8 reglas básicas para el desarrollo sano de la mente de los niños.

Tagged Under : , , , , , , , , ,


La necesidad de una pasión

La necesidad de una pasión

Hace un par de semanas (o más) me senté a escuchar a hablar a JoAnn Deak sobre las reglas básicas del funcionamiento del cerebro en los niños. Deak es una reconocida investigadora, educadora y psicóloga que ha dedicado más de 30 años de su vida al estudio y desarrollo de la mente de los niños.

Mientras la escuchaba pensaba en lo básico y obvio de muchas de las reglas que comentaba pero que a la vez son muy importantes. Aun cuando sabemos lo importantes que son las vamos poniendo de lado con las carreras del día a día. Me gustó mucho escucharla y recordar la importancia de poner en práctica estas reglas  para el desarrollo sano de la mente.

A nivel neurológico hay una ventana de oportunidades durante los años de formación que hay que saber aprovechar.  La mente es como un músculo que hay que trabajar y alimentar para que crezca y se desarrolle. Aquí les comparto algunas de las reglas que debemos tratar de poner en práctica

1)      La estrella del norte: los niños deben tener una pasión a la que se apeguen, una pasión que los llene, los satisfaga. Esta pasión  -que puedes ser algún deporte,  o algo de arte; como pintar, bailar; o pasión por los caballos o la música-  que se comienza a desarrollar desde la niñez es realmente importante durante los momentos difíciles como cuando están tristes, o pelean con un amigo o  se sienten fuera de grupo y es crucial durante la época de la adolescencia.

Ejercicios y el desarrollo de la mente

Ejercicios y el desarrollo de la mente

2)      Movimiento: los niños necesitan moverse, ejercitarse por lo menos 20 minutos al día, todos los días. Salir afuera a correr, caminar, montar bicicleta, saltar una cuerda. No tiene que ser una clase dirigida, lo importante es moverse. El ejercicio tiene un efecto crucial en el funcionamiento sano de la mente.

3) Bilingüe o poliglota: el escuchar diariamente dos idiomas o más antes de cumplir 8 años desarrolla la inteligencia. Los bebes y los niños hasta los 8 años son unos genios en cuanto al aprendizaje de otra lengua; después de esta edad la capacidad de aprendizaje de un nuevo idioma va disminuyendo considerablemente. La forma de aprender esa otra lengua es en contacto directo con humanos, no escuchando un audio o viendo la televisión.

4)      Alimentación para la mente: por supuesto que sabemos  lo importante que es la alimentación para el desarrollo normal y sano de nuestros hijos pero muchas veces olvidamos lo básico como por ejemplo la importancia de darles un buen desayuno antes de salir al colegio. Hay 6 alimentos esenciales para el desarrollo de la mente: proteínas, grasas, omega 3, calcio, antioxidantes y agua. Un niño que sale de su casa al colegio bien desayunado tiene mucho más probabilidades de aprender y de asimilar el conocimiento que un niño que llega al colegio sin haber desayunado. Cuando te desayunas adecuadamente la mente está lista para aprender.

La música y el desarrollo de la mente

La música y el desarrollo de la mente

5)      Música: el regalo de aprender un instrumento musical.  Aprender a tocar un instrumento a temprana edad (antes de los 7) mejora la capacidad cognitiva y tiene efecto positivo en muchos otros aspectos necesarios para el aprendizaje. Ayuda al desarrollo del lenguaje, la lectura y las matemáticas. Algunos estudios inclusive sugieren que pocos años de entrenamiento musical a temprana edad podrían mejorar  la forma en que se procesa el sonido en edad adulta lo que conlleva a tener mejores habilidades de aprendizaje durante toda la vida.

6)      Lenguaje y Televisión: uno de mis temas favoritos. De 0 a 3 años NO televisión y NO “baby talking”. La interacción con los bebes debe ser única y exclusivamente personal y hablarles normal como si estuvieras hablando con un adulto. Los programas de televisión son tan visuales que cuando un bebe está frente al televisor su parte visual  del cerebro está tan captivada  que el cerebro no registra actividad en la parte de lenguaje. Después de los 3 años el televisor se debe usar solo lo mínimo. Algunos estudios recientes inclusive indican que la adicción a las drogas se presenta más frecuentemente en niños que estuvieron muy expuestos al televisor antes de los 3 años.

