Mami: ¿Cómo entran los bebés a la barriga?

Tagged Under : , , , , , , ,


The Talk - La conversación

The Talk - La conversación

“The talk “ o “La conversación”: ¿cuándo es el momento perfecto?, ¿a qué edad se lo debo decir?, ¿cómo  se lo digo?, ¿qué nombre le pongo a cada cosa?, ¿estará lista para escuchar cómo se hacen los bebés?, ¿cómo llegan a la barriga de mamá?.

Hace mucho tiempo, no recuerdo exactamente si  5,6 o 7 años (no importa cuantos ,la verdad); desde que mis hijas eran muy pequeñas, desde que tenían 3 o 4 años les he contado sin ninguna pena y de una forma muy natural como nacen los bebes y como nacieron ellas (las dos partos natural).  La franqueza para el tema está en mí, en pensar que es un proceso muy natural y normal y de esa misma se los he contado, sin tapujos y sin sonrojo y así lo han percibido ellas.

Ahora bien, como entran los bebes a las barrigas de las mamás ha sido todo otra historia completamente diferente. Cada vez que sale el tema pienso que no es el momento apropiado, ni  el sitio apropiado y se me enreda la lengua, cambio el tema o les digo que lo hablamos en otro momento.

No me van a creer lo que hice la primera vez que mi hija mayor me dijo “mami yo sé como salen los bebés de las barrigas de las mamás pero ¿cómo entran?  Ella tendría como unos 6 años y estábamos en el carro, yo manejando y ella atrás en su silla. Cuando me hizo la pregunta casi me atragante y no supe que hacer, entonces  agarre el celular y me puse a hablar como si estuviera hablando con mi hermana pase mucho rato “hablando por teléfono” que ella se puso a cantar y se le olvidó el tema (o por lo menos eso pienso yo) . Que inmadura yo!

El tema me  ha costado tanto que todavía no se los he explicado como debe ser y ya tienen casi 9 y 11 recién cumplidos. El problema definitivamente está en mí. Si hubiera tratado este tema con naturalidad y hubiera respondido con claridad y sinceridad desde la primera que me preguntaron cómo entran los bebes a la barriga probablemente no estaría escribiendo este artículo.

Andrés (mi esposo) y yo habíamos pensado hablar con Isabella (acaba de cumplir 11) pero no todavía con Alexandra (casi 9). Anoche le dije sabes que la próxima vez que salga el tema lo voy a hablar con las dos y ya, sin temor, sin sonrojarme, sin modificar el cuento, llamando a cada cosa por su nombre con la misma naturalidad con las que les conté desde muy pequeñas como salen los bebes. No creo que tengamos que tener “The Talk”, “La conversación”; es uno definitivamente el que lo hace más misterioso, menos natural; no se trata de una clase magistral, sino de un acto natural en la vida y como tal debe ser hablado.

Si volviera a ser mamá de dos niñas pequeñas les hablaría desde muy corta edad (cuando ellas lo pregunten por primera vez) acerca de cómo entran los bebés a las barrigas de sus mamás. Creo que mientras más esperas,  más conscientes son y más impacto les puede causar. Creo que es como los hijos adoptados, si se los dices desde que son bebés y lo hablas con naturalidad se van acostumbrado. Es un proceso que va madurando de forma natural y entonces ya no es necesario tener “The Talk” o “La Conversación” cuando ya son más grandes y conscientes; solo se va anexando nueva información y se va  hablando con mayor profundidad sobre el tema.

¿Cómo lo hiciste tú? ¿Cuál fue tu experiencia? Espero tus comentarios. Gracias

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Ansiedad y depresión en niños y jóvenes: ¿Por qué?

Tagged Under : , , , , , , , , ,

Ansiedad y depresión en jóvenes y niños

Ansiedad y depresión en jóvenes y niños

Acabo de leer un artículo en el New York Time que me dijo muy triste y con la boca abierta. Sobre  todo me dejo pensando; qué está pasando con los jóvenes, adolescentes, y hasta niños que cada vez tienen más problemas mentales y sufren de estrés, ansiedad y depresión.

También me hace pensar;  ¿qué papel jugamos los padres en todo esto?, ¿qué papel juega la sociedad en la que viven, el colegio o universidad a la que van, el deporte que practican?, ¿por qué estamos buscando (y esperamos lo mismo de nuestros hijos)  hacer más y más, lograr más, alcanzar más….. ¿A donde queremos llegar?, ¿a donde queremos que ellos lleguen?

El artículo, “Campus Suicide and the Pressure of Perfection”, Suicidios en universidades y la presión de la perfección,  habla sobre el aumento de suicidios en los campus universitarios en Estados Unidos y algunos de los por qué  niños(as) que parecen perfectos; buenos estudiantes, deportistas, populares, bellos, con honores y pare usted de contar son en el fondo muy infelices.

Medios Sociales

Definitivamente la presión social con los múltiples “social media” es increíble. Todos a nuestro alrededor (y por su puesto alrededor de nuestros hijos) parece que viajan a lugares hermosos, van a las mejores fiestas, visten a la moda, hacen ejercicios,  comen en los mejores restaurantes, se divierten mucho, son bellos y en general tienen una “vida perfecta”.

Lo que vemos en los medios sociales es superfluo; es una foto, es un momento, es un video; no es la realidad. La verdad es que no sabemos lo que realmente sienten por dentro quienes se presentan al mundo como triunfadores  pero estas imágenes bellas y constantes parecen armar un mundo perfecto. Los medios sociales contribuyentes a la percepción errónea entre los estudiantes que sus compañeros no están luchando igual que ellos y que tienen una mejor vida y más fácil.

Aquí comienzan muchas dudas: ¿por qué no soy tan popular?, ¿Por qué no soy tan atleta?, ¿Por qué no tengo 20.000 seguidores y 1.000 “me gusta”  en cada foto?, ¿Por qué no me invitan a todas estas fiestas, eventos y lugares espectaculares? Es una constante comparación con un mundo no real, y por ser no real es inalcanzable. El problema es que nadie quiere mostrarse como el que está luchando, mientras que a  todos los demás les está yendo muy bien.

