Escojamos SER padres felices y tendremos hijos felices

Tagged Under : , , , , , , ,

Escojamos ser felicesSer padres puede ser muy estresante (o no), como muchas otras cosas en la vida es nuestra elección. El estrés y la preocupación en nuestra tarea de padres existe y seguirá existiendo, la idea es aprender a lidiar y no hacer de cada situación difícil un momento de conflicto.

Los niños hacen berrinches, demandan, ven las cosas nada más desde su punto de vista, siempre necesitan algo, se lastiman, pelean entre sí, en la adolescencia empiezan a rebelarse y a faltar el respeto pero hay muuuuuuchas cosas muy buenas también.

Lidiar con el estrés diario de nuestros hijos es como lidiar con cualquier estrés, lo que pasa es que con nuestros propios hijos todo se magnifica porque ellos son lo más importantes para nosotros. Dependen de nosotros a nivel económico, emocional, educacional, etc. y por supuesto, estamos emocionalmente muy apegados a ellos.

Tenemos que trabajar mucho en el desapego y en no tomarnos las cosas a nivel personal. En tratar de ver las acciones y palabras de otros como sólo fenómenos  que ocurren que no tienen que ver con nosotros o nuestro comportamiento. Si nos caen palitos, hojas y agua de un árbol porque la brisa sopló no nos molestamos con el viento pero si hubiera una persona detrás de esa acción nos molestaríamos muchísimo.  Debemos tratar de aprender a ver las acciones de nuestros hijos como el viento que sopló y solo encontrar una respuesta adecuada en vez de estresarnos por lo que está ocurriendo.

Cuando nuestros hijos están haciendo algo distinto a lo que quisiéramos, tratemos de liberarnos del pensamiento de ese resultado deseado que nos perturba y estresa  y luego dales un abrazo. Deja que el amor guie tus acciones. Enséñalos y edúcalos, no los controles. Sé un buen ejemplo de cómo deben comportarse precisamente con tu respuesta compasiva. Por lo general, te están viendo tus acciones más que escuchando tus palabras y es así como aprenden.

Estas habilidades por supuesto que toman mucho tiempo y dedicación pero vale la pena intentarlas por el bienestar de nosotros y ellos. Solo el hecho de tratar de ponerlo en práctica es muy positivo. Con todo esto dicho, hay algunas cosas que podemos hacer para relacionarnos nos nuestros hijos con más facilidad  y menos estrés.

Como hacernos la vida más fácil?

  1. Enséñeles a ser autosuficientes. Cada paso en su debido momento. Enséñalos a cuidarse por sí mismos y a ser independientes.
  2. Establece límites. Hay ciertas líneas que no podemos cruzar por razones de seguridad y cuanto antes dejes estas muy claras mejor será. Luego están las líneas que no es apropiado cruzar porque seríamos irrespetuosos y haríamos daño. También hay que enseñarles lo antes posible porque no debemos cruzar estas líneas y cuales son las consecuencias.  La consistencia es la clave, es la forma más eficaz de aprender.
  3. Dales responsabilidades. Los niños deben tener tareas en la casa; hacer sus camas, recoger su ropa, poner la mesa, dejar su uniforme listo la noche antes, etc.  De acuerdo a la edad irles dando responsabilidades.  (Esta a mí me cuesta ponerla en práctica porque están muy ocupadas durante el día, cosa que no debería ser como verán en la próxima sugerencia). En fin, la idea es tratar de que tú no tengas que hacer absolutamente todo.
  4. Tiempo libre, no programes demasiado. Muchos padres cometemos el error de meter a nuestros hijos en demasiadas actividades y luego estamos invadidos de prácticas, reuniones, competencias, recitales, torneos, etc. Cuando tienen demasiadas actividades no tienen tiempo de jugar, dejar volar la imaginación y simplemente estar sin hacer nada por un momento. Este sistema acelerado del día a día nos provoca estrés a ellos y a nosotros como padres.
  5. Relaje sus expectativas. (Para mí muy importante y quizá la más difícil de lograr).  Los padres tendemos a esperar que el mundo de nuestros  hijos, sea casi perfecto (por no decir perfecto) y eso por supuesto es totalmente irreal. Aceptémoslo y amémoslos  como son y por lo que son y propongámonos pasarla bien con ellos; acuérdate que Dios no los prestó por un rato.
  6. Da apoyo y no critiques constantemente. Acepta las debilidades de tus hijos y entiende que precisamente son sus debilidades  (todos las tenemos). No critiques las cosas que les cuesta hacer, acompáñalos y ayúdalos a mejorar en lo que más les cuesta pero no los critiques. Esta actitud por parte de los padres genera respeto hacia nosotros por parte de nuestros hijos. Uno de nuestros principales objetivos es que hagan las cosas por convicción y no por miedo. Al final es importante entender que la vida nos confió a estos seres por un tiempo para prepararlos a que eleven su propio vuelo. Quizá estaremos de acuerdo con este vuelo o quizá no, en todo caso hay que respetar y acompañar.

Yo digo todas estas cosas como si ya las hubiera logrado y perfeccionado. Por supuesto que no -muy lejos – pero trabajando en esa dirección.  Tengo una suerte increíble porque tengo una familia y unas hijas maravillosas y agradezco por eso todos los días de mi vida.

Ser padres puede ser estresante, pero también puede ser muy muy alegre y gratificante. Escojamos tener una familia alegre y feliz!

Comments:

Post a comment

Lo mejor del Blog

By Dates