7)      Dormir: todos sabemos cómo nos sentimos cuando no hemos dormido bien y estamos cansados. El sueño desempeña un papel vital en el funcionamiento de nuestro organismo y a través del sueño la mente y el cuerpo se recuperan. La necesidad de dormir que se da en todo individuo es aún mayor en los niños. Mientras más descansados van a la escuela más atentos  y aptos para aprender estarán. No permitas que se acuesten tarde y que le cueste levantarse en las mañanas; el despertar debe ser natural. Si a un niño le cuesta levantarse por la mañana es que no está durmiendo suficiente. La falta de sueño representa una pérdida importante de rendimiento en cualquier actividad.

8)      Compartan y pasen tiempo juntos como familia: un gran alimento para el alma y la mente

Muchas veces olvidamos la importancia de lo básico, como dormir suficiente, comer bien, hacer ejercicios y compartir en familia y nos llenamos el día de actividades y compromisos que nos quitan tiempo de lo esencial. ¿Cuáles son para ti las reglas más importantes y cuáles son las más difíciles de llevar a cabo en el día a día? Espero tus comentarios abajo.

Suscríbete a Blog Para Mamas (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba. Gracias y feliz semana

A dormir bebé

Tagged Under : , , ,

Rutina y buenos hábitos para irse a la cama sin protestar
Bebe durmiendo

Bebe durmiendo

La dormida es probablemente uno de los temas más consultados por las mamás y la respuesta universal que recibes es que cada bebé es distinto y cada uno tiene su patrón de sueño y sus propias necesidades. Eso es muy cierto pero también se puede educar y entrenar al bebé para que aprenda a dormirse por sí solo y a dormir toda la noche cuando sea suficientemente maduro a nivel físico y mental para hacerlo.

Primero que todo tienes que estar mentalmente preparada, o quizás nunca estés, para entender que es normal despertarte varias veces en la noche para alimentar a tu bebé recién nacido. No importa si le das pecho o biberón, te toca pararte varias veces en la noche por lo menos por los primeros cuatro o seis meses.

Hasta ahora no se ha comprobado, como se cree comúnmente, que los bebés alimentados con leche de  fórmula duermen más que los de pecho. Tampoco se te ocurra, como te aconsejará mucha gente, meterle cereal en el tetero o biberón de la noche para que aguante más horas dormido, lo único que lograras es llenar a tu bebé de calorías vacías que no necesita y que a la larga solo pueden estimular su gordura y/o obesidad.

Ten claro que por un tiempo tendrás que despertarte varias veces en la noche para alimentar a tu bebé que todavía necesita comer cada cierto número de horas. Este es uno de los cánones que tenemos que pagar por la llegada de nuestro querido hijo/hija. Hay bebés (la minoría) que a temprana edad, dos, tres o cuatro meses, desarrollan una buena rutina de sueño y duermen en la noche por muchas horas seguidas. Sin embargo, a la mayoría hay que entrenarlos o enseñarlos a dormirse por sí solos y a que se vuelvan a dormir por sí mismo en caso de que se despierten durante la noche.

Consistencia en la rutina

El baño es parte de la rutina

El baño es parte de la rutina

Buenos hábitos y una rutina que se cumpla a diario es lo más importante para lograr que tu hijo/hija duerma bien. La rutina hace mucho más fácil la vida para todos. El/ella sabe lo que pasa cada noche antes de irse a dormir y no pondrá resistencia, seguirá su rutina paso a paso y se dormirá tranquilamente y sin llorar o pelear. Cada familia tiene su rutina y en muchas familias comienza hasta una hora o más antes de irse a dormir. La rutina de la noche por lo general incluye: bañarse, ponerse el pijama, leer, cantar  y para algunos rezar.

La consistencia en la rutina es lo más importante y esto tiene que empezar desde que son bebés. Si tu hijo bebé tiene problemas durmiéndose no pienses que cuando esté en edad preescolar y pase a la cama aprenderá a dormir. Las dificultades del sueño cambian de forma mientras el niño crece. Los llantos nocturnos de bebé pasan a ser suplicas y negociaciones interminables.   