Universidades y colegios o escuelas

Otro punto importante es la competencia creada por los colegios y universidades donde cada vez se exige más y más. Mayor promedio para entrar, mejores calificaciones en los exámenes de admisión; y una vez a dentro la exigencia y la presión sigue y aumenta. Un pequeño contratiempo, una mala calificación puede ser una gran decepción para muchos  y siempre tienen la sensación que se tienen que esforzar más y más.

Los padres

Sin lugar a dudas, un punto importantísimo somos nosotros; los padres, quienes tenemos una gran influencia en la vida de nuestros hijos.  Creyendo que sabemos que es exactamente lo mejor para ellos,  no solo planeamos sus vidas, si no que les establecemos un plan a seguir y les dejamos saber muy claro cuáles son nuestras expectativas, muchas veces sin tomar en cuenta la de ellos. También nos gusta que sea el más popular, el mejor alumno, el representante para distintos eventos, bello, atlético, chistoso, responsable., etc.

Le preguntamos por las calificaciones apenas se montan en el auto o revisamos continuamente la  computadora para ver si ya las publicaron.  Nuestro primer cometario (o reclamo) cuando se sube al auto o cuando llega a casa  puede ser cuanto bajo alguna calificación sin haber antes preguntado cómo te fue, como se sientes, como estuvo tu día.

Los padres (y peor las madres; creo) hablamos  constantemente de los logros de nuestros hijos, de lo increíble que son y de los planes que tenemos para ellos. Al oír esto los niños se van haciendo una película de lo que esperan de ellos tanto en lo académico como en las actividades extracurriculares.

Los niños y jóvenes se sienten realizados cuando otras personas (principalmente sus padres) están felices por sus logros. Cuando no cumplen esas metas (inalcanzables para muchos) no saben cómo asumirlo,  más aún si sienten que han defraudado a sus padres. Esto, por supuesto alimenta la ansiedad y la depresión. (El camino hacia la crianza sin estrés)

¿Qué hacer?

Entonces,  ¿qué hacemos?  Dar mucho, mucho, mucho AMOR, aceptarlos y quererlos como son y por lo que son, respetarlos y creer en ellos, aceptar que tomen riesgos y que fracasen y dejarles saber que esas son enseñanzas muy valiosas.  Critícalos menos y abrázalos más, hablarles  menos y escucharlos más.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y feliz semana

Día del Padre

Tagged Under : , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Dia del Padre

Dia del Padre

Hay muchísimas maneras ser un gran padre pero como todo en la vida; siempre hay espacio para mejorar. Aquí les dejo algunos tips súper buenos. Feliz día del padre.

1.    Pon los intereses de tus hijos primero ¿Te gusta beber o fumar? Sabes que no es bueno para ellos, y tú estás dando un ejemplo con todo lo que haces. Si quieres que coman sano y hagan ejercicios empieza dando el ejemplo. Es importante cuidarte tú porque de lo contrario no podrás hacerte cargo de ellos; además copiaran tus hábitos y ejemplos; sean buenos o malos.

2.    Protégelos. Como padre, una de tus principales funciones es ser protector. Hay muchas maneras de hacerlo y el día a día está lleno de momentos en donde puedes demostrar tus funciones protectoras. Enséñales buenos hábitos de seguridad: usa el cinturón de seguridad en el auto y has que ellos lo usen, asegúrate que utilizan su silla del auto si están por debajo de cierta edad y peso. Enséñalos a cruzar una calle, a usar el casco de la bicicleta y a navegar en internet de una manera segura. La protección financiera también es importante: ten seguro médico, seguro de auto, fondo de emergencia, y muy importante ten un testamento donde dejes por escrito quien se haría cargo de ellos en caso de ausencia física o incapacidad de los padres.

3.    Dedícales tiempo. Cuando llegues a casa del trabajo dedícales un tiempo a conversar, a ver cómo les fue, que tienen para contarte o compartir. Ya sé que a menudo estamos cansados y sólo queremos llegar a relajarnos pero este es muchas veces el único tiempo que tenemos con ellos durante los días de la semana; no debemos desperdiciarlo. Aprovecha este tiempo para averiguar acerca de su día, échate en el sofá con ellos y conversa. Los fines de semana dedícales tanto tiempo como sea posible. Antes de que te des cuentan habrán crecido y ya no querrán pasar tanto tiempo contigo. Aproveche estos años. Lo que los niños más quieren de sus padres es que les dediquen tiempo.

4.    Dale abrazos. Los papás no deben tener miedo de mostrar afecto. Los niños necesitan el contacto físico, y no sólo de sus mamás. Acurrúcate con ellos, abrázalos, ámalos.

5.    Juega con ellos. Sal a la calle, al parque, al patio a jugar y hacer deportes. Ten una pelea de almohadas, juega juegos de mesa; arma un rompe cabeza o un lego; no te limites a ver televisión.  Muéstrales cómo divertirse.

6.    Haz las “tarea de mamá” aquellas que tradicionalmente se consideran tareas de mamás. Empieza desde bebé a fomentar la relación con tus hijos; cambia los pañales, dale un biberón de la noche, dale la medicina, córtale las uñas, báñalo. Los papás deben ayudar tanto como puedan, compartiendo este tipo de tareas por igual si es posible. Si eres papá de un bebé este es el momento perfecto para vincularte con tu hijo, es la manera de comenzar una estrecha relación de por vida con tu hijo. Andrés, mi esposo para quienes no lo sepan, prepara el desayuno de los fines de semana y según las niñas es el mejor desayuno del mundo.

7.    Léeles. Esta es una de las cosas más importantes que puedes hacer para tu hijo. En primer lugar, es divertido leer y mucho más divertido cuando podemos compartir la maravilla de los libros con nuestros hijos. En segundo lugar, les estarás enseñando una de las habilidades más importantes que les será increíblemente útil por el resto de sus vidas. En tercer lugar, vas a pasar tiempo con ellos, van a estar sentados o acostados juntos, y estarán disfrutando de su mutua compañía.

