nosotros tus experiencias. Gracias

Mamá sin estrés

Tagged Under : , , , , , ,

Tips para reducir el estrés en nuestra tarea de mamás

Los grandes ayudando con los mas pequeños

Hay una regla que es la más importante de todas: amor y paciencia. Pero esa regla ya la sabemos así que vamos con algunas  otras.

Enséñalos a ser autosuficientes: enséñalos a hacer sus cosas desde temprana edad: comer, vestirse, bañarse, recoger los juguetes. No solo te enfoques en que sepan hacer las cosas que ellos necesitan para ser independientes pero también ensénalos a que ayuden en la casa: lavar los platos, recoger la mesa, meter la ropa en la lavadora. Toma tiempo y paciencia enseñarles  a hacer estas tares pero además de hacerlos autosuficientes les enseñamos responsabilidad.

Enseña a los mayores a ayudar a los más pequeños: si tienes varios niños enseña a los mayores a ocuparse de los más pequeños y ayudarlos con tareas simple. Esto no significa que ellos son los responsable de los pequeños,  a  fin de cuenta tu eres la madre. No les impongas responsabilidades de madre que no les corresponden solo pequeñas tareas que te ahorran tiempo a ti y son divertidas para los más grandes.

Enséñalos a resolver problemas: esta es una de nuestra principal tarea como madres. Déjalos que sean ellos los que resuelvan los problemas, no te metas en cada contratiempo que surja o cada cosa que no puedan resolver. Si saben como resolver  problemas les será mucho más fácil desenvolverse.

Enséñalos a tener pasión por lo que hacen: ¿cómo enseñas esto? La mejor forma es que tú muestres pasión por tu trabajo y por las cosas que haces con ellos. Por ejemplo cuando haces un proyecto de arte, cuando siembras un árbol o cuidan de las plantas y flores del jardín, cuando hacen algún deporte juntos, etc.

Jugar al aire libre

Juega afuera con ellos y mantente activa: pasar tiempo divertido con tus hijos es una de las mejores formas de dejarles saber lo mucho que los quieres. Jugar con ellos es una de las mejores formas de pasar tiempo  juntos.  Jugar afuera los enseña a ser más activos y a divertirse estando activos. Haz ejercicios tu sola y asegúrate de que ellos sepan lo que haces y lo mucho que lo disfrutas. Acuérdate que eres una modelo a seguir , si tu eres activa y llevas una vidas sana probablemente ellos también lo quieran hacer. Esto los ayudará para el resto de sus vidas.

No los involucres en demasiadas actividades: muchas mamás tendemos a poner en nuestros hijos en demasiadas actividades. Hacen deportes, música, arte, además de  todas las fiestas y “playdates” que realmente no los queda tiempo libre. Debemos dejarles más tiempo libre y que aprendan a usar ese tiempo y a disfrutarlo. Esa es una habilidad importante de  aprender.  Cuando tienen tantas actividades tanto los niños como las madres vivimos un horario más exigente y más estresante.

No lo sobreprotejas: muchos padres tienden a sobreproteger a sus hijos y tratan de evitar que se mojen, se ensucien, se caigan, se manchen, etc, etc. Están constantemente detrás de ellos como una sombra y no los dejan actuar libremente  y vivir.  Dales espacio, ellos necesitan atención pero también necesitan libertad, tiempo para estar solos,  para explorar y aprender del mundo a su manera. No estés constantemente tratando de evitar algo.

Baila: esto es algo que disfrutan todos los niños. Si son muy pequeños cárgalos y baila. Con los más grandes disfruta bailando distintos ritmos. Pon la música bien alta, suéltate, y relájate.

Léeles  y lee tú enfrente de ellos: los niños aman los libros, especialmente si tú los lees con ellos. Si disfruta leer hazlo enfrente a ellos les enseñaras el placer de la lectura.

Se inquisitiva: hazle preguntas acerca de diferentes cosas e incítalos a que te pregunte. Pueden hacer millones de preguntas porque todo es nuevo para ellos. ¿Por qué el cielo es azul?, ¿por qué las  hojas cambian de colores?. No solo les de las respuestas enséñalos a buscarlas.

Cuáles son tus recomendaciones para disminuir el estrés?

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Lo mejor del Blog

By Dates