9 Habilidades esenciales para los niños de hoy; los adultos de mañana

Tagged Under : , , , , ,

9 habilidades para niños de hoy y adultos de mañana

Es difícil saber cómo será el mundo en 20 años y por eso es difícil preparar a nuestros hijos para el mundo de mañana. No es nada fácil predecir el futuro por lo que es complicado criar, educar y preparar a nuestros hijos para lo que se va a necesitar, o lo que va a ser importante cuando ellos sean adultos y sea el momento de empezar a trabajar.


Entonces, ¿cómo preparar a nuestros niños para un mundo que es impredecible y desconocido? Creo que es imprescindible enseñarlos a adaptarse y a saber hacerle frente al cambio. Creo que hay un conjunto de habilidades esenciales para prepararlos para el futuro, que no es más que un mundo desconocido que nunca deja de cambiar.

Estas son 9 habilidades que creo son esenciales para los niños de hoy y el éxito de los adultos de mañana.

  1. Hacer preguntas. Queremos que sean capaces de aprender por sí mismo porque de esta manera no están esperando que todo lo que necesitan se les enseñe. Es importante que sean inquisitivos y se pregunten y cuestionen el mundo que les rodea y lo que les interesa. Por suerte, los niños hacen esto de forma natural,  nuestra tarea es simplemente alimentar y promover esta inquietud. La mejor forma (como siempre) es modelar esa conducta. Cuando tú y tu hijo se encuentran con algo nuevo y desconocido háganse preguntas y exploren  juntos las posibles respuestas. Jamás lo castigues o reprimas por hacer preguntas.
  2. Resolver problemas. Si un niño sabe resolver estará preparado para trabajar porque el trabajo no es más que resolver constantemente: una nueva habilidad, una nueva necesidad, un nuevo reto, una nueva tecnología, etc. Enséñalos a resolver por sí mismo, no trates de resolver constantemente por ellos, déjalo que explore diferentes posibles soluciones.
  3. Trabajar en proyectos. Después de tantos años de trabajo (tanto como por mi cuenta como para muchas empresas nacionales e internacionales) sé que el trabajo siempre implica un proyecto, a veces pequeño, a veces grande. Este blog es un proyecto, mi libro es un proyecto, la venta de mi primer libro será otro GRAN proyecto; mi trabajo en bienes raíces implica siempre un proyecto; en los medios, como periodista, siempre tenía un proyecto.  Sé que puedo llevar adelante un proyecto porque los he hecho en mi vida. Trabaja en algún proyecto con tu hijo/a, empiécenlo juntos y cada vez dale más independencia. Todavía no he hecho un gran proyecto con mis hijas pero es precisamente lo que quisiera hacer porque sé que es una tremenda enseñanza y una forma divertida de compartir y aprender. ¿Tienes alguna idea o proyecto que hayas desarrollado con tus hijos?  Mi hija mayor escribió un libro para un concurso literario pero fue un trabajo independiente, hecho únicamente por ella.
  4. Independencia. Debemos enseñar a nuestros hijos a ser independientes (esta me cuesta un poco porque como madre gallina prefiero que estén bajo mi protección; menos mal que Andrés equilibra la balanza y me ayuda a darles más independencia) Lentamente debemos animarles a hacer las cosas por su cuenta. Enséñales cómo hacerlo, modela lo que debe hacerse, ayúdalos a  hacerlo, luego ayuda menos y finalmente déjalos que cometan sus propios errores. Déjalos que tenga confianza en sí mismo; una vez que sean independientes se darán cuenta de que no es necesario un maestro, un padre, o un jefe para decirles qué hacer
  5. Una pasión Esta me cuesta un poco a mí personalmente. Sé que es importantísimo encontrar tu pasión pero por ahora solo he descubierto algunas cosas que disfruto mucho haciendo: deportes, hacer ejercicios (sobre todo al aire libre), cocinar, escribir e investigar sobre los temas que escribo: salud, alimentación y  crianza en general. Creo que es importante ayudar a nuestros hijos a que encuentren lo que realmente disfrutan haciendo – hay que tratar distintas cosas-  No desalentemos ninguno de sus intereses y no le quitemos la diversión que representa para ellos, eso es precisamente lo que lo hace gratificante.
  6. Ser felices estando a solas. No enseñarlos a encontrar la felicidad y el disfrute solo en compañía de otros o en cosas externas como comprar, jugar video juegos o ver televisión. Déjemelos desde pequeños que se aprendan a entretener y divertir por sí solos: leyendo, jugando, imaginando. Dales la oportunidad de tener un tiempo a solas.
  7. Compasión. Es quizá una de las habilidades más necesarias. La necesitamos desarrollar para trabajar bien con otras personas, para que nos importen los demás y no solo nosotros mismos, y para ser felices nosotros  haciendo felices a los demás. Como siempre, nosotros como modelos ayudamos a nuestros hijos a tener compasión. Muestra empatía preguntando a los demás cómo se sienten, qué opinan y también pregunta a tus hijos qué piensan ellos sobre situaciones o personas específicas. Demuestra cómo podemos ayudar a aliviar el sufrimiento de otros y cómo hacer más felices a otros con pequeñas amabilidades.
  8. Tolerancia. Generalmente crecemos en un mundo rodeado por personas que en su mayoría son parecidas a nosotros  (al menos en apariencia) y cuando entramos en contacto con personas que son diferentes puede ser incómodo. Debemos exponer a nuestros  hijos a gente de todo tipo, de diferentes razas, diferentes culturas y costumbres y diferentes condiciones mentales. Muéstrales que no sólo es aceptable ser diferente, pero que las diferencias se deben celebrar, y que la variedad es lo que hace la vida tan hermosa.
  9. Aprender a aceptar el cambio. Es contradictorio como el ser humano, en general,  le cuesta el cambio y al mismo tiempo la vida es un constante cambio. Creo que ser capaz de aceptar el cambio y aprender a sacarle provecho es una de las habilidades más esenciales. Saber enfrentar el cambio será siempre una ventaja competitiva. Una vez más, seamos modelo de esta conducta y aprovechemos los cambios y giros que nos da la vida para buscar nuevas oportunidades y abrir nuevas puertas. Mostrar que el cambio está bien, que nos podemos adaptar y que podemos disfrutar y adoptar estas nuevas posibilidades que no existían antes. La vida es una aventura y así debemos verla

No se trata de únicamente dar a nuestros hijos un conjunto de lecciones, factores y fórmulas  para aprender, una carrera a seguir cuando no sabemos lo que el futuro traerá. También debemos, nosotros como padres, prepararlos para adaptarse a cualquier cosa, aprender por sí mismo, resolver, y dentro de 20 años, probablemente, nos agradecerán por eso.

Suscríbete a mi blog (RSSE-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una feliz semana.

Espero tus comentarios!

Comments:

Post a comment

Lo mejor del Blog

By Dates