Tips para la hora de la comida

Tagged Under : , , , , ,

Familia comiendo junta

Familia comiendo junta

En muchos hogares el tema de la comida es un gran problema, no solo por lo que comen o dejan de comer los niños sino por todo lo que hacen muchas madres para que sus hijos se metan algo a la boca.

Las típicas peripecias van desde perseguirlos corriendo por toda la casa para que coman cada cucharada hasta estar horas sentada usando trucos como el avioncito que va llegando al aeropuerto o contando uno y otro cuento para que terminen de comer. Esto, sin hablar de aquellos que sientan a sus niños frente al televisor con su programa favorito para que coman sin darse cuenta de lo que están haciendo.

Vamos a enfocarnos en la forma en que comen los niños y no en lo que comen o dejan de comer (sobre este tema estaré escribiendo muy pronto). Desde su nacimiento, el bebé adquiere unos hábitos alimentarios que lo marcarán para el resto de su vida y la forma en que consume los alimentos también formará parte de sus hábitos.

En muchas ocasiones los padres, con un gran deseo de que el niño esté bien alimentado, hacen de la hora de la comida el momento de más tensión en el hogar; reflejan angustia, y ansiedad en relación a la conducta del niño frente al alimento. La hora de comer debe ser placentera y no una experiencia torturante para ti y para él/ella y el resto de la familia. Hay varias cosas que podemos hacer y evitar desde el comienzo:

Bebé empezando a comer

Bebé empezando a comer

  • Fija un horario (rutina) para las comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y evita que coma entre comidas, esto facilita el logro de una mejor alimentación y los niños rápidamente aprenden y aprecian el hecho de tener  una rutina. Esta es además una excelente forma de establecer buena comunicación con la familia.
  • Asígnales un lugar para comer (silla de bebé o donde decidas que debe comer) y debe comer siempre en el mismo lugar. También les debe asignar su puesto en la mesa.
  • Cuando está empezando a comer sólidos déjalo que coma con las manos, esto lo ayuda con su desarrollo. No te preocupes por que se manche o haga desastre ya aprenderá a usar los cubiertos y comer adecuadamente.
  • En la medida de lo posible déjalo que pruebe lo que está comiendo el resto de la familia. Por lo general, muestran mucho mas interés en lo que comen los que están a su alrededor y aprende mucho más rápido a comer una gran variedad de alimentos.
  • Asígnales sus cosas para comer: plato, cubiertos, babero, vaso y úsalos cada vez que lo sientes a comer. Aprenden a relacionar estos utensilios con la hora de comer.
  • No uses técnicas como el avioncito que llega al aeropuerto, o el tren a la estación o el pajarito que viene volando para tratar de que coma cada bocado.
  • Tampoco uses los juguetes en la mesa como método de distracción para que coman. La hora de comer es de comer y compartir con la familia, no de jugar.
  • No lo persigas corriendo por toda la casa tratándole de darle de comer
  • Siéntalo en la mesa con el resto de la familia y no aislado en la cocina. Comer tiene un componente social importante. Déjalo que participe en la mesa con el resto de la familia.
  • No lo sientes frente a la TV para comer. Es uno de los hábitos que a largo plazo crea mayor obesidad. Por lo general, de esta forma comes mucho más de lo que necesitas
  • Dale a tu bebé una cuchara para que él/ella agarre mientras come y usa tu otra cuchara para darle la comida. La idea de que él/ella tenga la cuchara es que aprenda a usarla y no se enfrasquen en una guerra acerca de quien sostiene la cuchara.
  • No los alimentes a la fuerza solo crearas mayores conflictos a la hora de comer. Si se niega a comer lo hará más tarde, o mañana. Un niño al que se le ofrece alimento no morirá de hambre.


La hora de comer debe ser placentera para todos los que participan en la mesa. Es importante recordar que los padres somos un ejemplo para nuestros hijos, así que si queremos que coman sentados en la mesa y siguiendo un horario de comidas no podemos nosotros comer frente al televisor, a cada hora que nos provoque y en cualquier parte de la casa.

Recuerda que mantener un horario para la hora de comer y un ambiente tranquilo a la hora de la comida es tan importante como ofrecerles a nuestros hijos alimentos saludables. Mantén un ambiente positivo durante la comida y una conversación que fluya e involucre a los niños por más pequeños que sean, dale a todos una oportunidad de expresar sus comentarios y opiniones.

Según estudios recientes los niños que comen sentados en la mesa con el resto de la familia por lo general comen mucho menos entre comidas y son más propensos a comer frutas y vegetales. Por encima de todos los beneficios netamente alimentarios, comer en familia es una excelente oportunidad para conectar con tus hijos. Esta es una rutina que se va haciendo más importante de mantener a medida de que van creciendo los niños.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Espero tus comentarios!

Comments:

Post a comment

Lo mejor del Blog

By Dates