 

Como establecer una rutina

  • Fija horas específicas para que el bebé o el niño se vaya a dormir por la noche, para que haga la siesta, para las comidas y la merienda.  Se consistente con estas horas.   
  • Crea en la habitación un ambiente apropiado para dormir, tranquilo, relajado, con luces bajas o apagadas. Recoge el cuarto y déjalo ordenado. Unos 30 minutos antes de acostarlos incluye en la rutina un periodo de tranquilidad.
  • Acuesta a tu hijo de una forma cariñosa dejándole saber todo lo que lo quieres y lo importante que él/ella es para ti.

Mi rutina con mis hijas

Mis hijas ya tienen 3 y 5 años pero desde que nacieron han tenido rutina de la noche, ha cambiado un poco  con el tiempo pero la esencia es la misma.

A las 6:00 PM se meten a bañar, largo y relajado (disfrutan mucho del baño), luego se ponen la pijama y las pantuflas, se secan un poco el cabello  y nos sentamos todos a cenar aproximadamente a las 6:45 (tips para la hora de la comida).  A las 7: 15 se levantan van nuevamente al baño, a hacer lo que necesiten hacer y a cepillarse los dientes. Luego hacemos besos cruzados, que no es más que darnos besos todos, unos con otros, las niñas a nosotros, nosotros a las niñas y las niñas entre ellas. Luego Andrés lleva a una de ellas a su cama y yo a la otra. Allí, con la luz apagada,  rezamos y damos gracias. Aprovechamos también este momento para hablar de algo importante que haya pasado en el día o para decirles lo mucho que las queremos.  Luego salimos del cuarto y hasta la mañana siguiente.

Aunque no existe una forma única de criar a un niño/niña con buenos patrones de sueño, la clave es establecer, desde una temprana edad, rutinas saludables para dormir.

Espero que te sirva mi guía para establecer una rutina  que le funcione a tu hijo y si tienes una que te funcione compártela con nosotros. Gracias!

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Obesidad Infantil

Tagged Under : , , , , , , , ,

Mientras más temprano se evite la obesidad mejor serán los resultados

Sobrepreso Infantil

Sobrepreso Infantil

Los problemas que conducen a la tan comentada obesidad infantil pueden empezar inclusive desde el vientre materno y en los primeros años de vida. Los investigadores sostienen que un niño que hasta los dos años ha sido gordo probablemente tendrá problemas de sobrepeso por el resto de su vida.

El tema de la obesidad infantil y como evitarla es cada vez más común. De hecho, en este momento existen diferentes campañas para reducir el consumo de comidas chatarra, jugos y golosinas en las escuelas.  Sin embargo, estudios recientes realizados en Estados Unidos  sugieren que los esfuerzos que se hagan durante la edad preescolar y escolar  no son tan trascendentales como aquellos que se pongan en práctica durante los primeros dos años de vida y hasta en el vientre materno.

Según un artículo publicado en el New York Times,  los resultados de estos estudios indican que cada vez existen más evidencias de que eventos fundamentales y críticos  que ocurren durante los primeros años de vida, en la infancia y en el vientre pueden colocar a un niño en el camino hacia la obesidad y que salir de esta vía después de cierta edad es mucho más difícil.

Las  investigaciones sugieren que los esfuerzos preventivos deben empezar desde muy temprano en la vida.  Los resultados indican que:

1)      Debemos tener cuidado con los bebés gorditos, rellenitos y con rollitos, aunque lucen muy lindos, puede ser que estén creciendo y aumentando demasiado rápido para el beneficio de su propia salud.

2)     Debemos tener cuidado con las madres que fuman durante el embarazo, porque aunque esos bebés por lo general nacen bajos de peso, tiene mucho más probabilidades de sufrir de sobrepeso y obesidad

3)     Debemos tener cuidado con los bebés que duermen muy poco. Los bebés que duermen menos de 12 horas tienen más probabilidades de ser obesos cuando sean más grandes. Si no duermen suficiente y además ven más de dos horas de televisión al día, los riesgos de ser obesos aumentan mucho más.

