Claro que produces suficiente leche

Lactancia - Recién nacido

Lactancia - Recién nacido

Una de las cosas más preocupantes para una nueva madre que amamanta a su hijo es estar segura de que tiene leche suficiente para alimentarlo. A la angustia normal de la madre se suman los típicos comentarios como: “se quedó llorando porque no tienes leche suficiente”, “deberías complementarlo con fórmula  porque la tuya lo está dejando con hambre”.

Sabías que solo entre 2 y 5 por ciento de las mujeres pueden estar físicamente incapacitadas para producir leche suficiente para alimentar a sus hijos. Según los especialistas en lactancia, la gran mayoría de los casos de supuesta baja producción de leche no es más que el uso de malas técnicas para pegarse el bebé al pecho y/o falta de buena succión por parte del bebé. También en algunos casos se debe a  la falta de paciencia de la madre de tomarse el tiempo necesario para que el bebé coma lo suficiente.

Todos estos problemas, excepto la falta de paciencia,  se pueden corregir fácilmente con la ayuda de una especialista en lactancia. Si te sientes agobiada y crees que no tienes leche suficiente es importante que busques ayuda. Con la guía y las técnicas de una especialista tu experiencia amamantando debería mejorar rápidamente y ser gratificante para ti y para tu bebé.

Muchas mujeres piensan que su producción de leche es muy baja cuando en verdad no lo es. Esto pasa a menudo cuando pierdes la sensación de tener los pechos llenos, o cuando tus pechos paran de chorrear leche. Sin embargo, estos síntomas son perfectamente comunes y normales y son sólo señales de que tu cuerpo se ha ajustado a los requerimientos alimenticios de tu bebé y está produciendo solo la leche que él/ella necesita.

Es también normal que tu bebé atraviese distintas etapas de crecimiento acelerado. En estos períodos tu bebé necesitará consumir mayor cantidad de leche por lo que tendrás la sensación de que tus pechos están más vacíos de lo normal. No quiere decir que no estés produciendo suficiente.

La producción de leche de una madre también puede disminuir temporalmente si tiene dolor en el pezón y dejas de amantar con frecuencia por el mismo dolor. Recuerda que mientras más pegues a tu bebé al pecho más leche producirás. El uso de malas técnicas para pegarte al bebé al pecho puede, de igual forma,  reducir la producción.

Si  sientes que tu bebé quiere comer más pégatelo al pecho más a menudo. Si empiezas a reforzarlo con leche de fórmula tu producción de leche comenzará a disminuir inmediatamente.

Leche suficiente

Leche suficiente

Lamentablemente hay muchos mitos con respecto a la lactancia y poca ayuda profesional por lo que muchas mamás terminan pasando a la leche de fórmula. Amamantar tiene que ser una experiencia fácil, práctica y fascinante. En caso de que no lo sientas así busca ayuda profesional desde el primer día y verás como cambiará tu vida. No tires la toalla a la primera, ten paciencia, y serás una maestra del pecho. Sólo deja de dar pecho el día que tú realmente sientas que no lo quieres hacer más y no por presión social o por que creas que no tienes suficiente leche o porque no lo estás haciendo bien.

Recuerda que son muy raros los casos de mujeres que no producen leche suficiente para alimentar a sus hijos y más comunes los problemas relacionado con las posiciones correctas para alimentar al bebé. Si igual sientes que no estás produciendo tanta leche como crees que sea necesario para alimentar a tu hijo:

  • Busca ayuda profesional. Por lo general pesan a tu bebé antes y después de comer y puedes saber cuanto comió. Aprende técnicas para pegarte al bebé que te funcione a ti y a él/ella.
  • Alimenta a tu bebé frecuentemente porque de esta manera estimulas la producción de leche.
  • No uses saca leche o tira leche por lo menos hasta las cuatro o seis semanas después del nacimiento de tu bebé
  • Cuando el bebé baje el ritmo de succión ayuda a que baje más leche poniendo tu mano en la parte superior del seno y bájala hacienda presión hacia la zona del pezón para incrementar la circulación de la leche.

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y felíz año para todos. Les deseo un año lleno de paz, felicidad y salud.

Bookmark and Share

Comentarios:

Publica tu comentario