8.    No contradigas a mamá. Sean un mismo frente ante los hijos aunque en privado tengan algunas diferencias. No contradigas a su madre delante de ellos, no pelees con ella delante de ellos, y muchísimo menos nunca abuses de ella. La forma en que un padre trata a la madre de sus hijos afecta la autoestima de los niños, y la forma en que van a tratarse a sí mismos y/o las mujeres (y si son mujeres verán con normalidad que un hombre las trate con abuso). Se amable, respetuoso y amoroso. Recuerda siempre trabajar en equipo y no contradecir lo que diga el otro.

9.    Enséñeles autoestima. Esta es quizá la más importante de todas. Cómo los puedes ayudar a tener una buena autoestima? Mostrándoles que los valoras. ¿Cómo?   Lo más importante y aquí pongo negrillas aceptándolos y valorándolos tal cual son, pero desde el fondo de nuestro ser. Si, y aquí quiero ser muy enfática, los seres humanos tenemos expectativas y cuando se trata de nuestros hijos, pues mucho más, entonces en el fondo quisiéramos que fuera más popular, o más deportista o más pila. Eso nos frustra y lamentablemente nos hace perdernos del maravilloso ser que tenemos. Se nos va la energía en querer convertirlos en nuestro ideal en lugar de, a través de nuestra profunda aceptación y valoración de su propio ser, ayudarlos a potenciar sus virtudes y a convertirse en la mejor versión posible de ellos mismos. Para los hijos lo más importante es sentirse aceptados y valorados por sus padres y aunque no lo creas ellos perciben tu verdadero sentimiento, así que si quieres tener hijos con alta autoestima, esta es la mejor herramienta que te puedo dar. En resumen que se sientan verdaderamente valorados y que agradan a sus padres.

También es muy importante pasar tiempo con ellos, escucharles, pero de verdad, hablarles, destacar sus fortalezas y logros, alentándolos a seguir adelante a luchar y no criticarlos constantemente. Recuerda que tú no eres perfecto y ellos tampoco.

10.  Enséñeles acerca de las finanzas. Desde una edad temprana puedes enseñarle a tus hijos el valor del dinero, cuánto cuestan las cosas, cómo ahorrar para llegar a una meta, cómo ganar dinero y cómo administrarlo correctamente.

11.  Ocúpate de ti. Ser padre no significa que debes renunciar a tu vida. Es importante que te cuides, que disfrutes haciendo lo que te gusta, que cuides tu salud -comiendo sano y haciendo ejercicios- que pases tiempo con tus amigos. que seas feliz.


6 reglas simples para una gran relación con tus hijos

Tagged Under : , , , , , , , , , , , , ,


Amor y respeto

Amor y respeto

Convertirnos en madre (o padre) conlleva a tener muchos miedos, inseguridades y preguntas sobre ¿cómo seremos?, ¿como serán nuestros hijos?, ¿seremos buenos padres?, ¿sabremos hacer nuestros trabajo?, y  pare usted de contar.

Creo que para muchos la noticia de que vamos a ser padres puede ser aterradora pero para todos los que ya somos padres (y madres) es sin lugar a duda la experiencia más gratificante de todas. Más gratificante que casarse, que ser campeona nacional de gimnasia y representar a mi país en el exterior, que iniciar un negocio, y de tratar de inspirar a muchos a realmente disfrutar a nuestros hijos dándoles todo el amor y respeto que se merecen.

Pero seamos honestos; todos fallamos, metemos la pata,  hacemos cosas que después entendemos que no fueron las mejores, regañamos más de la cuenta, y mucho más. Probablemente uno de los mayores problemas es que queremos decidir la vida de nuestros hijos y que sean lo que nosotros queremos que sean y como nosotros queremos que sean. Creo que tenemos que dejar de enfocarnos en quienes y como queremos que sean y aceptarlos, respetarlos y quererlos como son (suena lindo, ya sé que es difícil pero creo que esa debería ser la meta).

Aquí les dejo unos consejos o tips que he recopilado con el tiempo y que creo que nos pueden ayudar.

1) NUESTRO PRIMER TRABAJO ES AMARLOS Y ESTAR AHÍ PARA ELLOS; esto está por encima de todo lo demás. Por supuesto, tenemos que mantenerlos seguros, alimentados, vestidos, cambiar sus pañales, bañarlos, etc. pero partamos de más allá de lo básico para vivir.

Lo importante es que el niño se convierte en un adulto que es amado. Esto es más complicado de lo que parece porque es nuestro trabajo para guiarlos, los criticamos, regañamos, juzgamos, castigamos y todas estas vivencias y sentimientos se van interponiendo en nuestra relación de amor.

O sea que si al final de tu vida puedes decir que estuviste allí para tus hijos y tu familia y que él/ella se sintieron amados, entonces has tenido un gran éxito.

2) ES MÁS IMPORTANTE TU EJEMPLO Y TUS ACTOS QUE TUS PALABRAS

Cuando castigamos, aprenden cómo castigar y no cualquier otra lección que pensamos que estamos enseñando. Si deseas enseñarles a que lleven una vida saludable tú debes ser ejemplo; por ejemplo, comiendo alimentos sanos y haciendo ejercicios. Si deseas que amen su trabajo trata tú de hacer lo mismo y dedicarte a algo que te apasione. Si quisieras que lean, apaga tú la televisión y ponte a leer; si quieres que no juegue videos todo el día apaga tu computadora y deja tu celular descansar un rato

3) UN ABRAZO ES MAS PODEROS QUE UN CASTIGO

Cuando se porte mal y lo quieras castigar o regañar, trata primero de ponerte en sus zapatos, trata de empatizar; ¿por qué lo hizo? ¿que lo llevo a hacerlo?, simplemente entender primero. Habla y exprésate sin gritos y amenazas, explica porque fue un mal comportamiento y las consecuencias que conlleva ese mal comportamiento, porque no se debe hacer y qué pasa con las personas que se comportan de esa forma.