Gracias a lo que se sabe por estos estudios recientes, algunas de las cosas que se deben poner en práctica desde muy temprano para evitar la obesidad están siendo  cada día más comunes.  De hecho, hoy en día, los doctores recomiendan que las mujeres con sobrepeso, rebajen antes de salir embarazadas para disminuir el riesgo de obesidad y diabetes en sus niños.

Además, para reducir la obesidad, recomiendan lactar al bebé hasta por los menos los seis meses, comenzar los alimentos sólidos alrededor de esa edad y establecer preferencias alimenticias sanas  antes de los dos años, después de esta edad, dicen los especialistas, es muy difícil cambiar el tipo de alimento que les gusta a los niños.

Ejercicios para niños

Ejercicios para niños

Por supuesto que mejorar el tipo de comida en las escuelas y aumentar las oportunidades para hacer ejercicios es importante pero quizás no es suficiente.  Los programas para los colegios son más fáciles de llevar a cabo porque se aplican a grandes cantidades de niños al mismo tiempo pero es necesario hacer otro tipo de campañas dedicada a niños de menor edad.

La mayoría de los programas en marcha o por ponerse en marcha están dedicados a niños de más de tres años o de más de cinco años y excluyen a los bebés y a las mujeres embarazadas.

Al igual que los niños y los adolescentes, los bebés son cada día más y más gordos. Uno de cada 10 niños de menos de 2 años está pasado de peso. El porcentaje de niños de entre 2 y 5 años que son obesos ha aumentado significativamente en los últimos años, de 5 por ciento en 1980 a 12.4 en 2006.

Muchos expertos coinciden en que algo está pasando desde muy temprana edad y que ese algo tiene efectos a largo plazo. Inclusive muchos especialistas les preocupa el sobrepeso de una mujer durante el embarazo porque ese es el primer medio ambiente donde habita el bebé. Además aseguran que los hábitos de sueño y alimentación desde temprana edad son determinantes en el peso de un niño.

Obesidad durante embarazo

Obesidad durante embarazo

Está preocupación se ha incrementado luego de que estudios convincentes demuestran que existe un vínculo directo entre la diabetes estacionaria (la diabetes que se produce durante el embarazo) y las probabilidades de que esos niños desarrollen diabetes. Un niño de una madre que sufrió de diabetes estacionaria tiene 4 veces más probabilidad de desarrollar diabetes durante su vida. Las mujeres que sufren de diabetes estacionaria sobrealimentan a sus bebés mientras crecen es sus vientres.

Los expertos sugieren que se debería tratar de cambiar la actitud cultural de que los bebés gordos son los sanos y que los flacos necesitan más alimentación. (Algunos tips para la hora de la comida)

La obesidad infantil, como señala la Organización Mundial de la Salud, es uno de los mayores desafíos de salud ya que la prevalencia del trastorno ha aumentado a un nivel alarmante.

La OMS calcula que hay más de 22 millones de niños menores de cinco años obesos o con sobrepeso en el mundo.

Temes que tu hijo sufra de sobrepeso? Cuéntanos tu historia.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Todo es pasajero

Tagged Under : , , , , , , ,

y va mejorando día a día:

Abraza y besa a tu bebé

Abraza y besa a tu bebé

Las malas noches….

Los llantos interminables…

La mamitis….que no te dejan hacer absolutamente nada.

El agotamiento físico y mental…

La falta de tiempo para ti y tu pareja…

Para mi, quizá una de las cosas más importante de tener siempre en cuenta es que  “todo es pasajero” y que en menos tiempo del que esperas tus hijos ya estarán grandes y tus preocupaciones serán otras totalmente diferentes. Ten esta frase siempre presente “todo es pasajero” y te aseguro que verás la vida desde otra perspectiva.  La falta de sueño y la sensación de agobio no van a durar siempre.

Piensa que “todo es pasajero” cuando el bebé se despierte hasta tres y cuatros veces en las noches, cuando no quiera comer, cuando esté llorando sin parar y en cualquier momento que estés desesperada y no sepas que hacer. Pon tu vida en perspectiva y piensa que estas cosas son pasajeras, no son transcendentales, y por lo tanto no tienes porque preocuparte demasiado.

