¿Cómo lograr el parto que sueñas?

Tagged Under : , ,

Parto que sueñas

El parto que sueñas

Es importante que antes de que llegue el gran día, el día del nacimiento de tu bebé, estés preparada a nivel físico, mental y emocional , sepas lo que te espera y entiendas por las distintas etapas por las que pasarás durante la labor de parto y a la hora de dar a luz.  Es necesario que hayas escrito un plan de parto donde hayas plasmado tus sueños y preferencias y estés convencida de tu capacidad para lograrlo. De esta forma no sólo tendrás una mejor experiencia pero además tu recuperación será mucho más rápida.

 En mi caso, por ejemplo, a pesar de que tuve a mis dos hijas en un hospital y asistida por un ginecólogo, pude tenerlas de forma natural y sin el uso de ningún medicamento. Decidí que en la medida de lo posible y poniendo por encima mi vida y la de mis hijas, quería traerlas al mundo como lo hacían nuestras abuelitas y como lo siguen haciendo millones de mujeres en el mundo, en países donde quizás no abusan de las técnicas modernas de excesiva intervención médica y de medicamentos.

Cuatro factores indispensables para lograr el parto de tus sueños

 1-     Prepararte a nivel físico y mental

2-     Educarte

3-     Establecer una buena comunicación con tu doctor o comadrona

4-     Creer en tu capacidad para traer al mundo a tu bebé de la forma que tú quieres y sueñas.


 1- ¿Cómo lograr una preparación física y mental?

Yoga en el embarazo

Yoga en el embarazo

La yoga prenatal te brinda una excelente preparación física y mental. Este ejercicio, de muy bajo impacto, te provee excelentes beneficios, te ayuda a mantenerte en forma y a mejorar tu circulación. Además, a nivel mental, te enseña técnicas de relajación y respiración profunda que te ayudan a conservar la calma y a controlar el dolor durante el trabajo de parto y en el momento de dar a luz. Con la práctica regular de estas técnicas logras aprender a no tensar todo tu cuerpo al sentir dolor si no por el contrario a relajarlo para aliviar cualquier molestia.

 Traer al mundo a un bebé es un evento que requiere de mucha actividad física. Tu condición a la hora de parir tiene un gran impacto en tu experiencia. Si ya haces ejercicios deberías continuar con tu rutina eliminando algunos movimientos que no son recomendables durante el embarazo, como por ejemplo: los ejercicios abdominales y aquellos que te tienes que acostar boca abajo. Si no haces ninguna actividad física deberías empezar a caminar un poco todos los días e incluir algunos ejercicios sencillos pero específicos para una mujer embarazada. (Pronto voy a escribir un artículo sobre este tema – Está pendiente)


 2- Educarte

Preparate para el parto

Prepárate para el parto

Los cursos psicoprofiláctico o los programas de preparación llamados de parto sin dolor y sin temor te aportan tranquilidad y confianza. Esto se logra porque al educarte conoces y entiendes las posibles alternativas que tienes para lograr el parto de tu sueños, dependiendo sólo de tus  propias necesidades y circunstancias y no de las normas establecidas por conveniencia o rentabilidad por algunos médicos,  hospitales o compañías de seguro. Al tener conocimiento tienes mucho más control y poder de decisión.

La mayoría de los programas educativos de preparación para el parto consisten en informarle a la mujer acerca de cómo funciona el cuerpo durante el trabajo de parto y en el momento de dar a luz. Te enseñan a reconocer y saber manejar los síntomas normales y naturales que se te presentan durante el trabajo de de parto, los cambios físicos, sicológicos  y emocionales que ocurre cuando estás dando a luz y las diferentes etapas que atravesamos a la hora de traer a un bebé al mundo.

 Una vez que reconoces y entiendes que todos estos cambios son naturales y necesarios para que tu bebé nazca estarás más tranquila y más en control de la situación. Además, con este tipo de programas aprenderás técnicas que ayudan a controlar y aliviar el dolor, cómo tu pareja o familiares te puede ayudar durante el parto y cuando es hora de llamar a tu doctor o partera, entre otras cosas.

En estos programas educativos aprendes métodos de relajación,  rutinas de ejercicios y tipo de alimentación que te ayudan a tener un embarazo sano, un parto más fácil y una recuperación mucho más rápida. También muchos te ayudan con consejos de lactancia y cuidados básicos del recién nacido.

 Estas son las cosas más valiosas que aprendí cuando hice mi curso prenatal:

  • Aprendí que yo podía escribir mi propio plan de parto  
  • Aprendí que yo podía decidir como quería que naciera mí bebe, y que debía dejarle saber a mi doctor cuales eran mis preferencias y sueños. 
  • Aprendí que no todos los partos tenían que ser necesariamente siguiendo los procedimientos acostumbrados por los médicos obstetras y las normas regulares de los hospitales.
  • Aprendí que no tenía porque conectarme obligatoriamente a un monitor y quedarme acostada con una epidural (anestesia)  en la columna durante las contracciones y el trabajo de parto, que por el contrario podía caminar y hacer algunos ejercicios para aliviar mi dolor y acelerar el proceso de parto de una forma natural.

 Estos son algunos de los programas educativos más conocidos en Estados Unidos: Bradley, Lamaze, HypnoBirthing (parto con hipnosis). También existen otras técnicas que se utilizan para disminuir el dolor en el parto y evitar medicamentos. Algunas de estas técnicas son: nacimiento en agua y acupuntura.


3- Establece una buena comunicación con tu doctor o comadrona

 Déjale saber a tu doctor/comadrona todo lo quieres hacer o no durante el parto. Antes de que llegue el gran día has tenido que llegar a un acuerdo que te satisfaga. Habla y toma decisiones tomando en cuenta todos los posibles escenarios que se te puedan presentar durante el parto.

 4- Cree en tu capacidad

Este es precisamente el factor más importante para lograr el parto de tus sueños. Y para lograr esa confianza en ti misma solo tienes que haber hecho los tres primeros pasos descritos anteriormente: prepararte a nivel físico y mental, educarte y establecer una buena comunicación con tu doctor o comadrona.

Te deseo el parto de tus sueños y pronto estaré escribiendo sobre algunos ejercicios sencillos que te ayudan a aliviar algunos dolores y molestias típicas del embarazo.

 Feliz semana.

Comments:

Post a comment

Lo mejor del Blog

By Dates