Yo recuerdo que mi papá era muy bueno en eso y cuando yo era chiquita siempre pensaba que porque no me castigan y me pegan como al resto de mis amigas. Lo que él hacía era sentarnos  a tener largas conversaciones sobre nuestro comportamiento y sus consecuencias y al final muchas podían terminar en un gran abrazo. Difícil después de esto volver a repetir el mismo mal comportamiento!

4) CONFIA EN ELLOS

Es difícil aceptarlo pero es bueno que tomen riesgo, que fracasen y enséñales que esas son enseñanzas valiosas que nos hacen más fuertes y exitosos. No tengas miedo constante por los posibles riesgos a los que se enfrenten y los errores que puedan cometer. No les muestre tu miedo, demuéstrales que cofias en ellos y en su capacidad para escoger su camino y tomar decisiones. Si tú confías en ellos; ellos confiaran en sí mismo. Crecerán sabiendo que las cosas pueden ir mal pero con la confianza de que todo va a salir bien al final.

5) DEJA QUE SEAN QUIENES SON Y QUIENES VAN A SER

No puedes (ni debes) estar en control de todo. Quizá lo que es importante para ella/él no es importante para ti pero eso es ella/él no tú, es su esencia que no es la misma tuya. Déjalo que se exprese a su manera, que persiga lo que es importante para ella/él. Al final nadie tiene la verdad en la mano de que es lo mejor para cada quien y todos estamos buscando siempre el camino de la felicidad.

6) COMPARTE CON TUS HIJOS

Lee con ellos, caminen en la playa o en la montaña, hagan ejercicios, monten bicicleta por un lugar bonito, haz un picnic, ten buenas conversaciones, contempla las estrellas y las maravillas de la naturaleza, escucha música, cocina con ellos, recíbelos cada mañana  con una sonrisa y un gran abrazo, cuéntale historias, corran juntos. En fin comparte la vida con esas personas que Dios nos puso en nuestro camino, que tanto queremos y a quienes llamamos nuestros hijos.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

Mucho por aprender como padres, madres y seres humanos.

Tagged Under : , , , , , , , , , , , ,


Mejores seres humanos

Mejores seres humanos

Hoy no tengo un tema en particular sobre nuestra labor de padres/madres, hoy voy a compartir con ustedes distintos pensamientos y frases que he acumulado en el transcurso de los últimos años y que me encantan y me parecen importantísimas. Algunas de ellas bastante difíciles de lograr pero todas (para mi) trasmiten mucha inspiración.

  1. Vale tanto tu determinación como tu inteligencia.
  2. Decide no pasar más tiempo ganándote la vida y empieza a invertir mucho más tiempo en crear una vida.
  3. Las preocupaciones hacen que tu preciosa energía mental  tenga fugas al igual que el aire al escaparse de un caucho/goma/llanta.
  4. La imaginación es más importante que el saber.
  5. La fatiga es una creación de la mente.
  6. Cuando aprendas a concentrar tus pensamientos en el presente, tu energía no conocerá límites.
  7. El propósito de la vida es una vida con propósito.
  8. El entusiasmo es una de las claves para una vida de éxito.
  9. El cambio es la fuerza más poderosa que tiene nuestra sociedad de hoy, mucha gente le teme pero los más exitosos lo acogen sin reservas.
  10. Quienes están abiertos a nuevos conceptos son siempre quienes alcanzan niveles más altos de realización.
  11. Los únicos límites son aquellos que nosotros mismos nos ponemos.
  12. Esfuérzate por mejorar tu cuerpo y tu mente, nutre tu espíritu. Haz esas cosas que temes.
  13. El miedo no es más que un monstruo mental que tú mismo creas, pero una vez conquistes tus miedos, conquistas tu vida.
  14. Respirar bien es vivir bien. Aprende el arte de la buena respiración;  triplica tu energía.
  15. Una dieta pobre tiene un efecto pronunciado sobre nuestras vidas. Debemos comer alimentos vivos: vegetales, hortalizas y frutas.
  16. Sea alumna de la vida; lee y aprende regularmente.
  17. Dedica un tiempo a conocerte a ti misma; todos tenemos talentos dormidos en nuestro interior.
  18. La autoimagen es una especie de profecía que se cumple por sí sola.
  19. La clave está en no hipotecar tu felicidad en busca del dinero.
  20. La vida te da lo que tú  le pides, siempre te está escuchando.
  21. Lo único que se interpone entre la gente y sus sueños  es el miedo al fracaso.
  22. La fuerza de voluntad te permite hacer aquello que dijiste que harías.
  23. El tiempo se nos escurre de las manos como granitos de arena y ya no vuelve.
  24. El dominio del tiempo conduce al dominio de la vida; adminístralo bien y recuerda que es un recurso no renovable.
  25. Para romper el maleficio de la frustración obra como si el fracaso fuera imposible; borra todo pensamiento  de que no lograrás tus objetivos materiales o espirituales.
  26. La felicidad es un viaje, no un destino.
  27. Vive la infancia de tus hijos, pocas cosas hay tan importantes en la vida como formar parte de la infancia de tus hijos. El mejor regalo que puedes dar a los tuyos es AMOR.
  28. La magnitud de tu cuenta bancaria y la de tu casa no tiene nada que ver con la sensación de alegría. Hay una gran diferencia entre tener mucho dinero y tener mucha vida.
  29. No hay que sacrificar el presente por el futuro y hay que empezar a vivir el ahora. El camino es igual de bueno que su final.
  30. La vida colmada de maravillas se construye día a día, bloque a bloque.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana!.

Escojamos SER padres felices y tendremos hijos felices

Tagged Under : , , , , , , ,

Escojamos ser felicesSer padres puede ser muy estresante (o no), como muchas otras cosas en la vida es nuestra elección. El estrés y la preocupación en nuestra tarea de padres existe y seguirá existiendo, la idea es aprender a lidiar y no hacer de cada situación difícil un momento de conflicto.

Los niños hacen berrinches, demandan, ven las cosas nada más desde su punto de vista, siempre necesitan algo, se lastiman, pelean entre sí, en la adolescencia empiezan a rebelarse y a faltar el respeto pero hay muuuuuuchas cosas muy buenas también.