Ten siempre presente que “todo es pasajero” y nada es tan grave como parece en el momento: los llantos que no acaban, las malas noches, la mamitis, el agotamiento físico y mental, enseñarlos a dormir por sí solos, a comer, a disciplinarlos, y tantas y tantas cosas.

Cada vez que tengas una crisis pregúntate que tan importante será esto de aquí a 10 años, en la gran mayoría de los casos seguro que ni siquiera te acordaras. Entonces no vale la pena darse mala vida. 

Amor y respeto para tu bebé

Amor y respeto para tu bebé

Has la prueba y pregúntale a cualquier mamá de niños grandes, adolescentes o adultos las cosas que recuerda de cuando sus hijos eran bebés y probablemente solo una gran minoría de ellas se acuerda de los llantos terribles por la salida de los dientes, o por los cólicos, o cuando pasaron esa etapa en que sus bebés no se dormían por nada del mundo y si lo hacían el soplo del viento los despertaba.

En el momento en que estés cruzando cualquiera de las crisis típicas que uno  atraviesa con un bebé te parecerá que nunca volverá la normalidad, que tu vida como la tenias antes de ser mamá no regresará nunca más. La verdad es que sí regresa, o no se si realmente regresa o te acostumbras a tu nueva vida y comienzas a disfrutarla,  a disfrutarla con mucha intensidad. La vuelta a la “normalidad” es mucho mas rápido de lo que te imaginas.

Desde que nació mi primera hija todo el mundo me decía, disfrútala porque el tiempo pasa volando y más nunca volverá a ser bebé. Aprovecha de cargarla, abrazarla, besarla y consentirla. Para ser sincera, reconozco que los primeros meses pueden ser difíciles pero ahora que ya mis hijas tienen 3 y 5 años entiendo porque todos me decían que el tiempo pasa muy rápido. Esto probablemente solo lo entenderás cuando lo hayas vivido pero te puedo asegurar que un día tu reconocerás que a ti también te pasó muy rápido, así que aprovecha, los bebés son la cosa más rica, divertida y tierna del mundo y después de que crecen más nunca vuelven a ser bebés.

Hoy en día entiendo que es normal que el primer año de vida de tu bebé sea una etapa difícil en tu vida. Aunque es una etapa bellísima porque esta cargada de emociones muy fuertes y de un amor intenso nunca antes experimentado que se te desborda por los poros y el corazón, también es cierto que te estás enfrentando a un mundo totalmente desconocido, estás ocupando un rol que nunca antes habías tenido y estás haciendo un “trabajo” en el que no tienes ninguna experiencia y es precisamente el trabajo más importante de tu vida, por eso es importante sentirse capaz, preparase y educarse. 

El primer año está cargado de mucha ansiedad por enfrentarte a un mundo desconocido, está cargado de frustraciones porque en muchas ocasiones crees no estar haciendo la mejor labor como madre y además está cargado de muchas dudas con respecto a tu nuevo rol en la vida. Realmente nunca se está preparado para el cambio que significa ser mamá.

Por encima de todo, el primer año es difícil porque tu vida cambia radicalmente y tú ya no eres la prioridad en tu vida. Ahora tu vida no se trata de tú trabajo, de tus amigos, de tú pareja, de tú hora de hacer ejercicios, de tú vida social. Ya ni siquiera puedes  dormir, comer o bañarte a la hora que quieras.

Aunque es muy cierto ese dicho tan común de que después de tener a un hijo tu vida cambia para siempre, recuerda que como te dije “todo es pasajero” y va mejorando día a día. Aprovecha hoy porque cuando tus hijos sean adolescentes los problemas y dolores de cabeza probablemente serán mayores.

Dormir y comer: buenos hábitos desde el comienzo

Tagged Under : , , , , ,

Bebé Durmiendo

Bebé Durmiendo

Una amiga me comentó un día que cuando tuviera su segundo hijo cambiaría dos cosas en su manera de criarlo: se propondría enseñarlo bien a dormir y a comer porque su hija, ya de tres años, sólo comía comidas licuadas y sólo se podía dormir en compañía de mamá. Cuando me dijo esto yo pensé que prácticamente tendría que cambiar su forma de criar a sus hijos porque estos son algunos de los hábitos más importantes en nuestras vidas.

