Vacunas para bebés

Vacunas

Vacunas

Las vacunas es un tema que se ha vuelto muy controversial en los últimos años. Cada vez hay más personas en contra de las vacunas y cada vez hay más padres que deciden no vacunar a sus hijos. Como siempre es importante estar informado y tomar la decisión que mejor consideres para tu bebé dependiendo de las circunstancias de tu hijo y del estilo de vida que lleve la familia.

Cualquier intervención médica, por minúscula que sea, tiene alguna consecuencia o reacción en nuestro cuerpo y las vacunas al igual que los antibióticos y cualquier otro medicamento no son la excepción. Para nada digo que las vacunas, los medicamentos, y los antibióticos sean malos pero hay que estar consientes de sus posibles consecuencias al decidir utilizarlos.

La mayoría de los que se oponen a las vacunas sostienen que los casos de autismo han aumentado debido a las vacunas. Sin embargo, ningún estudio hasta ahora ha podido demostrar que las vacunas causan autismo. Según estas investigaciones las vacunas por sí solas no provocan ni autismo ni alergias. Al parecer, lo que pasa es que existen bebés con predisposiciones genéticas propensas a desarrollar autismo o distintas alergias. Entonces, los bebés que no tienen la capacidad de desintoxicar con eficacia su sistema son más susceptibles a desarrollar reacciones una vez que son vacunados. 

En mi caso, después de estudiar los pros y los contras y consultarlo con especialistas,  decidimos ponerles las vacunas a nuestras hijas. A continuación te cuento algunas cosas que considero importante que sepas una vez que decides vacunar a tu hijo.

Evita a toda costa vacunar a tu bebé cuando está enfermo.

No vacunes a tu hijo cuando este enfermo

No vacunes a tu hijo cuando este enfermo

Las vacunas podrían empeorar o complicar cualquier enfermedad que tenga el bebé. Si tu bebé está enfermo y le toca algún chequeo médico regular de los que va acompañado de la puesta de vacunas, exige que no lo vacunen en eso momento. Cuando los bebés están enfermos tienen su sistema inmunológico más débil y por lo tanto tienen menos defensas para combatir todas las enfermedades que se le están inyectando a su cuerpo a través de las vacunas. 

Yo evitaba las vacunas inclusive cuando sospechaba que se podrían estar enfermando porque estaban estornudando más, tosiendo, decaídas, inapetetentes o con cualquier otro síntoma que me indicara que podrían estar desarrollando alguna enfermedad. La idea es no comprometer su sistema inmunológico.

Además cuando vacunas a un bebé que está enfermo no sabrás si las reacciones que podría estar teniendo como fiebre y erupciones  se deben a la enfermedad que está desarrollando o son reacciones a las vacunas que recibió. Es importante saber como reacciona tu bebé a las vacunas para tomar decisiones con respecto a la puesta de futuras vacunas.  

No les des analgésico antes de vacunarlo

Una y otra vez te dirán dale algún medicamento antes de que le pongas las vacunas para contrarrestarle efectos como fiebre y malestar. El problema de usar los medicamentos, como Tylenol y Motrin, antes de ponerle la vacuna a tu bebé es que por el uso de la medicina  tu bebé podría estar escondiendo alguna reacción a la vacuna. Es decir, si le das el medicamento no va a tener fiebre pero no sabrás si es por el efecto de la medicina o porque realmente no desarrolló fiebre luego de la puesta de la vacuna.

En las familias con historia de reacciones a vacunas o con muchas alergias hay que tener aún más cuidado y estudiar bien si vale la pena o no poner las vacunas o separarlas para minimizar el riesgo de reacción.

Puedes exigir que le separen la puesta de  vacunas y no se las pongas todas en una sola visita médica

Es común y “normal”, (la norma) que desde los dos meses de nacido a los bebes les pongan cuatro y cinco vacunas en una misma visita médica. Esto se repite a los cuatro meses, seis meses, después al año, a los 15 meses, 18 meses a los 2 años y después cada año. Es decir, son hasta  cuatro y cinco enfermedades que un bebé de dos meses está recibiendo en su cuerpo en un mismo momento y son cuatro enfermedades que su diminuto cuerpo y sistema inmunológico deben combatir.

Existen métodos y programas alternativos en caso de que no quieras poner a tu bebé cuatro vacunas o más en una sola visita médica. Pregúntale a tu pediatra sobre estos programas alternativos de vacunas. Cuando utilizas estos métodos lo que haces es espaciar la puesta de vacunas. Este programa busca minimizar los riesgos de reacción que pueda tener un bebé y al mismo tiempo contempla la puesta de todas las vacunas que se recomiendan.  

Mantén un record de las vacunas que le pongan a tu bebé

Cada vez que le pongan las vacunas a tu bebé pídele al doctor o enfermera que te entregue el frasco vacío de donde saco el líquido para inyectar a tu bebé. Si son los frascos más grandes que utilizan varias veces para inyectar a distintos bebés y no te lo pueden entregar anota todos los datos sobre cada vacuna que le pongan a tu hijo. Por lo menos el número de lote y el serial.

Espero que te sirva esta guía sobre las vacunas y como siempre infórmate  y edúcate lo más que puedas antes de tomar cualquier decisión. 

Ahora cuéntanos cual ha sido tu experiencia con las vacunas. Gracias!  

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.


Bookmark and Share

Comentarios:

Publica tu comentario