Lidiar con el estrés diario de nuestros hijos es como lidiar con cualquier estrés, lo que pasa es que con nuestros propios hijos todo se magnifica porque ellos son lo más importantes para nosotros. Dependen de nosotros a nivel económico, emocional, educacional, etc. y por supuesto, estamos emocionalmente muy apegados a ellos.

Tenemos que trabajar mucho en el desapego y en no tomarnos las cosas a nivel personal. En tratar de ver las acciones y palabras de otros como sólo fenómenos  que ocurren que no tienen que ver con nosotros o nuestro comportamiento. Si nos caen palitos, hojas y agua de un árbol porque la brisa sopló no nos molestamos con el viento pero si hubiera una persona detrás de esa acción nos molestaríamos muchísimo.  Debemos tratar de aprender a ver las acciones de nuestros hijos como el viento que sopló y solo encontrar una respuesta adecuada en vez de estresarnos por lo que está ocurriendo.

Cuando nuestros hijos están haciendo algo distinto a lo que quisiéramos, tratemos de liberarnos del pensamiento de ese resultado deseado que nos perturba y estresa  y luego dales un abrazo. Deja que el amor guie tus acciones. Enséñalos y edúcalos, no los controles. Sé un buen ejemplo de cómo deben comportarse precisamente con tu respuesta compasiva. Por lo general, te están viendo tus acciones más que escuchando tus palabras y es así como aprenden.

Estas habilidades por supuesto que toman mucho tiempo y dedicación pero vale la pena intentarlas por el bienestar de nosotros y ellos. Solo el hecho de tratar de ponerlo en práctica es muy positivo. Con todo esto dicho, hay algunas cosas que podemos hacer para relacionarnos nos nuestros hijos con más facilidad  y menos estrés.

Como hacernos la vida más fácil?

  1. Enséñeles a ser autosuficientes. Cada paso en su debido momento. Enséñalos a cuidarse por sí mismos y a ser independientes.
  2. Establece límites. Hay ciertas líneas que no podemos cruzar por razones de seguridad y cuanto antes dejes estas muy claras mejor será. Luego están las líneas que no es apropiado cruzar porque seríamos irrespetuosos y haríamos daño. También hay que enseñarles lo antes posible porque no debemos cruzar estas líneas y cuales son las consecuencias.  La consistencia es la clave, es la forma más eficaz de aprender.
  3. Dales responsabilidades. Los niños deben tener tareas en la casa; hacer sus camas, recoger su ropa, poner la mesa, dejar su uniforme listo la noche antes, etc.  De acuerdo a la edad irles dando responsabilidades.  (Esta a mí me cuesta ponerla en práctica porque están muy ocupadas durante el día, cosa que no debería ser como verán en la próxima sugerencia). En fin, la idea es tratar de que tú no tengas que hacer absolutamente todo.
  4. Tiempo libre, no programes demasiado. Muchos padres cometemos el error de meter a nuestros hijos en demasiadas actividades y luego estamos invadidos de prácticas, reuniones, competencias, recitales, torneos, etc. Cuando tienen demasiadas actividades no tienen tiempo de jugar, dejar volar la imaginación y simplemente estar sin hacer nada por un momento. Este sistema acelerado del día a día nos provoca estrés a ellos y a nosotros como padres.
  5. Relaje sus expectativas. (Para mí muy importante y quizá la más difícil de lograr).  Los padres tendemos a esperar que el mundo de nuestros  hijos, sea casi perfecto (por no decir perfecto) y eso por supuesto es totalmente irreal. Aceptémoslo y amémoslos  como son y por lo que son y propongámonos pasarla bien con ellos; acuérdate que Dios no los prestó por un rato.
  6. Da apoyo y no critiques constantemente. Acepta las debilidades de tus hijos y entiende que precisamente son sus debilidades  (todos las tenemos). No critiques las cosas que les cuesta hacer, acompáñalos y ayúdalos a mejorar en lo que más les cuesta pero no los critiques. Esta actitud por parte de los padres genera respeto hacia nosotros por parte de nuestros hijos. Uno de nuestros principales objetivos es que hagan las cosas por convicción y no por miedo. Al final es importante entender que la vida nos confió a estos seres por un tiempo para prepararlos a que eleven su propio vuelo. Quizá estaremos de acuerdo con este vuelo o quizá no, en todo caso hay que respetar y acompañar.

Yo digo todas estas cosas como si ya las hubiera logrado y perfeccionado. Por supuesto que no -muy lejos – pero trabajando en esa dirección.  Tengo una suerte increíble porque tengo una familia y unas hijas maravillosas y agradezco por eso todos los días de mi vida.

Ser padres puede ser estresante, pero también puede ser muy muy alegre y gratificante. Escojamos tener una familia alegre y feliz!

Muchos oficios, una sola mamá

Tagged Under : , , , , , , , ,

9 lecciones simples a la hora de ser mamá…

Oficios de mamá

¿Cuantos sombreros sientes que te pones cada día? El de mamá, el de esposa, el de hija, el de profesional, el de chef, el de chofer y pare usted de contar. Llevar todos estos sombreros día a día no es siempre fácil.

Muchas veces salgo por la mañana vestida y arreglada porque tengo alguna reunión en el colegio de mis hijas (estoy muy involucrada en el colegio) luego me cambio porque quiero ir a hacer algo de ejercicios, luego me vuelvo a cambiar porque tengo algún cliente al que le tengo que mostrar propiedades (soy realtor). Llega la tarde y estoy en la tarea de mamá; mejor dicho de chofer y me toca llevar a las niñas a la gimnasia, natación, piano, etc. (muchas veces este es el momento que aprovecho para yo irme a correr). Luego en la noche llega el momento de preparar comida, ayudar con tareas/deberes (solo en caso que sea necesario), sentarnos a cenar (conversar), luego la ida a la cama y dejar todo listo para el día siguiente y finalmente el sombrero de esposa, para pasar un rato juntos y conversar con la persona que escogí para vivir mi vida.