Estas dos necesidades, dormir y comer, son aspectos fundamentales en la crianza de un bebé y son esenciales por el resto de su vida, así que trata de empezar con buen pie y sobre todo con buenos hábitos. Mientras más temprano empieces con una rutina  y buenos hábitos probablemente más rápido lograrás tus objetivos.

Que un bebé duerma y coma bien no significa que duerma toda la noche y que coma mucho. Por el contrario, el estomago de un bebé es muy pequeño y no es sano que antes de los cuatro, cinco meses duerma toda la noche sin despertarse a comer.

Todo lo que hacemos regularmente se convierte en hábito, si lo que hacemos es positivo se convertirá en un buen hábito,  por el contrario si lo que repetimos constantemente es negativo se convertirá en un mal hábito. Es más fácil empezar con buenos hábitos que tener que cambiarlos más adelante.

Bebé comiendo vegetales

Bebé comiendo vegetales

Buenos hábitos alimenticios desde temprana edad, por lo general, conllevan a una vida sana como adultos. Si tus hábitos alimenticios no son los mejores este es un buen momento para empezar a cambiarlos. Recuerda que tu eres el mejor modelo para tu hijo y el beneficio será para los dos. Algunas sugerencias importantes

  1. Dale solo leche materna hasta los seis meses y una vez que incorpores los alimentos sólidos continúa con la leche materna por lo menos hasta el año.
  2. Los bebés necesitan comer frecuentemente y los niños en edad preescolar necesitan comer una gran variedad de alimentos
  3. Cuando empiece a comer sólidos prepara tu misma su comida y evita comprar las compotas ya hechas. Hacer al vapor vegetales y frutas es muy sencillo.
  4. Incorpóralo rápidamente (8 – 10 meses) a comer la comida que está comiendo el resto de la familia y déjale de prepararle comida especial para bebé.  Dale a probar de todo y ponle en su plato o bandeja un poco de lo que está comiendo el resto de la familia.
  5. No lo limites a un determinando tipo de comida, mientras más variado coma será mucho mejor. Acostúmbralo a probar nuevas texturas y sabores. No lo limites a comidas licuadas hay niños que prefieren variedad de texturas.
  6. Mantén una rutina con las comidas. Lo que quiero decir es que el bebé o niño debe tener horas para comer y debe hacerlo sentado en su sitio para comer. No debe estar picando y merendando todo el día y no debe estar comiendo y jugando o corriendo al mismo tiempo.
  7. Siéntense toda la familia junta a comer en la mesa. El aspecto social de la comida es muy importante y los niños tienden a comer mucho mejor cuando participan de este evento.
  8. Cuando salgas a un restaurante no lo acostumbres a comer la comida que ofrecen en el menú para niños por lo general es terrible y muy poco alimenticio. Pide un plato extra y ponle un poco de cada una de las cosas que están comiendo los que están participando de la comida.

Algunos aspectos importantes en cuanto a la dormida:

  1. Si un bebé duerme el tiempo necesario estará siempre mucho más relajado, de mejor humor y listo para aprender.
  2. Mantenle una rutina. Que sepa que la siesta se hace después de merendar, o después de pasear o después del colegio, cualquier cosa que sea pero que siempre sea igual. Es mucho más fácil para ellos entender que es hora de dormir y están mucho más dispuestos a colaborar. Lo mismo para la dormida en la noche, sigue una rutina.
  3. Respeta las horas de sueño de tu bebé y no lo saques a ir de compras justo cuando  le toca dormir, él estará de mal humor y tu no podrás hacer tus cosas.
  4. Prepara a tu bebé para la hora de dormir. Es decir, antes de acostarlo has cosas tranquilas como leer un cuento, rezar, hablarles en voz baja, apagar las luces. Es necesario crear un ambiente propicio para que se clame y se duerma. Déjale saber que es hora de dormir y que todos en la casa estarán durmiendo.
  5. No lo acostumbres a que se duerma donde sea y con tu presencia, debe dormir siempre en el mismo sitio y debe dormirse por sí solo.

