Pequeñas cosas que nos ayudan a cambiar la vida de nuestros hijos

Tagged Under : , , ,

Abrazo

Abrazo

Como padres siempre estamos buscando como mejorar la vida de nuestros hijos. Tratamos de conseguir el mejor colegio, aunque nos cueste más de lo que podamos, y nos preocupamos hasta por la universidad a la que irán aunque solo tengan 5 años. Sin embargo, tendemos a olvidar las pequeñas cosas importantes que debemos hacer a diario, las cosas que al final son las que los forman como buenos hombres y mujeres.

Estas cosas a las que me refiero no significan enormes sacrificios, ni gastarnos una fortuna u ocupar todo nuestro tiempo. La idea es que cada día dediquemos unos pocos minutos a estas pequeñas cosas que a largo plazo tienen un impacto importante en la vida de tu hijo.

Ya se que vivimos apurados y sin tiempo para nada pero también es cierto que usamos la computadora, el teléfono celular y la televisión mucho más de lo que debemos y muchísimo más de lo que necesitamos. Apaga el televisor,  tu computadora y tu celular por un rato y dedícale ese momento a tu hijo. Siempre te lo agradecerá.

Estas son algunas de las cosas más importantes que considero puedes hacer con tu hijo, pero por supuesto hay muchas más.

Leyendo

Leyendo

  1. Leer. La mejor forma de ayudar a tu hijo a tener un mejor lenguaje y comunicación y una mejor educación en general es leerle. Lee cualquier cosa, lo importante es leer, aunque sea el mismo cuento muchas veces. Esta es una excelente forma de acercarte a tu hijo y de crear fuertes lazos. Cuando le lees a tu hijo/hija lo ayudarás a aumentar su vocabulario y mejorar su lenguaje, y le enseñas la importancia de lo que significa leer.
  2. Hablar. Hablar es una de las cosas más fáciles e importantes que podemos hacer con nuestros hijos. No se trata de hablar mientras estás haciendo mil otras cosas, se trata de dedicarles esos minutos y realmente hablar y escuchar. Siéntate en el sofá, sal a caminar o conversen a la hora de cenar todos sentados en la mesa compartiendo en familia. Pueden contar que hizo cada quien ese día, que disfrutaron haciendo y que no, a qué jugo en el colegio y con quien, cuéntale como fue tu día y si estás triste, feliz o cansado y por qué? Con el solo hecho de hablar le estás enseñando habilidades esenciales para la vida, además es un momento de compartir y de saber más sobre él/ella.
  3. Abrazar y besar. El contacto físico es importantísimo y toma muy pocos segundos. A tu hijo, como a todos los humanos, le gusta y necesita el contacto físico, un beso, un abrazo, un cariño, cualquier forma afectiva que exprese amor y cariño. 
  4. Pedir perdón y reconocer los errores. Los padres no somos infalibles y muchísimas veces nos equivocamos en nuestras decisiones. Es importante saber pedir disculpas y dejarles saber cuando pensamos que hemos tomado una decisión errada y por que? De esta forma nuestros hijos también aprenderán a pedir disculpas y a reconocer sus errores. Además, entenderán que no siempre es tan grave equivocarse y que lo mejor es reconocer los errores y aprender de ellos.
  5. Creer en ellos. Por lo general nos cuesta creer en nuestros hijos. Tratamos de chequear lo que están viendo en la televisión, lo que están hablando con otras personas, como están jugando,  como se están portando y que están comiendo. Actuamos generalmente de forma autoritaria y nos cuesta escuchar sus pensamientos y razonamientos. Pocas veces les preguntamos acerca de sus opiniones con respecto a cosas que son importantes para ellos. Aunque es prudente mantener la rienda y disciplinar, también es importante creer y confiar en ellos y sus capacidades, esto además los ayudará a crecer.
  6. Dejarlos vivir. Deja que tengan sus propias experiencias, que jueguen afuera al aire libre, que traten de agarrar lagartijas, gusanos o mariposas, que jueguen en el parque aunque creas que sea un poco más peligroso de lo que él/ella sea capaz de manejar. Déjalo que se moje en la lluvia, que monte bicicleta aunque se caiga. No trates de decidir cada paso en su vida. Los niños necesitan libertad.
  7. Jugar y reír. No hay nada más divertido que ver a tu hijo/hija reír a carcajadas. Corre tras ellos persiguiéndolos, cárgalos y baila algo cómico, inventa un show y canten juntos, hagan una competencia de correr o de saltar, móntense juntos en un árbol, duerman en una carpa en el jardín de la casa.

Qué es lo que más te gusta hacer con tu hijo y qué lo hace a él/ella felíz?

Suscríbete a mi blog (RSS | E-mail) y recibirás mis artículos tan pronto los escriba.  Gracias y que pases una felíz semana.

Comments:

Post a comment

Lo mejor del Blog

By Dates