Obviamente, una gran madre ama a sus hijos, se hace cargo de sus necesidades físicas y emocionales básicas, y pasa tiempo de calidad con ellos. Pero ¿qué es importante mantener claro a la hora de ser mamá?

1-    No trates de ser perfecta. Esto es cierto para la vida en general y una meta importante. La búsqueda de la perfección es siempre una mala idea porque la vida es desordenada e impredecible y llena de sorpresas. Tratar de mantener  control completo sobre todo lo que nos rodea es simplemente imposible y nos puede crear un gran estrés. Tenemos que aceptar que las cosas no siempre son como queremos o imaginamos.

2-    Quítate el complejo de culpa. La culpa parece ser uno de los efectos secundarios más comunes de la maternidad y empieza desde bien temprano al tomar cualquier decisión; desde las más importantes y difíciles como seguir trabajando o quedarse en casa con los niños hasta unas más pequeñas como lactar o dar tetero o biberón. Todas las mamás estamos haciendo lo mejor que podemos y recuerda que al final lo más importante es darles amor.

3-    Sigue siendo tu misma. No renuncies a tus pasiones e intereses. Encuentra tiempo para lo que te gusta hacer; leer, escribir, hacer ejercicios, etc. Busca la forma de incorporar tus placeres en tu rutina (fácil decirlo, difícil hacerlo. Sin embargo, muy importante). Recuerda que mientras tú eres feliz funcionas mejor como mamá.

4-    Ten paciencia (jajajaja). Ser madre es un trabajo muy complejo. Como dice siempre mi hermana: “¿y quién te dijo que ser mama era fácil?”. Como les he comentado antes, cuando siento que estoy a punto de perder la paciencia y pegar un grito, respiro profundamente varias veces, por lo menos 3 y realmente te calmas bastante inmediatamente. Ya mis hijas saben que cuando empiezo a respirar profundo lo que estoy es dejando de pegar un grito.

5-    Realmente ESCUCHA a tus hijos. Por lo general no escuchamos si no que apenas empiezan a hablar reaccionamos como solucionadores de problemas y tenemos nuestro comentario siempre en la punta de la lengua. ESCUCHEMOS!. Muchas veces lo único que necesitan es hablar y contar lo que les paso, o lo que piensan. Les recomiendo un libro muy bueno sobre técnicas para aprender a escuchar a tu hijo y para que él/ella realmente hable. “How to talk so kids will listen & listen so kids will talk” de Adele Faber y Elaine Mazlish.

6-    Se la mamá y no la amiga. Establece los límites y reglas. Deja claro lo que no es aceptable. Escúchalos y respétalos (por supuesto) pero hay decisiones que ellos no están preparados para tomar.

7-    Enséñales a ser simples. Que aprendan a temprana  edad que la felicidad no está ligada a las cosas materiales. Comienza con estos valores mucho antes de que sean adolescentes. No vayas de compras solo por placer, ve por necesidad. Enséñalos, por ejemplo, a usar los libros de la biblioteca y no solo a comprar libros.

8-    Enséñeles autoestima. Una alta autoestima es, quizá, el único regalo más importante que le podemos dar a nuestros hijos. Una persona con una autoestima alta se valora a sí misma y no entra, o por lo menos no permanece, en una relación abusiva. Una persona con alta autoestima es más probable que sea feliz y alcance sus metas. ¿Cómo enseñar autoestima? demostrándoles que los valoramos, pasamos tiempo con ellos, les hablamos y los escuchamos.

9-    Disfruta ser madre. Relájate, diviértete, ríe, sonríe, juega, vuelve a ser un niño. Recuerda que tu hijo es un regalo de Dios y que no va a ser niño/a por mucho tiempo. Cada momento que puedes pasar con ellos es un milagro, disfrútalo y saboréalo

¿Qué más le agregarías a la lista?, ¿qué es para ti lo más importante de mantener claro a la hora de ser mama?, ¿cuántos sombreros te pones al día?, ¿te sientes culpable algunas veces por no dedicarle más a tus hijos y tu familia?

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana!.

9 Habilidades esenciales para los niños de hoy; los adultos de mañana

Tagged Under : , , , , ,

9 habilidades para niños de hoy y adultos de mañana

Es difícil saber cómo será el mundo en 20 años y por eso es difícil preparar a nuestros hijos para el mundo de mañana. No es nada fácil predecir el futuro por lo que es complicado criar, educar y preparar a nuestros hijos para lo que se va a necesitar, o lo que va a ser importante cuando ellos sean adultos y sea el momento de empezar a trabajar.


Entonces, ¿cómo preparar a nuestros niños para un mundo que es impredecible y desconocido? Creo que es imprescindible enseñarlos a adaptarse y a saber hacerle frente al cambio. Creo que hay un conjunto de habilidades esenciales para prepararlos para el futuro, que no es más que un mundo desconocido que nunca deja de cambiar.

Estas son 9 habilidades que creo son esenciales para los niños de hoy y el éxito de los adultos de mañana.

