Dile No a los menús infantiles en los restaurantes

Tagged Under : , , , , ,

No a los menus infantiles

No a los menus infantiles

Salir a comer con tus hijos no significa que tienen que comer lo que ofrecen los menús de niños: pizza, macarrones con queso (macaroni and cheese), pollitos fritos (nuggets), perro caliente (hot dogs), papas fritas (french fries), hamburguesas  y alguna otra cosa no muy alimenticia que ofrecen todos los restaurantes, desde los más elegantes y caros hasta los más económicos, sin importar que sean restaurantes, chinos, mexicanos o italianos.

Aunque erróneamente se conocen con el nombre de “kid friendly,” estas comidas  tienen muchas calorías y aportan pocos nutrientes a nuestros hijos.  Según los especialistas, la mayoría de las comidas típicas que ofrecen los menús infantiles pueden tener hasta mil calorías, que es la cantidad que más o menos necesita en un día un niño de entre 6 y 8 años.

Variedad muy escasa y poco beneficiosa.

La variedad que ofrecen los menús infantiles en los restaurantes es realmente escasa y si los analizas es fácil concluir que los inconvenientes superan a las virtudes, sobretodo si tomamos en cuenta que cada día es más común salir a comer afuera y existen familias que lo hacen prácticamente a diario. De hecho, estudios recientes indican que la familia promedio en Estados Unidos sale a comer afuera entre 3 y 4 veces por semana.

Estos mismos estudios concluyen que los que siguen este estilo de vida, toman mucho más sodas, comen menos vegetales y frutas y consumen más grasas y calorías que las familias que por lo general comen en sus casas. Así que si acostumbras a salir frecuentemente a comer tienes que ser mucho más cuidadosa al escoger lo que comes y lo que ordenas para tus hijos.

Desde el punto de vista nutricional, el típico menú infantil aporta muy pocos beneficios por no decir ninguno. Por lo general se basan en alimentos de elevado índice glucémico, que se procesan rápido y se convierten en azúcar. Cuando los niños comen este tipo de comidas es muy común que a las  pocas horas sientan hambre nuevamente. La mayoría de los platos son fritos, por lo que la densidad energética y el aporte de grasas no sólo superan sus requerimientos, sino también la capacidad del sistema digestivo para asimilar esas cantidades.

Además, las porciones que por lo general sirven para los niños son mucho más grandes de lo que necesitan y deben comer. Cuando traigan el plato de comida separa de una vez la porción que crees que necesita tu hijo y deja de lado la otra aparte, de esta forma también se acostumbra a no ver una cantidad de comida exagerada enfrente suyo.

Salir a comer no significa que tu hijo tiene que tomar soda, acostúmbralo a ordenar agua o en todo caso un vaso de leche o algún jugo, y si es natura mucho mejor. Le puedes cambiar el sabor al agua exprimiendo un poco de limón o naranja. Las sodas tienen grandes cantidades de calorías que por supuesto no aporten ningún valor nutritivo.

Salir a comer: una perfecta oportunidad de aprendizaje

Comiendo en resturante con niños

Comiendo en resturante con niños

Si se sabe aprovechar, comer en un  restaurante puede ser una excelente ocasión  para educar a los pequeños en el arte de comer. Salir a un restaurante puedes ser una ocasión perfecta para que los niños prueben nuevos alimentos. Por supuesto, no se trata de pedirle a cada uno de tus hijos un plato de comida de algo que nunca hayan probado para que lo dejen todo y tengas que gastar mucho dinero, pero hay muchas cosas que puedes hacer para sacar provecho a las salidas a comer.

Una de las cosas que funciona es darles a probar de todo un poco de lo que están comiendo los adultos que están en la mesa. Por ejemplo, pide un plato extra y allí servirles un poquito de cada comida que están comiendo los que están compartiendo en la mesa. Por lo general, les llama la atención ver y probar lo que comen los demás entonces porque no aprovechar esta oportunidad para servirles un plato especial a ellos.

También puedes escoger del menú de adultos, que por lo general ofrece mucho más opciones y más sanas, un plato para compartir entre dos o tres niños. Escoge algo que sepas que les guste (pescado, pollo, carne, cerdo, pasta), ordénalo que te lo hagan a la plancha  y si viene con alguna salsa a pide que te la pongan de lado y no encima para que en caso de que no les gustes se pueden comer solo la carne.

Del mismo modo, puedes ordenar un plato para compartir con tu hijo. Escoge algo que creas que les guste a los dos y esto además sirve para dar ejemplo de comer algo sano y rico.

Dales la oportunidad de probar alimentos con texturas y sabores desconocidos, muchas veces les llama la atención y se deciden a comer nuevas cosas. Mientras más temprano empieces a ofrecerles diferentes alimentos estarán mucho más dispuestos a probar y experimentar. Acuérdate que los niños desarrollan una preferencia natural por las cosas que comen a menudo, empieza desde temprano con opciones nutritivas.

Comer afuera con tus hijos te brinda la oportunidad de enseñarles muchas cosas acerca de la comida, y sobre maneras sanas de hacerlo. Estas enseñanzas no son solo para el presente sino también para el futuro, para cuando tenga edad de ordenar por sí solos y salir a comer con amigos. Enséñalos por ejemplo a escoge; déjales saber que es mejor pedir las cosas a la parrilla, que fritas, que es mejor ordenar vegetales al vapor que papas fritas, que es preferible comer pan integral que pan blanco y que es mucho mejor tomar agua que cualquier otra cosa.

Estas sugerencias son mas para aquellos que salen a comer con mucha frecuencia, si solo sales de vez en cuando, y en tu casa tus hijos mantienen una dieta balanceada y nutritiva, en los restaurantes puedes ser más flexible y ordenar cualquier cosa. Sin embargo, bajo ninguna circunstancia debes limitar a tus hijos a comer cosas única y exclusivamente del menú infantil.

Además siempre recuerda que tú eres la gran modelo de tus hijos y ellos están más dispuestos a seguir tus recomendaciones si tu misma las sigues. Así que es hora de ordenar para ti lo que quieres que ellos coman.

Comments:

Post a comment

Lo mejor del Blog

By Dates