¿Qué prácticas te han funcionado para que tu hijo coma y duerma bien?

Suscríbete al blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Tu bebé duerme toda la noche y ahora se está despertando

Tagged Under : , , , ,

Bebé Durmiendo

Bebé Durmiendo

No te extrañes si tu bebé que ya duerme toda la noche de repente empieza a despertarse. Puede ser mamitis o malacrianza, pero si ya dormía toda la noche, lo más probable es que algo como la salida de los dientes o algún otro malestar lo este despertando. Asegúrate de de observar que es lo que le pasa y tratar de ayudarlo para aliviarle su dolor o malestar. El problema con estos períodos es que se pueden convertir en permanentes si no tomamos las precauciones necesarias.

Atiende a tu bebé cuando lo necesite, por fiebre, malestar, dolor de encías o por cualquier otra cosa que consideres que pueda tener. Por varios días podría despertarse por esta situación puntual que le incomoda pero cuando ya estés segura de que se ha curado y de que está bien vuelve a su rutina y a dejarle que se duerma por sí solo si se despierta aún en las noches. Si no paras con este vicio a tiempo seguirá despertándose todas las noches para que mamá venga a calmarlo. A continuación te comento las principales causas por las que un bebé que ya duerma comienza a despertarse. 

Periodo de crecimiento rápido

Bebé Comiendo

Bebé Comiendo

Los períodos de crecimiento acelerado ocurren más o menos a los 10 días, tres semanas, seis semanas, tres meses, seis meses y nueve meses.

Así como la alimentación de un bebe cambia durante los períodos de crecimiento rápido,  la dormida también se ve afectada en estos períodos. Cuando los bebés atraviesan un período de crecimiento acelerado necesitan comer mucho más (consumir más calorías) de lo acostumbrado y para eso se tienen que despertar más a menudo. Se despiertan con hambre y listos para comer. Si esto es lo que está despertando a tu bebé, probablemente cuando se despierte come muy bien y se vuelve a dormir con facilidad. Esto, de despertarse, lo va a hacer por unos cinco a siete días y luego volverá a su ritmo normal.

Una de las cosas que puedes hacer es tratar de alimentarlo con mucha frecuencia durante el día para tratar de alargar las despertadas en la noche, Si tu bebé está atravesando el período de crecimiento rápido de los seis meses, este podría ser el momento de comenzar con los alimentos sólidos que lo van a ayudar a incrementar su ingesta de calorías.

La salida de los dientes

Bebé Dentando

Bebé Dentando

La salida de los dientes es muy dolorosa y esta molestia o dolor hace que los bebés se despierten en la noche. No sólo se despiertan con frecuencia pero les cuesta volver a dormirse por la molestia que sienten. Si esta es la razón por la cual se está despertando tu bebé seguramente lo notarás incomodo y quejón

El comienzo de alguna enfermedad

Cualquier malestar o dolor puede hacer que tu bebé se despierte. Por lo general, el malestar en el cuerpo se siente antes de que algún síntoma de la enfermedad que se está desarrollando sea notorio. Por ejemplo: primero te da malestar de cuerpo y dolor de garganta y luego salen los mocos o la tos. Así sucede con la mayoría de las enfermedades.

Cuando tu bebé se está despertando por esta causa lo vas a notar, quejón, incomodo y lloroso. El llanto de malestar es muy particular, es como un llanto de queja, continuo y en el mismo tono. Te aseguro que pronto lo aprenderás a reconocer. Cuando se despiertan por malestar, además de ponerle o darle algo para aliviarlo, generalmente quieren la compañía de mamá o papá.

Algún cambio en el horario o ambiente.

Cambios en la rutina del bebé o en el ambiente que lo rodea puede ser lo que lo está despertando en la noche. Es normal que cuando te vas de viaje, tienes huéspedes en la casa o lo pones a dormir a una hora diferente de lo usual tu bebé se despierte en las noches. Generalmente los cambios de ambiente o rutina los desajustan

Si tienes cualquier duda o pregunta déjame saber y si quieres compartir tu experiencia con otras mamás, deja tu comentario.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana!.

Lo mejor del Blog

By Dates