  1. Hacer preguntas. Queremos que sean capaces de aprender por sí mismo porque de esta manera no están esperando que todo lo que necesitan se les enseñe. Es importante que sean inquisitivos y se pregunten y cuestionen el mundo que les rodea y lo que les interesa. Por suerte, los niños hacen esto de forma natural,  nuestra tarea es simplemente alimentar y promover esta inquietud. La mejor forma (como siempre) es modelar esa conducta. Cuando tú y tu hijo se encuentran con algo nuevo y desconocido háganse preguntas y exploren  juntos las posibles respuestas. Jamás lo castigues o reprimas por hacer preguntas.
  2. Resolver problemas. Si un niño sabe resolver estará preparado para trabajar porque el trabajo no es más que resolver constantemente: una nueva habilidad, una nueva necesidad, un nuevo reto, una nueva tecnología, etc. Enséñalos a resolver por sí mismo, no trates de resolver constantemente por ellos, déjalo que explore diferentes posibles soluciones.
  3. Trabajar en proyectos. Después de tantos años de trabajo (tanto como por mi cuenta como para muchas empresas nacionales e internacionales) sé que el trabajo siempre implica un proyecto, a veces pequeño, a veces grande. Este blog es un proyecto, mi libro es un proyecto, la venta de mi primer libro será otro GRAN proyecto; mi trabajo en bienes raíces implica siempre un proyecto; en los medios, como periodista, siempre tenía un proyecto.  Sé que puedo llevar adelante un proyecto porque los he hecho en mi vida. Trabaja en algún proyecto con tu hijo/a, empiécenlo juntos y cada vez dale más independencia. Todavía no he hecho un gran proyecto con mis hijas pero es precisamente lo que quisiera hacer porque sé que es una tremenda enseñanza y una forma divertida de compartir y aprender. ¿Tienes alguna idea o proyecto que hayas desarrollado con tus hijos?  Mi hija mayor escribió un libro para un concurso literario pero fue un trabajo independiente, hecho únicamente por ella.
  4. Independencia. Debemos enseñar a nuestros hijos a ser independientes (esta me cuesta un poco porque como madre gallina prefiero que estén bajo mi protección; menos mal que Andrés equilibra la balanza y me ayuda a darles más independencia) Lentamente debemos animarles a hacer las cosas por su cuenta. Enséñales cómo hacerlo, modela lo que debe hacerse, ayúdalos a  hacerlo, luego ayuda menos y finalmente déjalos que cometan sus propios errores. Déjalos que tenga confianza en sí mismo; una vez que sean independientes se darán cuenta de que no es necesario un maestro, un padre, o un jefe para decirles qué hacer
  5. Una pasión Esta me cuesta un poco a mí personalmente. Sé que es importantísimo encontrar tu pasión pero por ahora solo he descubierto algunas cosas que disfruto mucho haciendo: deportes, hacer ejercicios (sobre todo al aire libre), cocinar, escribir e investigar sobre los temas que escribo: salud, alimentación y  crianza en general. Creo que es importante ayudar a nuestros hijos a que encuentren lo que realmente disfrutan haciendo – hay que tratar distintas cosas-  No desalentemos ninguno de sus intereses y no le quitemos la diversión que representa para ellos, eso es precisamente lo que lo hace gratificante.
  6. Ser felices estando a solas. No enseñarlos a encontrar la felicidad y el disfrute solo en compañía de otros o en cosas externas como comprar, jugar video juegos o ver televisión. Déjemelos desde pequeños que se aprendan a entretener y divertir por sí solos: leyendo, jugando, imaginando. Dales la oportunidad de tener un tiempo a solas.
  7. Compasión. Es quizá una de las habilidades más necesarias. La necesitamos desarrollar para trabajar bien con otras personas, para que nos importen los demás y no solo nosotros mismos, y para ser felices nosotros  haciendo felices a los demás. Como siempre, nosotros como modelos ayudamos a nuestros hijos a tener compasión. Muestra empatía preguntando a los demás cómo se sienten, qué opinan y también pregunta a tus hijos qué piensan ellos sobre situaciones o personas específicas. Demuestra cómo podemos ayudar a aliviar el sufrimiento de otros y cómo hacer más felices a otros con pequeñas amabilidades.
  8. Tolerancia. Generalmente crecemos en un mundo rodeado por personas que en su mayoría son parecidas a nosotros  (al menos en apariencia) y cuando entramos en contacto con personas que son diferentes puede ser incómodo. Debemos exponer a nuestros  hijos a gente de todo tipo, de diferentes razas, diferentes culturas y costumbres y diferentes condiciones mentales. Muéstrales que no sólo es aceptable ser diferente, pero que las diferencias se deben celebrar, y que la variedad es lo que hace la vida tan hermosa.
  9. Aprender a aceptar el cambio. Es contradictorio como el ser humano, en general,  le cuesta el cambio y al mismo tiempo la vida es un constante cambio. Creo que ser capaz de aceptar el cambio y aprender a sacarle provecho es una de las habilidades más esenciales. Saber enfrentar el cambio será siempre una ventaja competitiva. Una vez más, seamos modelo de esta conducta y aprovechemos los cambios y giros que nos da la vida para buscar nuevas oportunidades y abrir nuevas puertas. Mostrar que el cambio está bien, que nos podemos adaptar y que podemos disfrutar y adoptar estas nuevas posibilidades que no existían antes. La vida es una aventura y así debemos verla

No se trata de únicamente dar a nuestros hijos un conjunto de lecciones, factores y fórmulas  para aprender, una carrera a seguir cuando no sabemos lo que el futuro traerá. También debemos, nosotros como padres, prepararlos para adaptarse a cualquier cosa, aprender por sí mismo, resolver, y dentro de 20 años, probablemente, nos agradecerán por eso.

Suscríbete a mi blog (RSSE-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana.

Espero tus comentarios!

¿Será que llego la hora de tener una mascota en casa?

Tagged Under : , , , , , , , ,

Mascotas para niños

Mamá, papá quiero un perro, un gato, un conejo. Probablemente muchos de nosotros hemos escuchado esta petición una y otra vez como la escucho yo a diario por parte de mis hijas. Aunque sabemos la responsabilidad que significa tener una mascota en casa también estamos conscientes de los beneficios que ellos brindan a nuestros hijos.

Estudio tras estudio sugiere que los niños con mascotas, principalmente perros, tienen mejores habilidades sociales, mejor autoestima, son más colaboradores y comparten más.  El contacto diario con los animales y la responsabilidad de su atención ofrece a los niños un sentido de valor propio y de compromiso.

Creo que es muy importante tener claro cuál es la razón por la que queremos tener una mascota en casa y lo que significa para la familia. Es importante elegir una mascota basado en las expectativas reales de tus hijos, de ti, del tipo de vivienda que tienes y de tu día a día. Encuentra tu mascota en OLX.

Cuando les pedimos a nuestros hijos que cuiden de su mascota, la bañen, le den de comer, la saquen a caminar, etc., les estamos dando responsabilidad  lo que además les ayuda a desarrollar paciencia, bondad y empatía.

Los niños son por naturaleza egoísta y cuando aprenden a pensar en las necesidades de su mascota, comienzan a entender el mundo fuera de sí mismos y de sus propias necesidades.

Por supuesto, tener cierto tipo de mascota también tiene beneficios a nivel de la salud; sales a caminar y a correr (que como ya saben son actividades que nos encanta hacer juntos en familia); ayuda a reducir el tiempo que los niños pasan frente a las pantallas de TV, videos, etc. (otro de los puntos que toco una y otra vez en el blog y no me canso de mencionar)

Las razones me quedan clarísimas y estoy convencida de que tener una mascota es excelente para mis niñas y es lo que “más desean” en el mundo (me vivo encontrando papelitos, tarjetas e historias que así lo testifican), ahora solo nos falta tomar la decisión final y lanzarnos a la aventura.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

El camino hacia la crianza sin estrés

Tagged Under : , , , , , , , , ,


Camino hacia la crianzasin estrés

Camino hacia la crianzasin estrés

Tengo que empezar por decir que no existe tal cosa como la paternidad o crianza sin estrés pero sí creo que hay formas de disfrutar alegría y paz en nuestro trabajo de criar y educar.

Los padres siempre tenemos algún tipo de estrés: cuando son más pequeños lidiamos con las rabietas, las malas noches, las rodillas raspadas y peor aún con los “piquis” para comer. Más tarde nos preguntamos si van a encontrar la felicidad en la edad adulta, si se podrán mantener por sí solos y si encontrarán el amor de sus vidas y formarán una hermosa familia.

La paz no es un lugar sin estrés pero un lugar donde aceptas el estrés como va apareciendo, un lugar donde lidias con las realidades solo a medida que se van presentando. Tratemos de no preocuparnos por lo que no ha pasado y por las cosas por las que no podemos hacer nada.  Por supuesto, es mucho más fácil decirlo que hacerlo pero tratemos. Cuando se te presente una situación difícil respira varías veces antes de actuar (o pegar un grito) y al final siempre abraza a tu hijo/a y demuéstrale tu amor.

Todos vamos aprendiendo esta vía solo cuando la vamos cruzando, cuando la vamos viviendo pero  aquí tengo algunos tips que nos pueden ayudar en una crianza sin estrés

  • Saluda a tu hijo cada mañana con AMOR,  con una sonrisa, un beso y un abrazo. Esta es la forma en que a todos nos gustaría ser recibidos cada día.
  • Lee con ellos con frecuencia. Es una manera maravillosa de compartir, educar, y explorar mundos imaginarios.
  • Juega, juega, juega y comparte! Construye castillos, juega al escondiste, a perseguirlos. Siéntense a tomar un chocolate caliente, hagan una limonada y deja que ellos expriman los limones (déjalos que lo hagan a su capacidad – solos – no critiques, ten paciencia). Juega a menudo, el juego es la esencia de la infancia. No trates de forzarlos a dejar de jugar.
  • Los padres también necesitamos tiempo a solas. Establece ciertas tradiciones/rutinas de modo que tengan tiempo para ustedes como pareja. No solo es sano y necesario, es ademán un excelente ejemplo para ellos.
  • Cuando tu hijo/a necesite tu atención, dásela (no a medias mientas lees los textos o los emails en tu celular). Esto NO significa que le tienes que dar atención constante pero cuando la necesita y te la pide pon tus 5 sentidos en eso.
  • Cuando tu hijo está bravo/molesto/frustrado ponte en sus zapatos y trata de entenderlo. No te limites a juzgar el comportamiento. Nuevamente usa gestos de amor (abrazo , escucharlo, etc)
  • Se tú modelo del comportamiento que quieres que tus hijos aprendan. No le grites para que paren de gritar. No te molestes cuando quieren pasar la tarde jugando juegos de videos cuando tú estás constantemente en el teléfono o la computadora. Mantén la calma, sonríe, se alegre, amable…. Sal al aire libre. Soy una ferviente creyente de estar al aire libre, de jugar afuera, de estar en contacto con la naturaleza.
  • Cuando surja un momento de tensión (y habrá muchos) aprende a lidiar con calma. A veces puedes inclusive aprovechar la oportunidad (si se presta) para hacer una broma; es una forma de enseñarlos a no tomarse las cosas tan en serio cuando no lo amerita. Respira y aléjate de la situación si sientes que has perdido los estribos, vuelve cuando estés más calmada y seas capaz de sonreír. Enséñales a disfrutar de la vida!
  • Recuerda que tu hijo es un regalo de Dios y que no va a ser niño/a por mucho tiempo. Cada momento que puedes pasar con ellos es un milagro, disfrútalo y saboréalo. Siéntete agradecido por ese momento.
  • Deja que tus hijos compartan contigo sus intereses. Horneen galletas, hagan ejercicios, lean, escriban, cocinen,  bailen, canten.
  • Metete e n la cabeza que cuando metes la pata, como padre, todo estará bien (esta es muy difícil para mí) Perdónate a ti mismo, PIDE DISCUPAS. Usa el modelo que quisieras que tu hijo/a use cuando sea él/ella quien mete la pata.
  • Establece límites y reglas. Deja claro lo que no es aceptable. No puedes hacerte daño a ti mismo y a otros y debes tratar a los demás con amabilidad y respeto. Dentro de los límites permite libertad.
  • Has ejercicios; esto ayuda mucho con el estrés. Sal a correr por un lugar bonito
  • Un solo frente, un solo equipo, TU y tu pareja. También ayuda al balance; cuando uno de los padres comienza a perder los estribos, el otro debe ser una fuerza que calme
  • Aproveche cada oportunidad para enseñar bondad y amor. Es la mejor lección.
  • Así como comenzaste con un amanecer lleno de manifestaciones de amor termina el día igual. Aprovecha el momento de irse a la cama para agradecer por otro hermoso día con ellos y en familia. Da gracias por los hijos que tienes y bésalos y abrázalos antes de que se duerman. (Otro día les comparto mi hablada con ellas por las noches)

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana!.

Lo mejor del Blog

By Dates